Conéctense y tendrán éxito

Dr.Michael LaitmanBaal HaSulam, Shamati 44 “Hay cierto pueblo”: Hamán dijo que desde su punto de vista, nosotros tendremos éxito en destruir a los judíos porque ellos están separados unos de los otros; por lo tanto, nuestra fuerza contra ellos ciertamente prevalecerá, ya que causa separación entre el hombre y Dios.  Y el Creador no los ayudará de ninguna manera, ya que están separados de Él. Es por esto que Mordejai fue a corregir ese defecto, como se explica en el verso, “los judíos se reunieron”, etc…, “se reúnen ellos mismos, y aguantan por sus vidas”. Esto significa que ellos se salvaron a sí mismos al unirse.

Cuando los judíos en Persia estuvieron bajo la amenaza de destrucción, ellos no fueron al rey a quejarse sobre Hamán ni trataron de probar que él estaba equivocado. Los judíos no fueron tampoco al público a difundir y a probarles que ellos son justos.

En vez de esto, se unieron, y así se salvaron. Aunque su poder físico no era grande, el poder espiritual de su conexión era inmenso. En realidad  la unidad, el llegar a ser uno, es lo que conduce a la victoria, completa la difusión, y hace todo lo necesario.

Resulta que nuestra difusión es necesaria primero entre el pueblo judío. “Conéctense” le dijo la reina Esther a su pueblo “y entonces tendremos éxito”.

Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 67:

Cuando la persona de Israel mejora y dignifica su internalidad, que es el Israel en esa persona, por sobre la exterioridad, que son las naciones del mundo en ella, es decir, cuando uno dedica la mayoría de los esfuerzos a mejorar y a exaltar la internalidad para beneficiar al alma de uno, y da esfuerzos menores, solamente lo necesario, para sustentar las naciones del mundo en ella, es decir las necesidades corpóreas, como está escrito (Avot 1), “Haz que tu Torá sea permanente y tu labor temporal” al hacer esto, uno hace que los Hijos de Israel se remonten hacia arriba en la internalidad, y también de la externalidad del mundo, y las naciones del mundo, que son la externalidad, reconocen y admiten el valor de los hijos de Israel.

Y si, Dios no lo permita, es lo contrario, y un individuo de Israel realza y aprecia la externalidad, que son las naciones del mundo en él, más que el Israel interno en él, como está escrito (Deuteronomio 28), “El extranjero que estará en medio de ti”, es decir la externalidad en aquella persona crece y se eleva, y ustedes mismos, la interioridad, el Israel en ustedes, se hunde. Con estas acciones uno causa que la externalidad del mundo en general, las naciones del mundo, se eleven más alto y superen a Israel, degradándolos al suelo, y los Hijos de Israel, la internalidad del mundo, se hunda.

La forma en que las fuerzas están arregladas se deriva del cuadro de la realidad, y así debemos entender que todo depende de nosotros. Primero tenemos que preocuparnos por la conexión y la unidad entre el grupo mundial de Bnei Baruj como la parte interna de Israel. Luego tenemos que preocuparnos del Israel externo y hacer todo lo que esté en nuestro poder para unir al pueblo judío.

Sólo entonces convocamos la corrección en el mundo, sólo si corregimos nuestra unidad y no al mundo. Es en esto que deberíamos involucrarnos y es sobre esto que debería tratar nuestra difusión.

Por lo tanto, nosotros le traemos al mundo entero el mensaje de conexión de acuerdo al método de la sabiduría de la Cabalá, pero debido a que esto también nos ayuda a conectarnos, por medio de esto corregimos al mundo. El mundo se corrige por medio de nuestra conexión. Nosotros difundimos nuestro mensaje al público, estamos incorporados en la humanidad, y esto ayuda a la conexión interna entre nosotros, la cual en realidad corrige al mundo.
(139279)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/10/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: