Un gran taller a lo largo de Israel

thumbs_laitman_944Pregunta: Un millar de personas están orando juntas por el regreso de los jóvenes secuestrados. ¿No es esto suficiente para salvarlos?

Respuesta: No, esto no es suficiente; esta oración no ha sido organizada correctamente. Yo les sugeriría que organicen mesas redondas, un taller común a nivel nacional. Vamos, prepárense y reúnanse alguna tarde en un taller a lo largo de todo el país. Las personas que estén listas para esto, participarán en este evento, a excepción de los niños, los adultos mayores frágiles, y las madres lactantes que no pueden abandonar a sus bebés; digamos que el 80% de todo el pueblo.

Si nuestro objetivo es conectarnos con el fin de descubrir el poder del otorgamiento mutuo a través del cual queremos darle contento al Creador, con esto despertamos la Luz que Reforma.

Y la Luz ya llevará a cabo el trabajo. Sólo esto ayudará, porque influirá en la Luz que Reforma. Esto se debe a que nosotros preparamos un lugar, una deficiencia en la que puede otorgar la Luz. Todo nuestro trabajo es preparar el lugar, y para ello necesitamos muchas personas que estén dispuestas y organizadas en círculos, que conozcan las normas generales y las leyes de conducta del taller, y que hablen de cuánto necesitamos la conexión.

Hay una fórmula, sólo es necesario activarla y hacer que funcione. ¿Entienden esta fórmula? Así que por favor, háganla realidad.

Pregunta: ¿Las personas que se reúnan en torno a las mesas redondas tienen que tener alcance espiritual?

Respuesta: No, tienen que ser las personas más comunes y sencillas. De hecho Baal HaSulam escribe que un agricultor que ara un campo para alimentar a los demás, está haciendo un trabajo más importante que el del Sumo Sacerdote en el Templo. Después de todo, este trabajo es más cercano a los demás, más comprensible y evidente, y le pertenece al inferior, a los deseos mundanos, de tal forma que sin duda funcionará.

Cuanto menores sean los deseos con los que trabajamos, es decir, cuanto más cercanos y comprensible sean para la persona, mayor es la Luz que despertamos, de acuerdo a la regla general del orden inverso entre las Luces y los Kelim.

Sólo si el Sumo Sacerdote abarca todos los deseos de la gente, incluyéndolos dentro de sí mismo y elevándolos, de la misma forma que lo hizo Moisés, el líder del pueblo, el cual hizo un Zivug de Haka’a (interacción por medio de un golpe) con la Luz, lo cual se considera una acción elevada. Pero si él no toma los deseos de las personas, sino que entra en el Kodesh HaKodashim (santuario) con los deseos egoístas de él, entonces muere al ser golpeado por la Luz, por una Pulsa de Nura (látigo de fuego).

Así que vamos, organicemos conjuntamente un taller grande en todo el país. No garantizo el resultado final, sino que simplemente utilizo la fórmula, una condición, la cual podemos llevar a cabo con el fin de despertar la Luz que Reforma.

Nadie sabe cuál será el resultado, pero seguro que traerá cambios positivos gracias a la Luz que hemos atraído por medio de nuestras acciones. La Luz hará que avancemos hacia el bien, hacia la corrección. Cómo se revelará esto en el mundo, no puedo decirlo, pero sin sombra de duda, la situación será mejor debido a la Luz que Reforma.

Esto es llamado la oración de muchos. No tenemos otros medios.

(137787 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/18/14, “Garantía mutua”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta