entradas en '' categoría

Un sistema de recepción y un sistema de intención

Dr. Michael LaitmanLas personas que tienen una chispa, una partícula de la naturaleza superior, no se corrigen a sí mismas como el resto de los siete mil millones de personas, porque a través de esta chispa, nosotros podemos conectarnos con la fuente de la Luz, con la fuente de otorgamiento, con el poder del otorgamiento.

Esto significa que incluido dentro de nosotros tenemos dos sistemas: un sistema de recepción y un sistema de intención, es decir otorgamiento. En nosotros, hay un deseo dirigido hacia nosotros mismos. Además de esto, tenemos un punto dentro del deseo, una chispa que puede desarrollarse en un sistema separado.

Si desarrollamos esta chispa en el sistema de otorgamiento, en otras palabras, si adquirimos una intención de actuar en aras de los demás, entonces nuestros actos serán poco importantes. Ellos siempre estarán bajo el control de la intención en aras del otorgamiento.

De ello se deduce que esta intención por el bien del otorgamiento determinará todos mis actos y conducta. No importa si recibo de los demás o si les doy a los demás físicamente en este mundo. Mi intención siempre estará determinada de tal forma que todos mis actos estén destinados para el bien de los demás, y esto siempre es más importante que mi propio bien.

Una parte del alma colectiva que funciona de acuerdo a este programa pertenece a la cabeza del Partzuf espiritual. A través de la Luz, podemos crear pensamientos, acciones, intenciones y planes que sean verdaderamente para el bien de los demás, y yo los utilizaré más allá del beneficio personal. Toda la emoción y el pensamiento, la fuerza y ​​la comprensión, yo las pongo al servicio para el bien de los demás. Yo me adhiero a los demás y hago todo por el bien de ellos.

Estos cambios sólo son posibles a través de la Luz que Reforma. Para todos los siete mil millones de la humanidad, la Luz sólo revela cuán conectados están entre sí, y luego dejan de hacerle el mal a los demás y se convierten en un solo cuerpo, que sigue siendo egoísta. Todos ellos actúan por su propio bien como una sola familia.

Debemos hacer otra conexión entre nosotros, en la que nuestra intención sea totalmente para el beneficio de los demás, como está escrito: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. No es que yo simplemente no dañe a los demás, sabiendo que, a través de esto, yo mismo me causo daño. Yo no miro en absoluto si esto vuelve a mí de alguna manera. Más bien, pienso y actúo sólo para el beneficio de la otra persona, sin comprobar cómo me afectará esto ya sea para bien o para mal. Esto se llama trabajo por encima de mi ego. Esto es trabajar con fe, es decir, otorgamiento.

(139598)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/13/14, Shamati # 60

Éxito asegurado

Dr. Michael LaitmanPregunta: Durante una operación militar, siempre se determina la tarea diaria. ¿Cuál es nuestro plan para hoy? ¿Qué queremos lograr?

Respuesta: La tarea de hoy es dar a conocer en todo Israel el conocimiento sobre la verdadera causa de nuestra condición humana. Todos deben tener una única dirección: la conexión, ser como una persona con un corazón.

Es posible alcanzar esto a través de la Luz que Reforma, por lo tanto la diseminación de este conocimiento debe venir de nosotros, para que, a través de nosotros, todos se conecten con el Creador.

No se trata de un ataque corto. Más bien, es una misión constante, una operación continua, abierta para todos, sin ningún tipo de ocultamiento o secreto, sin evasión y adornos. Lo principal es que la explicación sea lo más clara y comprensible posible para el pueblo, para tocar sus corazones. Debe quedar claro que esta única solución verdadera viene de la sabiduría de la Cabalá.

Pregunta: ¿Cómo se sentirá el pueblo de Israel después de querer ser como una persona con un corazón?

Respuesta: Las personas sentirán un estado totalmente diferente y, finalmente, entenderán lo que son, la función para la cual han sido destinadas, y qué deben hacer con respecto a todas las naciones del mundo. Será claro para ellas que Israel es el conducto, el adaptador, entre el mundo entero y el Creador. Y cuál debe ser la relación entre el pueblo de Israel, a fin de ser este tipo de enlace de transición en lo que respecta a los demás, y cómo actuar en adelante con ellas después de que estemos conectados en el interior.

Todos deben saber que nuestro éxito es posible sólo como una sola unidad. Sólo esto nos asegura el éxito en esta misión, en esta guerra. Si nos conectamos y nos unimos, entonces ganamos, y sólo de esta manera podemos salvarnos de amenazas y golpes.

No hay ninguna otra solución, y, en el momento en que comencemos realmente a trabajar en ella correctamente, inmediatamente veremos hasta qué punto el mundo entero, incluyendo a nuestros enemigos más cercanos, cambiará. Vengan, intentémoslo y veremos. ¡No tenemos nada que perder! La Torá nos promete que, o bien seremos como una persona con un corazón o este será el lugar de nuestro entierro, como lo fue en el Monte Sinaí.

Estas condiciones han existido hasta ahora, porque de hecho son eternas y nos han acompañado a lo largo de toda nuestra historia. Sin embargo, ahora ha llegado verdaderamente el tiempo para la acción, una amplia operación a través de toda la nación.

(139735)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/17/14, Shamati # 68

Siete mil millones de hormigas conectadas entre sí

Dr. Michael LaitmanPodemos extraer una fuerza de la naturaleza que nos cambiará de tal forma que no dañemos a los demás. Reconoceremos el hecho de que dependemos unos de otros y con ello nos corregiremos. Así es como podemos llegar a las personas y explicarles y sugerirles una manera de establecer nuevas y mejores relaciones.

Nosotros tenemos el poder por medio del cual podemos corregir las malas relaciones entre las personas y de esta manera, hacer de nuestro mundo un mejor lugar. Si logramos hacer eso, nuestra vida será buena y hermosa.

Este cambio será realizado por la fuerza de la corrección que nosotros le llevamos a la gente, pero para atraer esta fuerza, tenemos que tener una intención totalmente diferente, una intención a fin de otorgarles a los demás.

El deseo de vivir una buena vida en conexión entre ellos será suficiente para la masa de siete mil millones de personas. Para hacer eso, tenemos que organizar para ellos talleres, mesas redondas y reuniones en algunos hogares. Ellos escuchan cuán conectados estamos unos con otros y cuán dependientes somos unos de otros, y con el tiempo entenderán que vale la pena cambiar nuestra naturaleza. De lo contrario seremos como el escorpión que picó a la rana que lo llevó sobre su espalda a través del río, de tal forma que ambos murieron. Nosotros no seremos capaces de hacer algo bueno con nuestra naturaleza egoísta; tenemos que cambiarla.

No es suficiente con ver películas sobre cuán conectados estamos unos con otros. Tenemos que cambiar nuestra naturaleza de manera práctica. Hay una gran diferencia entre una película y el llenado real. Sabemos que podemos usar palabras bonitas durante la reunión de amigos y luego salir a la calle y comportarnos como egoístas ordinarios. No tenemos otra opción, esa es nuestra naturaleza.

Pero el tener buenas intenciones es suficiente para los siete mil millones de personas. Nosotros los alcanzaremos a ellos con la Luz que Reforma al realizar talleres, y luego, a través de nosotros, ellos recibirán el poder de lo Alto que los cambiará y corregirá las relaciones entre ellos.

Pero nuestro deseo de recibir es mucho mayor y tenemos que cambiar realmente nuestra intención de tal forma que sea con el fin de otorgar. La diferencia es que tenemos que dejar de ser egoísta, y todos los siete mil millones sólo reciben el poder de no picarse entre sí porque todos comienzan a entender que si pican al otro, ambos se ahogan en el río tormentoso, como el tonto que se sienta en un barco y hace un agujero en el barco debajo de sí mismo.

La persona misma puede protegerse a fin de no perjudicar a los demás por medio de la fuerza de la Luz que ella recibe. Ella sabe que no debe perforar un agujero en el barco porque entonces ambos se ahogarán en el océano de su ego.

Como resultado de la educación integral, la persona comienza a sentir que toda la humanidad es un solo cuerpo, y que ella tiene que tratarlos a todos como una familia. La Luz superior me permite sentir el dolor cuando pincho a otra persona. Yo mismo lo siento y digo “caramba”, y no es que ella sufra, sino que yo sufro puesto que somos un solo cuerpo, es como si se golpearan el pie, pero sintieran el dolor en su cabeza.

Así es como se conectarán todas las personas en el mundo y no tendrán que trabajar contra su naturaleza. Su trabajo sólo será en los talleres, y al conectarse, empezarán a sentir que son interdependientes, como hormigas que viven en una gran familia, miles de millones de hormigas en un nido.

Es decir, ellas no tendrán que llegar al reconocimiento de su propia naturaleza malvada. La naturaleza es la naturaleza, sino sólo la conexión entre nosotros crece tan fuerte que lo sentiremos realmente. Veremos el sistema de conexiones entre nosotros tan claramente que si yo le hago algo malo a alguien, yo mismo me sentiré mal.

Esto se llama ama a tu prójimo como a ti mismo, y no es de extrañar. Es sólo la revelación del sistema natural en el que estamos conectados unos con otros.

(139398)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/13/14, Shamati # 60 

Lo mejor para los demás también es lo mejor para mí

Dr. Michael LaitmanToda la humanidad es como un cuerpo, y aunque nuestro ego crezca y nos obligue a hacer sólo cálculos egoístas, la conexión entre nosotros y nuestra interdependencia se revelan cada vez más. No existe nadie en el mundo que no dependa de alguien más en el mundo entero. Si nosotros no revelamos esta conexión hoy en toda su intensidad, profundidad y anchura de conexión plena entre nosotros, ésta se revelará en un par de años. Estamos avanzando hacia esto.

Vemos que hay dos tendencias que nos llevan hacia un estado muy desagradable. Por un lado, yo dependo de todos, de todo de la humanidad, y no puedo proporcionarme yo mismo siquiera con qué suplir las necesidades básicas si no estoy conectado con todos.

Vemos que esta es realmente la forma en que está manejada nuestra vida, y no podemos detener eso. Si observamos el proceso que cada pieza de plástico, papel, madera, alambre eléctrico, o de metal ha atravesado, veremos que cada producto ha estado por todo el mundo de alguna manera y que esta dependencia crece cada día, y la conexión entre nosotros se hace cada vez más integral.

Por otro lado, cada vez es más y más egoísta, fuerte y agresiva, y así llegamos al punto de crisis, al punto de inflexión especial. Cuando alcanzamos este punto, podemos decidir que es mejor cortar las relaciones entre nosotros, puesto que no son tan buenas, como el divorcio en una familia o cuando cortamos nuestras relaciones con las personas que nos tratan mal.

Sin embargo, si esta desconexión aún es posible cuando se trata de personas o en la familia, o en una mayor dimensión cuando hablamos de países, llegamos a un estado de guerra. Si queremos cortar nuestras relaciones y establecer un nuevo orden mundial, la guerra es inevitable. La única opción es encontrar un medio, una especie de caramelo para endulzar la conexión entre nosotros y volverla buena.

Vemos que la conexión entre nosotros es multilateral e integral. Por lo tanto, debemos corregirnos según la conexión que se nos revela. En ese caso, no sólo sentiremos que dependemos unos de otros, sino que queremos estar conectados y preparados para conectarnos de buena gana. Entonces, en vez de luchar y tratar de cortar una mala conexión, en su lugar estableceremos una mejor conexión.

Podemos realizar la corrección de la conexión entre nosotros que se fortalece cada día utilizando el método llamado la sabiduría de la Cabalá o, más exactamente, el método de la educación integral, la sabiduría de la conexión.

En resumen, nos encontramos con dos opciones, como resultado de nuestro estudio de la evolución del hombre y de su naturaleza: O corregimos la conexión entre nosotros, o llegaremos a grandes conflictos, violencia y guerras terribles, como ya vemos en diferentes lugares del mundo.

Esta es la razón por la que se le revela al mundo el método de educación integral, conforme al cual el hombre debe cambiar. Después de todo, mientras el hombre funcione de acuerdo a su naturaleza egoísta, él actuará en su propio favor. No importa lo que diga ni cuán generoso trate de ser, las intenciones de la persona siempre serán sólo para su propio bien y para dañar a otros.

Debemos explicarle a la gente que hoy en día es imposible actuar para mi propio bien y para dañar a los demás si estamos conectados. Si yo dependo de ustedes y ustedes dependen de mí, yo no tengo otra opción sino solo pensar qué es bueno para ustedes y que ustedes piensen qué es bueno para mí. Así es como trabajará la conexión entre nosotros para que, si yo los lastimo, me lastimo a mí mismo a través de ustedes. Es lo mismo cuando se trata de hacer el bien: Si le hago bien a los demás, me hago bien a mí mismo.

(139341)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/13/14, Shamati # 60 

Ay de los que piden para sí mismos

Dr. Michael LaitmanEn primer lugar, solo fue creada una vasija que se rompió en muchos pedazos, y nosotros somos esos pedazos. Los fragmentos que deben ser recogidos y luego ayudar a todas las otras piezas reunidas son llamados Israel, Yashar El (directo al Creador).

Baal HaSulam nos habla al respecto esto de una manera muy interna y emocional en su artículo, “No es una época para reunir el rebaño”, en el fruto de un sabio (Pri Jajám): En el Libro del Zóhar hay una parábola acerca de dos personas que están flotando en un barco, (ya que toda la humanidad se encuentran en un barco), y una de ellas taladró debajo de sí misma. Su amigo lo reprendió: “Por qué estás perforando”, y el tonto respondió: “¿Qué te importa? Después de todo, estoy taladrando debajo de mí mismo”, como si no ella no hiciera parte de los demás y estuviera dañándose solamente a sí misma. ¿Cómo puede entender que ella depende de todos y que todos dependen de ella si no los siente?

Todas las partes de la creación: la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada está conectada entre sí y mantiene esta conexión por instinto, ya sea mediante el apoyo entre unos y otros o comiéndose unos a otros. Las formas por medio de las cuales ellas se conectan no hacen ninguna diferencia, sino que hay armonía entre ellas y una comunicación natural y correcta. Sin embargo, entre Israel esto no es así, y tampoco lo es entre el resto de la humanidad. No entendemos eso en este momento, y nos parece que cada uno está haciendo un agujero sólo debajo de sí mismo. Pero, de hecho, una persona puede destruir todo lo bueno en general, e incluso a causa de una persona, toda la humanidad puede descender cada vez más.

En cada generación, sentimos que estamos más y más divididos y desapegados, porque nuestro ego crece. Nosotros no nos preocupamos por los demás e incluso nos sentimos orgullosos de ser individualistas, de lo especiales que somos, y de cuán desconsiderados somos con los demás. Con ello, por supuesto, ocasionamos el deterioro general.

Este es el secreto de la oración en la sociedad: El individuo no puede diferir, sino que en realidad siempre se siente a sí mismo como parte de lo general, como parte inseparable de los engranajes de la máquina, y es imposible pedir para uno mismo, incluso si esto proviene de un deseo de deleitar al Creador, a menos que sea por el colectivo.

Al pedir ser capaz de otorgarle por sí mismo a la Creador, causa la corrupción de sí mismo y de todos los demás. Es imposible que el individuo eleve una oración, una petición, una deficiencia, aunque sea con el fin de deleitar al Creador, ya que esta es la petición equivocado, la cual no sólo es inútil sino que corrompe toda la estructura dela vasija general.

Esto significa que es imposible pedir deleitar al Creador antes de pedir que el ser capaces de deleitar al colectivo. Es sólo cuando ustedes se incorporan en todos y en los deseos del colectivo general, que pueden elevar una deficiencia y pedir.

Esto se debe a que aquel que se separa de la sociedad y pide para él individualmente, no construye sino que provoca la destrucción de su alma. La persona realmente quiere la corrección y quiere darles a todos, pero pide para sí misma de forma individual. Ella no pide para sí misma en contraste con los demás, sino que en realidad quiere ayudarles y servirles a los demás. Sin embargo, mientras ella sienta que es una parte y no el colectivo general, la fusión entre ellos, su oración no es válida y es incluso perjudicial para su alma.

Es sólo por medio de la incorporación plena en la sociedad, cuando no hay ninguna diferencia entre ella y el colectivo, que puede elevar una oración al Creador. Esto es claro puesto que la Luz superior que llena al colectivo general es el Creador,  por lo tanto ustedes no pueden estar en contacto con Él si no se incorporan en la sociedad al desaparecer en ella.

Esta es la razón por la cual aquel que es orgulloso, dice el Creador, no puede morar Conmigo en el mismo lugar. Por qué sentirse orgullosos de no poder ser una excepción sin estar investidos en el orgullo. El Creador dice que cualquier persona que se enorgullezca no puede morar con Él en el mismo lugar, y ay de aquel que provoque la destrucción de su alma.

Si son diferentes a los demás de alguna manera, ya se encuentran en un estado de destrucción, y, si elevan una plegaria al Creador desde el estado en el que se sienten diferente de los demás, a pesar de que deseen incorporarse en el mundo entero, ustedes provocan la destrucción a través de eso. Todas las peticiones pueden ser sólo por la medio de la incorporación. Incluso si yo pido, “Ayúdame a incorporarme en todos”, e también es orgullo y una oración del individuo. Nosotros podemos orarle al Creador sólo por la sociedad donde quiera que estemos y en cualquier estado en que estamos.

Además, durante el trabajo, cuando la persona ora individualmente, ella se aparta de mala gana del colectivo y destruye su alma. Por lo tanto, ningún individuo de los hijos de Israel debe despertar y exigir nada para sí mismo, puesto que a ningún individuo le falta nada, dado que ellos mismos no deben sentirse como individuos. Los “hijos de Israel” son la sociedad en la que nadie se siente a sí mismo, sino sólo al colectivo general en su conjunto.

Por lo tanto, existe la oración de muchos, la oración del público, dado que sólo existe un alma, y no existe un yo o los demás, y este es su poder para salir con mano fuerte de Egipto, donde todos se siente como uno pidiendo salir.

Cada persona debe reunir todo su poder en la sociedad de Israel como un todo, en todas las súplicas al Creador, en oración y en el trabajo, y ella misma debe incluirse en la raíz de Israel, entonces todos los rebaños beberán del pozo, de una fuente, ya que uno recibe del Único. Esto se debe a que el límite anterior que había en la sensación de la persona será eliminado de todas las almas de Israel, tanto las que están por debajo como las que están por encima de ella, tanto en la purificación como en la consecución de Aviut (espesor), y el colectivo de santidad será ampliado grandemente, incluso hasta las partes que antes no pertenecían a Israel y ahora están conectadas a su unidad. Esto se debe a que la Luz se revela desde el Jazé (pecho) hacia abajo donde había previamente vasijas de recepción que no podían conectarse en una sola, en otorgamiento que es el atributo de las vasijas del Jazé (pecho) hacia arriba. Es así porque esta es la naturaleza de la Luz general que habita en el individuo ha sido anulada con respecto a la persona y ella no se siente a sí misma. Esto significa que el hombre se incorpora en el Israel general y deja de sentir su individualidad.

Por lo tanto, no hay nada en lo que podamos involucrarnos, sino en el aprendizaje y la enseñanza para que los demás alcancen el concepto de Israel. Este es el estado al que debe llegar el ser creado con el fin de acercarse a la adhesión con el Creador, con la meta de la creación.

(139276)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 7/10/14

 

Lección diaria de Cabalá – 07.22.14

Shamati # 8 “Cuál es la diferencia entre la sombra de Kedushá y la sombra de Sitra Ajra”
Video: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extractos seleccionados, “La rosa”, ítem 2
Video: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “Exilio y redención”
Video: Descargar
  Audio: Descargar

Lección sobre el tema: “Es hora de trabajar”
Video: Descargar
Audio: Descargar

Hacia el Creador con un corazón roto

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Existe una forma de retener el estado de ánimo a través del cual podamos atraer la Luz y buscar la fuerza de corrección?

Nosotros aceleramos el “rebobinado de la película” y nos esforzamos por recibir la Luz sin auto esfuerzo. Nuestro ego no está listo para hacer esfuerzos; en lugar de esto, el exige resultados constantemente.

Respuesta: Deberían usar un enfoque distinto: sin importar en qué estados estén ahora. Lo importante es cómo atraer la Luz hacia cualquiera de sus estados.

Esto nos conduce a otra pregunta: ¿Esto significa que debemos concentrarnos en problemas y dolencias para encontrar remedios contra ellos? Cualquier estado nos lo da el Creador. Entonces ¿Cómo lo revelamos a Él? Al reconocer el mal, en esencia culpamos al Creador, por ejemplo, la fuerza que en realidad nos envía al estado en el que estamos actualmente.

La respuesta es que yo actúo como un viejo encorvado que busca algo que perdió. Él es sabio y sabe exactamente lo que necesita y toma ventaja de los inconvenientes asociados a su situación presente, con el fin de transformarlos en su beneficio. Es como el invitado que llega donde el generoso anfitrión con un gran apetito y grandes deseos, dado que sabe que esto complacerá a su anfitrión más que cualquier otra cosa.

Es así como deberíamos usar nuestras deficiencias, necesidades y problemas. Nosotros le decimos al anfitrión: “¡Corrígenos! ¡Llénanos! Nuestros problemas se deben a una razón”.

Pregunta: ¿Qué hago si en vez de ser un anciano sabio, soy simplemente una pequeña persona tonta que continúa esperando que suceda algo bueno en vez de tantos problemas?

Respuesta: Ustedes tienen amigos y un maestro. Ellos les recordarán el enfoque correcto. Al menos una vez al día deberían escuchar que todo lo que les ocurre es para bien.

Entonces, no se vayan del salón de clase sin una clara comprensión que los resguarde y les garantice firmemente con lo más importante en la vida.

(139175)
De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/9/14, Escritos de Baal HaSulam

 

Chispas de las cenizas

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “El amor por el Creador y el amor por los seres creados”: Ahora podemos responder a la pregunta, “¿Por qué la Torá fue dada a la nación de Israel sin la participación de todas las naciones del mundo?”.

En consecuencia, debido a su mérito ancestral Israel tuvo éxito, y se desarrolló durante más de 400 años, se calificó y se condenó a sí misma a una balanza de mérito. Todos y cada uno de los miembros de la nación acordaron amar a su prójimo. Al ser una nación pequeña y única entre las setenta grandes naciones, en la que hay cientos de gentiles o más por cada uno de Israel, cuando ellos tomaron sobre sí mismos el amar a su prójimo, la Torá fue dada entonces específicamente para calificar a la nación de Israel.

Por lo tanto, no se trata en absoluto de alguna “condición específica”. Se trata de la misma vasija espiritual que se desarrolló como resultado de las cuatro fases de la Luz Directa (HaVaYaH). Más tarde, fue procesada en cada uno de los 125 pasos en cinco mundos y luego rota en numerosas partículas.

Los pedazos rotos se revelaron en la antigua Babilonia, pero en ese momento sólo una pequeña parte de los babilonios (los que tenía deseos y propiedades rotos) lograron despertar a la auto corrección. Esto ocurrió bajo la influencia de una pequeña Luz alcanzada y traída a ellos por Abraham. Sólo las vasijas babilónicas más puras, deseos, lograron adherirse a ellos. ¿Por qué? Sucedió porque los deseos carecían de la profundidad, Aviut.

Cinco mil seguidores salieron de Babilonia junto con Abraham. Ellos comenzaron a mezclarse entre sí y esta interacción generó una nueva etapa de desarrollo, un nuevo grosor de los deseos que se produjo durante el exilio de Egipto.

En ese momento, ellos adquirieron un enorme deseo de corrección. Durante los tiempos de Babilonia, era suficiente con el hecho de salir, pero luego tuvieron que elevarse por encima de las cuatro nuevas capas que fueron personificadas por los cuatrocientos años de exilio. Para ello necesitaban más Luz.

Faraón acercó a los hijos de Israel al Creador, porque la enorme profundidad de los deseos recibidos de él requería de la Luz Retornante.

Aquí fue cuando a los hijos de Israel se les concedió la Torá, la metodología de la corrección. El sencillo sistema previo de mantener las conexiones fue reemplazado por un nuevo tipo de trabajo que involucró ascensos y descensos. Este trabajo se basaba en el autoanálisis constante y en un nuevo tipo de vasijas gruesas que fueron adquiridas durante el exilio en el Reino de Faraón.

Más tarde, los hijos de Israel alcanzaron la corrección que corresponde al nivel del primer templo seguido por la posterior destrucción y ruptura.

Hoy, después del exilio y el colapso, surgen de nuevo las mismas vasijas. Estas vasijas todavía contienen las chispas de las etapas anteriores. La Luz viene y nos eleva a través de los méritos de nuestros antepasados.

Esto explica el por qué todos se sienten atraídos hacia la meta de la creación llamada Israel (es decir, directamente hacia el Creador (Yashar El). Estas personas deben darse cuenta que tienen el deber de atraer la Luz para el mundo entero. Si esto sucede, todas las 70 naciones recibirán la Luz a través de su unidad y se elevarán al nivel previo de unidad en el que la humanidad estaba antes de la ruptura: aquel que todos tenemos que alcanzar.

(139169)
De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/9/14, Escritos de Baal HaSulam

El trabajo más importante del mundo

Dr. Michael LaitmanHemos entrado en una etapa de desarrollo humano muy peculiar. La evolución nos lleva a una sensación de que este mundo es incómodo, erróneo, e inadecuado para nosotros; en realidad no importa si es culpa nuestra o no.

En qué medida somos culpables, no puedo decirlo. Después de todo, nosotros sólo actuamos de la manera en que somos capaces de hacerlo. ¡Las personas son lo que son! ¿Qué puede hacerse al respecto? ¿Podemos exigir más de ellas? ¿Debemos hacer de este mundo un mejor lugar o continuar “rotando” junto con él? En general, ¿somos realmente capaces de actuar de manera diferente e ir en contra de nuestra naturaleza? Nosotros somos gobernados por nuestra naturaleza; así es como estamos hechos. ¿Podemos cambiar algo?

Vemos que nuestra vida es difícil e incómoda; el futuro no nos parece color de rosa en absoluto. ¿Está en nuestro poder el hecho de alterar nuestra vida?

En este punto, la sabiduría de la Cabalá entra dentro de la imagen. Este conocimiento explora toda la realidad y al ser humano en ella. La exploración de la naturaleza por parte de la Cabalá es extremadamente profunda, investigando niveles más insondables que todas las ciencias convencionales. Esta sabiduría explica exactamente qué puede hacerse para cambiar y mejorar nuestra realidad.

En esencia, llegamos a una conclusión muy fácil y obvia, que no es nueva para nosotros: El problema está en nuestra naturaleza egoísta. Nuestro egoísmo, la fuerza de separación entre nosotros nos guía. Cada uno persigue los beneficios personales y disfruta de ser “superior” a los demás, haciendo que los demás sean “inferiores”. Las personas se sienten felices cuando se sienten superiores a sus vecinos.

Si nosotros no nos dejáramos llevar por esta fuerza, si nos esforzáramos por la unidad y la igualdad, nos sentiríamos mucho mejor. La humanidad ha pensado siempre que podía lograr la igualdad y la justicia. Ha habido muchas batallas y revoluciones a lo largo de la historia, pero vemos que todas ellas fueron inútiles.

Entonces la Cabalá nos enseña cómo vivir una buena vida. Además de muchos otros beneficios, ésta nos muestra cómo lograr el equilibrio y la similitud con la naturaleza. Nos muestra cómo evitar los huracanes, tsunamis, erupciones volcánicas, olas de frío y de calor, el calentamiento global, la extinción de especies vegetales y animales, etc. Las personas son las únicas que pueden equilibrar todos los niveles de la naturaleza de manera que todas sus partes (el inanimado, vegetativo, animado y hablante) logren la armonía y la concordia, viviendo así una buena vida en un estado de homeostasis.

Por encima de eso, nuestro trabajo para alcanzar un tipo correcto de unidad contiene un detalle: de entre toda la humanidad, este trabajo está a cargo de un pequeño grupo que desde el tiempo de Babilonia, desde la cuna de la historia humana, demostró ser capaz, estar interesado, y estar destinado para este papel. Este grupo aspira a la unidad y, en esencia, está listo para tomar el cuidado del resto de la humanidad que no está preocupada por cosas así.

Cuando este grupo surgió en la antigua Babilonia, fue llamado “Israel”, lo cual significa “directamente al Creador (Yashar El). Éste aspira a alcanzar la unidad. El Creador (El), en esencia, es “el Único”, la realidad unificada.

Hoy, después de tres mil quinientos años, este grupo no coincide con el papel para el que fue elegido. Sin embargo, de manera similar a la forma en que sucedió en la antigua Babilonia, en el Babilonia actual surgen personas que también se esfuerzan por la unidad. Es por eso que ellas también son llamadas “Israel”. Implementar aquello para lo que fueron predestinados es una necesidad para ellos.

Además, hay personas que formaban parte del grupo llamado “Israel” en un momento de la historia, pero más tarde abandonaron sus ideales. Ellas también están obligadas a participar en la búsqueda de la unidad. Por lo tanto, hay varios círculos de personas cuyo deber es participar en el proceso de la corrección mundo.

  1. En primer lugar, están las partes de Israel que despertaron por su cuenta para cumplir con este trabajo. Sin importar el país de su nacimiento, ellas son una parte del deseo de salvar a la humanidad.
  2. Aquellos de nacimiento que son de Israel, por herencia. También están involucrados en el proceso a pesar de no saberlo, no entenderlo, y no quererlo.
  3. El resto de la humanidad.

Hoy en día, la unidad se convirtió en un patrimonio universal. En todo el mundo, las personas que entienden que sólo al alcanzar la unidad podemos escapar de todos los desastres causados ​​por nuestro antagonismo con la naturaleza; ellas están tratando de encontrar soluciones a la crisis en la que estamos actualmente. Tarde o temprano, llegan gradualmente a la sabiduría de la Cabalá. Resulta que este conocimiento es una fuente de corrección y una cuna de entendimiento y de energía.

Los cabalistas escribieron mucho sobre qué es exactamente lo que puede salvar y salvará a la humanidad. Por otra parte, la sabiduría de la Cabalá explica que no debemos huir de las desgracias como animales salvajes de un bosque en llamas. Por el contrario, nuestro estado actual “oculta” la intención profunda de la naturaleza de elevarnos a un nivel superior, no sólo enviándonos desastres para forzar a que busquemos la salvación. Este escenario no es digno de la perfección de la naturaleza.

La cosa es que por medio de la auto corrección y unificación nosotros nos elevamos a un nuevo nivel de existencia y salimos a un mundo amplio e impecable, a una realidad que existe por sobre la materia. Veremos que nuestra verdadera vida, nuestros cuerpos y almas verdaderos, están ahí.

Los cabalistas nos explican cuáles son las maneras de despertar a la vida real. Para esto está destinada la sabiduría de la Cabalá.

(139177)
De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/10/14, Escritos de Baal HaSulam

Lección diaria de Cabalá – 07.21.14

Escritos de Rabash, “Dargot HaSulam”, artículo 561
Video: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extractos seleccionados, “La rosa”, ítem 1
Video: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “Introducción al Libro del Zóhar”
Video: Descargar
Audio: Descargar