entradas en '' categoría

Circuncisión para el alma española

Dr. Michael LaitmanPregunta desde Sevilla, España: ¿Es necesario circuncidarse a nivel físico con el fin de sentir la misma intención espiritual interior, y está limitada la persona en lo espiritual cuando no realiza las acciones materiales correspondientes?

Respuesta: Yo ya he explicado muchas veces que las acciones físicas no determinan nada espiritualmente. Todas las investigaciones y correcciones se realizan en las relaciones entre las personas.

Sólo hay dos correcciones:

1) “El otorgamiento en aras de otorgar” o “No hagas a otro lo que es odioso para ti”.

2) “Recepción en aras de otorgar” o “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

A través de la primera corrección, nosotros alcanzamos la propiedad de Bina, otorgamiento (Jafetz Jesed), y a través de la segunda corrección, alcanzamos la propiedad de Keter, al Creador. Estas son las dos etapas de corrección de las que habla toda la Torá.

Hay 613 “consejos e instrucciones de la Torá” (Eytin y Pkudin) de acuerdo a estas correcciones; todas ellas son acciones para la corrección del deseo. Y la circuncisión (Brit Milá) se refiere a la corrección del deseo cuando a uno le está prohibido su uso más allá de Sefirá Yesod, la cual está siendo corregida.

No hay cirugía física que pueda ayudarle a la persona a ser santa o espiritual. Nosotros tenemos que enfocarnos en las correcciones internas, espirituales, pero cada uno puede seguir observando las tradiciones de sus antepasados.

Al describir la sociedad corregida del futuro en su artículo, “La Última Generación”, Baal HaSulam escribe que cada uno puede mantener su religión; esto no está en conflicto con el alcance espiritual.

Por supuesto, las tradiciones judías se diferencian de otras tradiciones en el hecho de que reflejan las verdaderas leyes espirituales, pero su observancia externa de ninguna manera facilita la corrección del alma. Ellas son sólo un conjunto de costumbres destinadas a ser observadas en este mundo como la cultura del pueblo.

(27964)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 11/28/10, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La medida de la pureza en el trabajo
Pesaj, matza y hierbas amargas
La religión interior del alma

Lección diaria de Cabalá – 07.07.14

Preparación para la Lección
Video: Descargar          
Audio: Descargar

“El Libro del Zóhar”, extractos seleccionados, “Entre todas las naciones del mundo, no hay ninguna como tú”,ítem 165
Video: Descargar        
 Audio: Descargar

“Talmud Eser Sefirot”, vol. 1, parte 1, “Histaklut Pnimit”, capítulo 4, ítem 33

Video: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “La unidad de la nación”, Lección 4

Video: Descargar
Audio: Descargar

La ciencia de la felicidad

Dr. Michael LaitmanOpinión (Karlheinz Ruckriegel, investigador sobre la felicidad en Georg-Simon-Ohm Hochschule, Universidad de Artes Aplicadas, en Núremberg): “Allí, donde las personas atraviesan la lucha diaria por sobrevivir, es poco probable que satisfagan plenamente sus vidas. Ellas tienen una relación directa entre el ingreso y la satisfacción. Dicen que la felicidad no está en el dinero, sino en su cantidad”.

“Sin embargo, a partir del PIB per cápita de 10 mil dólares al año, esta dependencia se debilita y después de 20.000 se pierde por completo. Antes, los trabajadores simplemente trabajaban duro de principio a fin, se les pagaba y no requerían nada más”.

“Hoy en día, lo importante es la autorrealización, estar involucrados en asuntos de interés. En el trabajo, las personas buscan el éxito, la amistad, el reconocimiento, los proyectos con futuro y las oportunidades para revelar sus talentos. En general, el producto interno bruto no es un indicador de la satisfacción del público”.

“Cuanto mayor sea la desigualdad social, menos felices son sus ciudadanos. Esto es particularmente evidente cuando ya al nacer las personas tienen probabilidades desiguales, y a lo largo de su vida, no pueden cambiar esta situación. Esto afecta tanto los indicadores objetivos, como la esperanza de vida y la salud”.

“El nivel de bienestar se efectúa por medio de los contactos sociales, de la participación activa en la vida pública, del trabajo que trae la satisfacción, de la benevolencia, la salud y la libertad interior”.

“Las tesis de la ciencia de la felicidad ya no son controvertidas, sino científicamente comprobadas”.

Mi comentario: Nuestro egoísmo está creciendo y requiere de un mayor llenado cualitativo. Por eso, hoy más que nunca, la gente está estudiando muy seriamente las fuentes de felicidad.

(138633)

Padres e hijos

Dr. Michael LaitmanSe nos dice que Abraham engendró a Isaac, e Isaac engendró a Jacob. En nuestro mundo, un hijo continúa con el negocio de su padre y por lo tanto se lo considera más elevado que su padre.

En contraste, en el mundo espiritual, aquel que precede es más elevado. El hijo es el resultado de las acciones de su padre, pero está en un estado peor, en un deseo más grueso. Por lo tanto, Isaac es un estado inferior a Abraham y Jacob es inferior a Isaac.

Por otra parte, cuanto más profundo y fuerte sea el deseo, más oportunidades tiene que ser corregido en semejanza al Creador. Por lo tanto, desde el punto de vista del desarrollo de las generaciones, cada nueva generación es peor que la anterior. Sin embargo, desde el punto de vista del uso del nivel de deseo, cada generación siguiente se eleva más alto, es decir, alcanza una Luz más grande.

Por lo tanto, algo que era imposible que Abraham hiciera, debido a su pequeña profundidad del deseo, se manifiesta en Isaac, en su línea izquierda, egoísta. Este trabajo no le pertenece a Abraham. Él sólo tiene que “atarse”, limitar su deseo egoísta que se despierta. Mientras que, Jacob se conecta con ambas fuerzas y comienza a realizarse a sí mismo. Como resultado, un alma comienza su desarrollo y ésta consta de dos propiedades.

(27827) 

El trabajo fino

Dr. Michael LaitmanLas personas que nos apasionamos por el ascenso espiritual y creemos pensar que vivimos sólo para esto, nos unimos y asumimos las obligaciones de garantía mutua: apoyarnos mutuamente y estar en comunicación entre nosotros.

Ellas se incorporan unos en las otras, trabajan juntas, estimulan a las demás para apreciar la grandeza de la meta, y tratan de conectarse en amor y otorgamiento en similitud al Creador.

Al trabajar en la grandeza de la meta, sienten la bajeza de su naturaleza y, al mismo tiempo, esto no hace que se retracten, más bien, ellas hacen un esfuerzo por anularse a sí mismas sin suprimir su ego, sino solo restringiendo su uso de él.

Aquí se requiere un trabajo muy fino: no despreciar la bajeza de su naturaleza, ni matarla, porque es necesaria como resistencia a la naturaleza superior, dado que la intensidad del alma se construye en el vacío, en la tensión, en el delta que hay entre ellas.

El mundo espiritual no es absoluto en ese sentido. Es absoluto en otro aspecto: Todo lo que ha sido creado tiene su propio significado y tiene derecho de existir. Incluso las cosas que nos parecen más perjudiciales no pueden destruirse de ninguna manera.

Como resultado se crea un gran problema: ¿Cómo trabajar con eso? Por un lado, ustedes están listos para destruir algún atributo negativo, de tal forma que éste no sea parte de este mundo, y por otro lado, no pueden hacer eso, dado que éste tiene derecho a existir.

Dice en la Torá: “Si alguien tiene la intención de matarlos, ustedes deben matarlo primero”, pero esta expresión no se refiere a la destrucción física, sino más bien a “matarlo dentro de ustedes”, para este atributo no hable en ustedes. Éste tiene que existir pero de forma muerta.

Morir en nuestro mundo significa desaparecer. Pero en el mundo espiritual no significa desaparecer, sino estar muerto para siempre. La Torá nos enseña que sólo debemos anular los atributos egoístas a fin de que estén inactivos.

Esta delgada línea dicta toda nuestra filosofía de vida. Es la diferencia entre la sabiduría de la Cabalá y todas las otras sabidurías.

Por lo tanto, en muchos casos, el comportamiento de un cabalista parece extraño. Recuerdo cómo no podía yo concordar con mi maestro: “¡Cómo puedo suprimir ahora este atributo!” Y él respondía: “¡No debes hacerlo! Déjalo hasta que se marchite y muera”. Pero este atributo muerto debe existir.

Pregunta: ¿A qué nos referimos cuando decimos que debemos odiar nuestro ego?

Respuesta: ¡Odiar significa dejar de usar el ego por completo!

No pueden destruir un atributo egoísta. Este aparece en ustedes y ustedes tienen que decidir si utilizarlo o no. Si no lo utilizan, significa que lo matan. No pueden hacer nada diferente a eso. Entonces este atributo puede reaparecer en ustedes en el momento más inesperado.

(138706)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 2/12/14

 

Encontrando al Creador en los peldaños de la escalera

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué es este sistema llamado Israel, por medio del cual es posible resolver todos nuestros problemas si aprendemos a trabajar correctamente con él?

Respuesta: En toda la creación trabaja una fuerza única de otorgamiento y amor, además de la cual no existe nada. Es llamada la Fuerza Superior, el Creador, porque creó toda la realidad.

Igualmente, esta fuerza es llamada Creador (Boré) de las palabras, “ven y ve” (Bo ve Reh),porque nosotros tenemos que descubrirla. La meta de la creación es descubrir al Creador, como está escrito: “Porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande”. (Jeremías 31:33).

Para que podamos alcanzar la meta lo más rápido posible, fuerza superior actúa e influye en nosotros todo el tiempo y nos hace un llamado a descubrirlo a Él. Acercarse a la espiritualidad significa asemejarse al Creador. El Creador es bueno, y ustedes también necesitan ser buenos. “Así como Él es misericordioso y bondadoso, ustedes deben ser misericordiosos y bondadosos” (Talmud Yerushalmi Peá 3: 1).

De ello se deduce que debemos seguir mejorándonos a nosotros mismos, no hacerles a los demás lo que es odioso para nosotros, y amar al otro como a nosotros mismos, como está escrito: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). Y esto es posible si nos volvemos como la fuerza mayor, la Luz Superior.

Dr. Michael Laitman

El Creador creó la inclinación al mal por medio de la cual estamos separados unos de otros y no deseamos el mundo espiritual, el desarrollo o el progreso. Pero si alcanzamos la conciencia de que este deseo es malo, entonces podemos corregirnos a nosotros mismos con la ayuda de la Torá, es decir con la ayuda de la Luz que Reforma.

La Torá es el remedio para nuestra inclinación al mal, para el ego. La Luz puede sanarnos y transformar el ego en su opuesto: el deseo de otorgamiento y amor. El poder del otorgamiento es llamado el Creador, el bueno y benevolente, la Luz. Esta Luz nos influye y cuando ilumina con más fuerza, entonces nos sentimos mal, puesto que sentimos el mal en vez del bien porque no nos hemos adaptado a ella.

Cuanto más fuertemente se acerca la Luz a nosotros, más mal nos sentimos. Todas las malas sensaciones también provienen de la Luz, del Creador, acerca de lo cual está escrito: “Y levantaré sobre ti un rey como Hamán que te devolverá al bien en contra de su voluntad” (Sanedrín 97b).

Al huir del mal, nos acercamos un poco a la Luz. Si lo hacemos de esta manera es llamado por el camino del sufrimiento, “a su debido tiempo”. Pero podemos empezar a corregirnos a nosotros mismos por nuestra propia iniciativa y crear la buena fuerza, es decir, construir un grupo. Un grupo es un conjunto de personas que anulan sus egos y comienzan a hacerse a sí mismos como la fuerza de otorgamiento.

En la medida en que nos llevamos a nosotros mismos de acuerdo al Creador, nos acercamos voluntariamente a Él. De tal manera avanzamos, no somos opuestos a Él, y no huimos de los golpes. Más bien, nos sentimos atraídos hacia Él por nuestros propios esfuerzos. Nosotros no esperamos hasta ser empujados por detrás por el sufrimiento que nos obliga a correr; más bien nos apresuramos hacia el Creador por nosotros mismos, y lo anhelamos a Él. Este es un movimiento positivo.

Pregunta: ¿Qué significa avanzar y movernos hacia el Creador?

Respuesta: En la naturaleza existe una simple ley de adaptación por medio de la cual los objetos que se aproximan entre sí de acuerdo a su grado de equivalencia de forma, la equivalencia de sus características. Entonces, si nosotros desarrollamos dentro de nosotros el poder de otorgamiento, nos acercamos a Él. Y al acercarnos más a Él, estamos bajo Su buena influencia y sentimos nuestro desarrollo como algo bueno.

Pregunta: ¿Cómo puede un grupo de personas crear este poder?

Respuesta: Este poder se descubre a través de la conexión entre nosotros. Este es un grupo único integrado por diez personas que renuncian a sus egos para alcanzar un lugar de conexión común. Ellas dejan sus egos atrás y quieren unirse en un nuevo lugar. Esto es llamado ser “como una persona con un corazón”. El lugar común en el que todas ellas están conectadas se llama “un corazón”. De esta manera se vuelven como el Creador a través de su deseo de otorgar. Porque de hecho ellas quieren otorgarse mutuamente entre sí y alcanzar el otorgamiento al Creador a través de esto. De ello se desprende que se acercan al Creador dentro de su deseo, Él viene a su encuentro, y ellas lo encuentran en algún momento.

Después de esto, agregan a sí mismas otro deseo de otorgar y de reunirse con el Creador, acercándose cada vez más a Él hasta alcanzar la plena semejanza y equivalencia con Él. Así es como actúa Israel, que es quien anhela al Creador, Yashar-El (directamente al Creador). En este camino hay 125 niveles espirituales o cinco mundos superiores, los cuales son el conjunto de nuestra realidad.

El comienzo de este camino en el que nos encontramos ahora es llamado “este mundo” (Olam ha Zeh) y su punto final es llamado el “final de la corrección” (Gmar Tikun).

(138838)
Del Kab.TV “La reunión de los mundos” del 6/20/14

 

Mantengan al día el calendario de la Creación

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede resolver el sistema de Israel los problemas en el mundo?

Respuesta: Es muy fácil lograr una vida buena y agradable en el mundo superior, donde no existe el mal y nuestra única preocupación es alcanzar el final de nuestra corrección.

Si ustedes se sienten mal ahora, es porque no han realizado a tiempo la corrección correcta y no ha avanzado hacia la meta de acuerdo al plan, al calendario fijado.

Si no avanzan, invocan sobre sí mismos fuerzas negativas que los empujan hacia adelante por medio de los golpes. Por lo tanto, está escrito que el Faraón acercó los hijos de Israel al Creador.

Pregunta: ¿Cómo puedo dejar mi estrecha percepción personal y adquirir una percepción general, como el Creador?

Respuesta: En la medida en que se conecten con un número de almas cada vez mayor, ustedes fortalecen y expanden las vasijas de percepción. Finalmente alcanzan el estado en el que el mundo entero es de ustedes. Gracias a eso, se vuelven como el Creador e igual a Él, llenos de la Luz Superior. Este estado es llamado el final de la corrección o la adhesión del ser creado con el Creador.

La persona tiene que alcanzar toda la naturaleza como un sistema único, sobre lo cual está escrito: “Y todos me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande”. Nosotros estamos constantemente bajo presión, y sin importar cuánto tratemos de escapar de esto, no tendremos éxito. Por el contrario, convocamos sobre nosotros aún mayores aflicciones y golpes.

Todos los golpes son un llamado de Arriba para que comencemos a avanzar hacia la meta real, hacia la adhesión con el Creador. Por lo tanto, necesitamos conectar gradualmente a todo el pueblo, desde el círculo más cercano a círculos cada vez más amplios, hasta abarcar el mundo entero.

(138834)
Del Kab.TV “La reunión de los mundos” del 6/20/14