Una cadena que lleva de Maljut a Bina

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo debemos formar nuestra oración? ¿Debemos partir de una petición para que el superior nos ayude más a los padres, al grupo, y mencionarnos a nosotros mismos sólo al final?

Respuesta: Exactamente así es cómo debemos formar nuestra oración y tenemos que aprender eso. Pero en este momento, ustedes pueden volverse hacia el Creador como quieran, siempre y cuando esto provenga del centro del grupo. Nosotros formaremos correctamente nuestra súplica colectiva de manera gradual.

Una oración no es una simple súplica. Tendrán que ubicarse en una forma cada vez más precisa, establecida mediante diversos pasos. Cada súplica es toda una cadena de adaptadores, de conexiones, que en un extremo se conectan con ustedes, luego procesa varias veces su petición y la hace adaptable al nivel superior.

Se trata de un sistema completo. Una oración no son sólo palabras, sino el orden de dos vasijas (dado que una letra es una vasija), que, por un lado, son adaptables a ustedes, y, por otro lado, al Creador. Tienen que construir esta cadena, comenzando desde ZAT de Bina, que cuida de ustedes, hasta Maljut, en la que son incorporados cuando se elevan desde el sistema de los mundos de la cáscara.

A fin de hacer eso, tienen que utilizar correctamente las 22 letras del alfabeto (hebreo) y las cinco letras finales “MNTZPCH”, para que su oración, en forma de vasijas espirituales, lo cual significa que está construida con las letras dispuestas correctamente, alcance al Creador (Dios), ZAT de Bina.

Nosotros no sabemos cómo hacerlo, pero formamos gradualmente nuestra oración por medio de nuestra experiencia. Los cabalistas que vivieron durante la época del Templo prepararon para nosotros el Sidur (libro de rezos). La época del Templo fue el tiempo en el que existieron los utensilios sagrados, en los cuales estaban conectados Maljut y Bina, y esto es llamado la casa de Santidad, el Templo. Una casa es Maljut y un Templo es Bina.

Los grandes cabalistas de la época constituyeron la gran Knesset (asamblea), lo cual significa que estaban conectados en una sola vasija y estaban en un nivel de grandeza, de gran alcance espiritual. Ellos fueron quienes escribieron el Sidur para nosotros.

Nosotros alcanzaremos estos rezos algún día, pero los cabalistas los escribieron para nosotros con antelación. Si los expresamos, ya sea que los entendemos o no, pensando en esta dirección, aun así avanzamos. Si leemos los rezos correctamente, es decir que percibimos estas súplicas de manera espiritual, podemos ver grandes cosas en ellos.

Los cabalistas expresan sus súplicas de dos maneras: una a través de las palabras, lo cual significa en una secuencia de letras, y la otra en forma de símbolos, simplemente letras con un llenado. La forma de cada letra es una HaVaYaH completa, es decir diez Sefirot, con una Reshimo (gen espiritual) especial, en un estado especial, y es por eso que ellos escribieron los rezos.

Mi trabajo es escudriñar cómo adherirme más al grupo, al Rav, a los libros, a la difusión, a todo lo que sea relevante para la Luz. No hay otros medios, pero estos son suficientes.
(133677)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/04/14, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: