Tic-Tac, día y noche

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué tengo que ser golpeado y despedazado para llegar a la conexión si la ruptura ya sucedió una vez?

Respuesta: Cuando la persona no está satisfecha y cae, esas son pequeñas rupturas internas. Cada día se siente decepcionada y se eleva una vez más. Está escrito: “Un justo caerá y se elevará mil veces”. Esas son aclaraciones internas absolutamente necesarias.

Entonces este trabajo no es adecuado para el público porque es imposible hablarle a cualquiera de esto y ofrecerlo a aquellos ante quienes no ilumina la meta espiritual. También deja de iluminar para nosotros algunas veces. Hoy las personas se ven algo cansadas y ausentes y no ardiente como lo estaban ayer. Mañana sentirán una vez más la inspiración. Así es como avanzamos.

Sus problemas actuales no son llamados una ruptura. La ruptura de las vasijas ya sucedió en el pasado y sus astillas cayeron. Arriba estaban totalmente conectadas, pero después cayeron más bajo y se rompieron cada vez más hasta que estuvieron completamente rotas y mezcladas.

 Tic-Toc-Day-And-Night (1)

Cuando ascendemos de abajo hacia arriba, tenemos que pasar a través de todos los estados en la dirección opuesta, 5, 4, 3, 2, 1, y cada vez dar un salto de un nivel al próximo, desde un nivel de energía a otro, como electrones dentro de un átomo. Es como un péndulo en un reloj que se mueve constantemente de un lado al otro, tic-tac, tic-tac, adelante y atrás, derecha e izquierda, día y noche. Tenemos que pasar por esos ciclos en los que cortamos la acción que llevamos a cabo y comenzamos una nueva acción como si fuera desde el comienzo pero en un nivel más elevado.

No conocemos esos niveles superiores, dado que estamos en el exilio. Esto es lo que el Faraón engulle, como está escrito: “Él engulló un ejército y lo vomitó”, lo cual significa que no nos muestra que avanzamos. Adquirimos sensaciones y razón más sensibles, más oportunidades, y avanzamos en Lo Lishmá (no en su beneficio), pero no se nos muestra nuestro ascenso de un nivel a otro.

Muchas veces tenemos que dar un salto de un nivel al próximo mientras ascendemos esta escalera, y hacer pedazos cada vez nuestro ayer y comenzar el día de nuevo cuando cruzamos el Majsom (barrera) y comenzamos a ascender los verdaderos niveles espirituales. En los mundos superiores será lo mismo e incluso peor.

Pregunta: ¿Entonces por qué soñamos tanto con cruzar el Majsom si existen los mismos niveles ahí hasta el final de la corrección

Respuesta: Soñamos con ascender al mundo superior porque ahí podemos estar en las vasijas de otorgamiento y en realidad otorgarnos el uno al otro y mediante eso otorgarle al Creador. Por medio de nuestro otorgamiento entre unos y otros, establecemos la base para las revelaciones del Creador. Nosotros no le otorgamos directamente al Creador, sino que llegamos al amor del Creador a partir del amor de los seres creados.

Creamos una plataforma entre nosotros, un lugar donde el Creador será revelado de acuerdo a la equivalencia de forma. La Luz Superior residirá en el deseo que está lleno de la cooperación mutua y de la preocupación de todas sus partes, unas por otras.

Pregunta: ¿Será más fácil para mí superar todas las crisis más allá del Majsom?

Respuesta: Más allá del Majsom realmente seré capaz de otorgarle al Creador. Ni siquiera calculo qué es más fácil y qué es más difícil, sólo calculo si puedo otorgarle al Creador. Cruzar el Majsom significa alcanzar el atributo de otorgamiento y en realidad deleitar al Creador ¡No necesito nada más que eso! No tomo en cuenta mis dificultades, sino sólo la oportunidad de otorgarle a Él. Nuestra meta es deleitar al Creador, si tengo una oportunidad así, significa más allá del Majsom, y entonces quiero estar ahí.
(132890)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/16/14, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta