Trabajo estéril

Dr. Michael LaitmanM. Weisman, “El Midrásh dice” capítulo “Sheminí”: En el momento en que Nadav y Avihú decidieron que debían traer su propio fuego al altar, dice: ‘Y Nadav y Avihú, los hijos de Aarón, tomaron cada uno su brasero, y pusieron en ellos fuego, y echaron en ellos incienso, y ofrecieron fuego extraño delante del Señor”.

Los sabios dicen que ellos eran culpables de varias transgresiones de la ley. Como ya se dijo, no consultaron primero con Moisés y Aarón, y ni siquiera con los demás, y cada uno actuó de forma independiente.

Las líneas derecha e izquierda (Nadav y Avihú) deben inclinarse para tratar de conectarse con la línea media, pero no lo hicieron.

Nadav y Avihú fueron atraídos por su fuerte pasión por sentir realmente la presencia del Todopoderoso, y entraron en el lugar Santísimo con el fin de llevar hasta allí el incienso, etc. Esto significa que ellos querían revelar al Creador sin Masaj (pantalla) ni Luz Retornante.

Sólo el gran sacerdote puede entrar en el lugar Santísimo, ya que tiene un Masaj. Por lo tanto se le llama el gran sacerdote, el cual significa que el santo sacerdote trabaja en los demás por encima del auto otorgamiento.

Nadav y Avihú no tenían el atributo de otorgamiento (la Luz Retornante) y cada uno trabajó por su cuenta: la línea derecha por separado de la línea izquierda. Sin embargo, la Luz Retornante sólo aparece en la línea media en la conexión correcta entre las dos líneas.

Pregunta: ¿Eso significa que no tenían un Masaj en los placeres que querían recibir?

Respuesta: ¡La revelación del Creador es un inmenso placer! Esta es en realidad la meta de la creación. Así que el objetivo de la sabiduría de la Cabalá es revelar al Creador para todos, llenarlos a todos con gran placer.

Además, el “fuego extraño” que Nadav y Avihú trajeron indirectamente, indica otros pecados.

Ellos atrajeron la Luz de Jojma que no podía estar investida en la Luz de Jassadim (Luz de Misericordia). Sin esta preparación, la Luz de Jojma no calienta, ni salva, sino que quema. Nadav y Avihú carecían de la Luz de Jassadim para recibir una Luz tan grande. Ni siquiera trataron de recibirla, ya que trabajaron por separado.

(136906 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 15 de Enero del 2014)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: