La adhesión anula todas las contradicciones

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos conectar los dos discernimientos de “Si no lo hago yo por mi mismo, entonces quién lo hará por mí” y “No existe nadie más aparte de Él”?

Respuesta: Nuestra misión es alcanzar un estado en el que no exista tiempo, lugar o movimiento. Esto significa que no hay diferencia entre los ascensos y los descensos. Incluso si uno descubre el mal más grande y hay una espada aguda colocada sobre su cuello, no hay que desesperarse de la misericordia. Todos estos estados no desaparecen, sino que simplemente nos elevamos por encima de ellos.

El deseo de recibir tiene que morir totalmente, de tal forma que sea cortado poco a poco, pero nosotros lo recibimos como el placer más grande, ya que esto no se convierte en una necesidad simple que podamos evitar, sino en la preparación de la vasija que se vuelve Luz real y en el llenado del acto de otorgamiento.

En realidad, en el peor de los estados es que podemos ver la altura de la fe y del otorgamiento, y por lo tanto amarlos. Todo depende de cuán importante consideremos al Creador y nuestro otorgamiento a Él. De este modo aumentamos nuestra vasija, según la medida en que logremos convertirnos en un medio para deleitarlo a Él.

El Creador abre todos los discernimientos en nuestros corazones y mentes no corregidos y por el cuales no estamos adheridos a Él en todos los estados, desde los más fáciles hasta los más difíciles.

De esta forma conectamos estos discernimientos: “Si no lo hago yo por mí mismo, entonces quién lo hará por mí” y “No existe nadie más aparte de Él”. La adhesión anula la brecha entre estos dos discernimientos.
(136570)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 6/3/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta