Un día eterno

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico” (Tzav), 06:01, 06:02: “Y el Señor habló a Moisés, diciendo: Ordénales a Aarón y a sus hijos, diciendo: Esta es la ley de la ofrenda quemada: Esta es la ofrenda que se quema sobre el altar durante toda la noche hasta la mañana, y el fuego del altar arderá con ella”.

Un altar se refiere a los sentimientos y los deseos que la persona puede corregir pasándolos del odio al amor. La corrección se realiza por la noche en la oscuridad cuando la persona no vea ningún beneficio propio, dado que de lo contrario, este tipo de acciones no tendrían la finalidad de otorgar enfocándose en la conexión con los demás.

Entonces, nosotros trabajamos en la oscuridad hasta el amanecer. Esto quiere decir que no sentimos la Luz, el comienzo de un nuevo día, a menos que corrijamos nuestros deseos.

El fuego que quema todas las intenciones egoístas incorrectas tiene que arder hasta la mañana, hasta que cambiemos todos nuestros deseos hacia el altruismo y empecemos a sentir la Luz Superior llamada la mañana, de acuerdo a la ley de equivalencia de forma.

Pregunta: ¿Cuál es el significado de “sobre el altar durante toda la noche hasta la mañana, y el fuego del altar arderá con ella”?.

Respuesta: Este trabajo nunca termina. El estado más correcto es la sensación de ambos, tanto del día como de la noche, como está escrito: “Este es el día para ustedes y aquí también está la noche”.

La Torá nos dice que en el futuro no habrá noche. Cuando todas nuestras intenciones egoístas se quemen y sólo queden los deseos con intenciones altruistas de fin de otorgar, entonces empezaremos a sentir sólo el día.

(134743)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 12/6/13

Material relacionado:

Que nos dice la Torá
El altar santísimo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta