Un punto de inflexión en la percepción del mundo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos explicarles a las personas que un desequilibrio con la naturaleza causa enfermedad?

Respuesta: El racionalismo ha existido en el mundo desde los tiempos de la antigua Grecia. La opinión predominante es que un ser humano se encuentra por encima de la naturaleza y que no hay que esperar misericordia del cielo; sino que depende de nosotros el tomarlo todo en nuestras manos. Esto nos rompió, porque el filósofo materialista se desarrolló afirmando que la persona no es parte de la naturaleza. De hecho, él es el mayor egoísta.

La naturaleza incluye los niveles del inanimado, vegetativo y animado en el que se encuentra el hombre. Y el hombre piensa que él está por fuera de todo esto; este es nuestro problema.

Esta contradicción es particularmente importante ahora; yo creo que me encuentro por encima de la naturaleza y ésta me muestra que yo estoy dentro de la naturaleza, bajo su control.

La diferencia entre mi visión del mundo, mi deseo de estar por encima de la naturaleza, y lo que de hecho descubro, despierta una crisis global, que incluye todas las áreas de la actividad humana. Esto se debe a que pienso que puedo controlar la naturaleza y de repente descubro que la naturaleza es integral. Ahora estamos descubriendo gradualmente que estamos dentro de un computador, dentro de un programa que nos maneja, de tal forma que no podemos hacer nada. Todos nuestros planes se destruyen y no hay manera de que podamos tener éxito en la activación de ellos. Tratamos de hacer algo con nuestras vidas, con los niños, con la nación, pero todo es en vano. ¿Por qué? Esto se debe a que nos hemos desarrollado hasta un estado en el que nos sentimos por encima de la naturaleza, pero descubrimos que ella está por encima de nosotros y en suma que nosotros somos activados por ella, nos guste o no. Esta falta de adaptación entre nuestro estado y lo que sucede en la realidad nos lleva a todos los problemas.

Y mientras tanto, la red global de manejo está descubriéndose a medida como algo cada vez más conectado. No hay diferencia en lo que hagamos; en respuesta sentimos un golpe, una reacción severa. Nada tendrá éxito, el mundo está cayéndose a pedazos, la familia está rompiéndose, los niños van en todas las direcciones, y todo se escapa de nuestras manos. Todos estos problemas deben llevarnos a una conclusión, estamos dentro de un sistema cósmico globalmente inclusivo, dentro de un programa llamado el propósito de la creación, y nosotros somos sólo una pequeña parte de él.

La crisis nos ayuda a descubrir que somos una parte de ese programa, y aquí tenemos una libre elección que hace posible que nosotros reconozcamos el programa y lo llevemos a cabo a partir de nuestra elección. Sólo entonces podremos ser llamados “hombre”.

¡Y si no queremos llevar a cabo el programa por medio nuestro libre albedrío, entonces tendremos que hacerlo en contra de nuestra voluntad, porque no tendremos éxito en hacer nada en absoluto! Más y más problemas han surgido en el mundo precisamente para mostrarnos que la humanidad depende de la naturaleza y de su programa. Esto se debe a que la naturaleza es el Creador, el poder superior, y si estamos dentro de ella, entonces su programa se encuentra más allá de nuestros poderes. Este es el punto de la crisis en la visión mundial y en la integración dentro de ella.

Así que cuando salimos a la población en general, depende de nosotros el explicarles que para todos sus problemas en la familia, en el trabajo, en la salud, con los niños, y así sucesivamente, para todo esto sólo hay una causa y una solución, y esta es la conexión correcta entre nosotros.

(132254)
De la lección diaria de Cabalá del 3/28/14, Preguntas y respuestas con el Dr. Laitman

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta