Los científicos impulsan el abandono del Producto Interno Bruto

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de ABC Net): “En un ensayo en Nature esta semana, el Dr. Robert Constanza, a la cabeza de políticas públicas de la ANU, y sus colegas argumentan que el PIB (Producto Interno Bruto) debe ser remplazado con una métrica más sofisticada que represente un conteo más amplio del bienestar económico de una nación”.

“Lo que piensen que hace que la vida valga la pena, como apuntó Robert F Kennedy en 1968, es casi seguro que no lo mide el Producto Interno Bruto, o PIB”.

“El PIB simplemente mide la actividad económica primaria de una nación en términos de producción y consumo. No intenta indagar factores como el agotamiento de los recursos naturales o la degradación del medio ambiente. No se preocupa por la desigualdad de ingresos y todos los males que vienen con ello. No pretende diferenciar entre la actividad económica benéfica (nueva infraestructura, inversión en educación, prevención de enfermedades, etc.) y la actividad negativa (el costo del crimen, la contaminación, etc.). E ignora por completo bandas enteras de actividad fructífera, como el trabajo doméstico o el trabajo voluntario en la comunidad”.

“Un signo de cuán pobre es el PIB como medida del bienestar, es que tiende a elevarse después de un desastre natural. La intensa actividad de reconstrucción y enmiendas que registra el PIB, mientras que son ignoradas la destrucción, la pérdida de vidas, el sufrimiento y las interrupciones para las familias y las comunidades al presentarse una inundación, un ciclón o un incendio”.

“Uno de los favoritos para reemplazar al PIB es el IGP (Indicador Genuino de Progreso). Fue propuesto en 1989 y ha sido desarrollado desde entonces para medir adecuadamente no sólo la actividad económica, sino también cómo impacta la actividad en el bienestar de los individuos que viven en esa economía, y cuán sustentable es esa actividad”.

“Este usa efectivamente el PIB como su base, pero después hace escrutinio de la actividad económica en más detalle, haciendo restas por la actividad negativa y añadiendo en la actividad benéfica ignorada por el PIB. …”

“También hace del entorno un factor, en términos del costo de contaminación, de la pérdida de pantanos y tierra laborable, del agotamiento de recursos naturales y de la emisión de dióxido de carbono. También toma en cuenta el costo del crimen, no sólo en términos de impactos directos, sino también del costo del sistema de policía, prisiones e incluso de la cantidad de dinero que se gasta en cerraduras y alarmas”.

“El IGP no es la única alternativa al PIB, pero es una de las más respetadas por los economistas y expertos en políticas públicas en todo el mundo. La pregunta ahora es: ¿qué nos detiene para adoptarlo? “

“Va a necesitarse algo de terapia para hacer la transición a una economía sustentable que no esté basada en el crecimiento o el PIB, sino en el mejoramiento del bienestar’, afirmó Constanza”.

“Mientras que la desbocada persecución del crecimiento del PIB no ha hecho mucho por incrementar nuestro bienestar en las últimas décadas, ha sido un triunfo para los grandes negocios y el sector financiero, es decir para aquellos que se benefician de forma desproporcionada de la actividad económica primaria. No es sorpresa, como resultado de esta bonanza, esos sectores, y los políticos que los sirven, tienden a resistirse a cualquier movimiento hacia una métrica más amplia para el bienestar económico”.

Mi comentario: No importa qué se mida o cómo sea de importante el principio, el propósito del desarrollo, ¿el para qué? Es necesario moderar los apetitos, tomar de la naturaleza sólo lo necesario, y usar nuestro tiempo libre para reeducar a la humanidad. De otra manera, nos dirigimos hacia una ominosa confrontación con la naturaleza, lo cual se verá reflejado en todos los aspectos de nuestra vida.

Usualmente las personas entienden la naturaleza del mundo a nuestro alrededor en los niveles del inanimado, vegetativo, y animado, y nosotros nos excluimos de esta definición. Este es nuestro error; después de todo, también estamos bajo el control de la naturaleza y bajo sus leyes. Usamos esas leyes de forma errónea, nos dañamos a nosotros mismos, y usamos en contra de nosotros mismos la inteligencia que se nos dio. La Cabalá advierte acerca de la inminente respuesta por nuestro desinterés hacia la naturaleza.
(138155)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta