Adhesión al maestro con todo mi ego

Dr. Michael LaitmanAhora todos somos iguales, no hay personas excepcionales en el grupo y de esta forma éste puede permanecer en contraste con todas las generaciones anteriores ya que, finalmente, tenemos que alcanzar una cierta Asamblea de cabalistas (“Sanedrín”, una guía espiritual).

Aunque no hubo diferencias entre el Sanedrín, podemos imaginar qué no se ha cumplido aún, pero no podemos saber nada de antemano.

Tenemos que actuar donde estamos ahora, averiguar cuál es nuestro rol y cumplirlo. No debemos preocuparnos por lo que pueda suceder en el futuro. No debemos preguntarnos por el futuro, porque eso sería para nuestro propio beneficio dado que está involucrado nuestro deseo de recibir.

Pero con respecto al maestro, deben anularse a sí mismos cuando se trate de asuntos espirituales, como si ustedes no existieran. De lo contrario, no serán capaces de avanzar. Nuestro avance ocurre sólo al anularnos a nosotros mismos ante el superior, así que no hay otra opción.

Se nos dice: “Un golpe de los ancianos facilita la construcción, mientras que la construcción de los jóvenes lleva a la destrucción”. Aunque ustedes piensen que el maestro está equivocado, esto no hace ninguna diferencia. Dejen que él se equivoque, y más adelante verán cómo el Creador le da la vuelta a esto para que este error se convierta en un beneficio.

Hay estados en los que ustedes deben aceptar todo lo que el maestro dice sin ninguna duda, anularse a sí mismos y seguir su consejo, sin aclarar por qué es así, y sin querer que se los comprueben. Este es un nivel de fe pequeño.

En un nivel de fe más elevado ustedes querrán escuchar las explicaciones del por qué el maestro les aconseja que hagan ciertas cosas; lo criticarán y verán cuánto se oponen a una decisión porque piensan diferente, pero aun así lo hará de todas maneras. Deben cumplir con esto como si no tuvieran quejas; ustedes concuerdan con él, y están totalmente adheridos a él. Luego estarán adheridos al maestro con todo su ego, sobre todo si antes estaban en contra de él.

Pero esto sólo es cierto para muy grande. Ustedes siempre deben escuchar su ego hasta que pueda adherirse completamente al maestro. Puede ser sólo una mínima participación al escuchar qué tiene que hacer y hacerlo. Tal vez puedan invocar su propia crítica, ver en qué medida son ustedes contrarios a esto, y aun así adherirse a su opinión cada vez más. De esta forma ustedes crecen en dentro del maestro como un embrión.

Cuanto más anulen su ego mediante el cumplimiento de todo lo que el maestro quiere mientras ustedes estén en total desacuerdo, más se voltean de cabezas como un embrión antes de salir del vientre de su madre. Así es como nacen.

Después de su nacimiento hay un trabajo aún mayor con dudas y problemas más serios. Estos son típicos del estado de pequeñez, del período de la infancia, de la ira de la infancia, de los diferentes Dinim, y siempre están dirigidos hacia el superior. Todo nuestro trabajo está en anularnos a nosotros mismos ante el superior.
(138146)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 6/23/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta