Deseos impuros

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico” (Sheminí), 11:4, 11:6, 11:8: Pero no comerán de aquellos que rumian o que tienen pezuña hendida: el camello, que rumia pero no tiene pezuña (completamente) hendida, lo tendrán por inmundo. Asimismo la liebre, que rumia, pero no tiene pezuña (completamente) hendida, la tendréis por inmunda. También el cerdo, que tiene pezuña completamente dividida, pero no regurgitan su alimento, lo tendrán por inmundo. De la carne de ellos no comerán, ni tocarán su cuerpo muerto; son inmundos para ustedes.

Esta es una descripción detallada de los deseos que no pueden ser corregidos hasta el final de la corrección.

Por un lado, simbolizan los deseos que pueden utilizare con el fin de otorgar. Pero, por otro lado, es imposible corregirlos, ya que requieren de una Luz muy fuerte que no podemos adquirir todavía.

Nosotros seremos capaces de hacerlo después de la corrección de todos los otros deseos: del deseo inanimado, vegetativo y del animado en nosotros. Entonces, en el estado corregido, seremos capaces de utilizar los deseos llamados camello, cerdo, etc.
(138107)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 1/22/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: