Esperemos que los jóvenes regresen ilesos

thumbs_laitman_259_02 (1)Pregunta: En estos días todo Israel está preocupado por el destino de los tres jóvenes secuestrados. Ciertamente, las fuerzas de seguridad están haciendo grandes esfuerzos para traerlos a casa. Muchos están orando para que sean salvados.

Se han organizado debates sobre cómo podría advertírseles y qué precauciones deberían tomarse para evitar problemas como éste. Pero, ¿es posible cambiar algo a través de un individuo en particular o tiene uno que involucrarse en la corrección de la situación general de la sociedad que llevó a tales resultados, es decir, influir en el colectivo?

Respuesta: Mejorar alguna situación es posible sólo al convertirnos en una sociedad verdaderamente colectiva. Esto significa llevar la conexión y la unidad. Es necesario transformar al pueblo de Israel en la tierra de Israel, en un cuerpo colectivo, mediante la organización de talleres en todas partes, círculos de discusión, debates conjuntos, y acercándonos unos a otros.

Las personas empezarán a descubrir qué forma deben tener nuestras vidas. Por lo tanto, empezarán a llegar a una conexión que atraerá la Luz que Reforma que los elevará a otro nivel de existencia. La Luz comenzará a entrar en ellos, a cambiar y a crear una nueva sociedad de un todo conectado, en vez de la antigua sociedad dividida en pedazos y distante entre sí.

A través de esta conexión, ellos se acercarán más a la naturaleza de la Luz, que es una, integral, global y singular. Y cuando todo este mundo roto con el egoísmo que nos separa se eleve un poco por encima de la separación egoísta y se conecte más, entonces la Luz que actúa e influye sanará todas las heridas que hay en nuestras relaciones. En este caso, sin duda, ameritaremos buenos resultados, incluyendo el regreso de los jóvenes secuestrados sanos y salvos.

Pregunta: ¿Podemos cambiar la realidad con este método: una imagen tras otra?

Respuesta: Sin duda alguna, podemos cambiar la realidad a partir de este momento, en cualquier dirección, donde queramos. Esto está en nuestro poder. Y no se trata sólo de una oportunidad para el pueblo de Israel.

Si nos conectamos con más fuerza, entonces la Luz se acercará a nosotros de acuerdo a la ley de equivalencia de forma, entrará en los deseos rotos, y empezará a corregirlos. Como resultado, todos se sentirán más cercanos entre sí, y a partir de esto, el mundo será cambiado. Nuestras relaciones y las conexiones entre nosotros serán cambiadas.

Gracias a la influencia de la Luz, nos vemos conectado de manera diferente en la medida en que queramos otorgarle al otro, acercarnos, llevarle la bondad. Esto indica que estamos en el mundo espiritual. El mundo espiritual es otorgamiento.

Recomendamos que se realicen talleres y círculos de discusión en todas partes. Y si a través de ejercicios compartidos como estos comenzamos realmente a relacionarnos mejor con los demás, incluso en la más mínima forma, sin causarles daño, o al menos sin hacerles lo que no nos gusta que nos hagan a nosotros, entonces el mal ya no permanecerá en el mundo.

De esta manera nos anulamos y exterminamos todo el mal en el mundo. ¿Se imaginan en qué clase de mundo viviríamos si atrajéramos de esta manera la Luz que corregirá el mundo? ¡Nadie querría hacerle daño a nadie! Esto sería simplemente el Jardín del Edén (el cielo).

Esto nos ofrece un milagro para practicar la sabiduría de la conexión, la sabiduría de la Cabalá, aquí y ahora. Hemos llegado a tal período en la historia en que esto se ha convertido en nuestra principal prioridad. Por eso sentimos crisis que crecerán cada vez más, mientras nosotros no realicemos este método.

(137609 – Del Kab.TV “El encuentro de los mundos” del 6.15.14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: