Preparando un vasija espiritual

Dr. Michael LaitmanM. Weisman, “El Midrásh dice” (capítulo Sheminí), “El octavo”: Antes de entrar en el Mishkán (“Tabernáculo”, en la presencia del Creador), Nadav y Avihú bebían vino con todos, con el fin de conmemorar ese alegre día.

El vino simboliza la línea izquierda, la revelación de Guevurot. Esto significa que Nadav y Avihú siguieron la línea izquierda en egoísmo absoluto, ignorando claramente la preparación de la vasija espiritual correcta.

La pregunta es cómo no podían cumplir con la revelación adecuada del Creador.

Cuando la persona está a punto de realizar el trabajo espiritual de acercarse a un estado más sublime, ella tiene que prepararse constantemente para esto. Debe tener el atributo de otorgamiento, el atributo de recepción, la intención correcta, la conexión con todos estos atributos, al menos con la gente. Al mismo tiempo, ella debe conectarse con el nivel superior, mientras esté en su parte inferior.

En el caso de Nadav y Avihú, sin embargo, ellos cometen un error tras otro, como si estuvieran corriendo sin pensar.

Pero esto lo hacen a propósito de lo Alto. Cuando la persona recibe el egoísmo adicional, superior a su capacidad, ella pierde por completo su sabiduría. Cae y realiza todo bajo la influencia de su creciente ego que le cubre sus ojos, diciendo: “¡yo quiero!”
(136923)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 1/15/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: