Yo te reconoceré detrás de cualquier máscara

dr.laitmanCada persona tiene que llegar a una vida de otorgamiento. La fuerza entonces nos permite hacer esto llamado la Torá o la Luz. La Luz opera sobre nuestro deseo, el cual no quiere cambiar, especialmente de forma cualitativa, no cuantitativa. Después de todo, lo más importante es mejorar constantemente la calidad, penetrando cada vez más profundamente, enfocándonos nosotros mismos cada vez más en beneficio de los otros, luego, en vez de hacerlo para los otros, lo hacemos en beneficio del Creador.

Los cambios tienen que ser cualitativo, y ocurren por medio de la Luz que Reforma, que es llamada la Torá. La Luz opera sobre el deseo de que se da cuenta que no quiere otorgar. Pero yo tomo una posición especial al ascender por encima del deseo, y veo que éste cada vez me tira hacia abajo.

Yo, por otro lado, pido que la Luz Superior, la Torá, la Luz que Reforma, la fuerza superior, me ayude a no ahogarme en mi propio ego que trata de agarrarme constantemente y de tirarme en diferentes direcciones. Una vez me jala hacia un compromiso externo y otra vez hacia otro, constantemente me distrae para que me olvide del Creador.

Tengo que saber quién está enviándome estos impedimentos, quién es el enemigo que me confunde constantemente, la plaga, el adversario que se esconde en el agua de la inundación y trata de ahogarme. Pero, de pronto descubro que este adversario es el Creador. Él es el único que se oculta bajo esta máscara y juega conmigo, así que le pido y le exijo a Él Su ayuda. Él me causa daño por medio de Su parte posterior de tal forma que yo quiera ver Su rostro.

Esta es la única manera en que yo trabajo, entonces empiezo a darme cuenta que sólo existe una fuerza, el Creador, quien vuelve hacia mi tanto Su rostro como Su parte posterior, y en realidad es con Él con quien yo me comunico. Si me separo del Creador, me involucro con Su parte posterior, y si me conecto a Él, estoy en contacto con Su rostro.

No existe nada aparte de eso. El grupo, la humanidad, todo lo que sucede, es el mecanismo de mi conexión con el Creador.

Lo más importante es sentir nuestra conexión con el Creador y la forma en que Su presencia, la Luz de su rostro, nos ayuda a conectarnos con Él. Después de todo, esta es la única cosa que la que debemos trabajar. En el momento siguiente, Él endurecerá un poco más nuestro corazón con Su parte posterior y tendremos que aclarar nuevamente este estado. En definitiva, gracias a nuestra garantía mutua y a estos recordatorios, nosotros nos acordaremos que tenemos que recurrir al Creador y aferrarnos a Él, ya que sólo en Él se regocijará nuestro corazón.

Esta es la forma en que avanzamos y este camino es llamado el camino de la Luz, el camino de la Torá. Al hecho de aprender de nuestra experiencia a medida que avanzamos en este camino se le llama el estudio de la Torá. Aprendemos cómo la Luz, llamada la Torá viene a nosotros y cómo, de acuerdo a nuestra petición, ésta nos saca una vez tras otra de nuestro estado.

Así aprendemos por medio de nuestros ascensos y descensos, como se nos dice: “La Torá vendrá de Sion (que se deriva de la raíz de la palabra ‘Yetsi’ah’, ‘salir’ en hebreo)”. En realidad, es de las salidas, de los descensos, que viene la Torá, ya que gracias a ellos podemos redescubrir una Luz más fuerte y pasar a través de todos los libros de la Torá.

El método de alcance del otorgamiento, del atributo del Creador, y de la fusión con Él es el llenado de amar a los demás como a sí mismos. Es suficiente con alejarse de todos los problemas dentro de la conexión con el Creador. Después de todo, inicialmente hubo una vasija llena con una Luz.

La Luz y la vasija estaban unidas, pero este estado se rompió. Si juntamos nuevamente todas las partes de la vasija rota con la ayuda de la Luz, alcanzaremos una vez más la Luz que nos llena y que nos mantiene juntos. Entonces nos convertiremos en una vasija nueva en la que residirá la Luz, el Creador. Así que nuestra corrección se trata de amar a los otros como a nosotros mismos, y gracias a esto, alcanzamos el final de la corrección (Gmar Tikkun).
(134921)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/13/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: