Desháganse de las ilusiones

Dr. Michael LaitmanPregunta: A menudo he escuchado a los amigos decir: “haré lo mejor que pueda, y si no logro nada en esta vida, al menos seguiré este camino” ¿Este es el enfoque correcto o no? ¿O la persona debe decir: “¡alcanzaré la espiritualidad en este vida!”?

Respuesta: En esta vida significa en este nivel. Después de todo, lo que sea que no sintamos, parece estar más allá de esta vida. También existe, pero en otra dimensión.

Supongan que vivo en un cuerpo y siento mi vida a través de este. Sin embargo, si trabajo en mí mismo, me llevo a un estado en el cual comienzo a experimentar sensaciones adicionales en la vida: nuevos atributos, nuevos deseos, y nuevas relaciones en un nivel superior; los atributos de otorgamiento se deben a mi conexión con otros. Esos atributos no tienen nada que ver con mi deseo inicial (no el cuerpo sino el deseo).

Por lo tanto, simplemente me realizo en el siguiente nivel al hacerme una criatura más sublime. Si puedo hacer eso, los deseos de mi nivel actual cambian gradualmente y se vuelven deseos más sublimes.

¿Por qué se nos dio un cuerpo que en realidad no tiene nada que ver con nuestros deseos? Después de todo, podríamos tener deseos externos a nuestro cuerpo y realizarlos por fuera del cuerpo.

Comentario: Es difícil imaginar eso.

Respuesta: ¿Por qué? ¿Es difícil para ustedes imaginar que yo disfruto una taza de café sin prepararla, verterla en una taza, y después pasarla por mi garganta, y sentir algún placer en ello?

Todo se trata de sensores, ¡los cuales son factores externos anexos! No se trata de la bebida.

Podemos insertar electrodos en el cerebro o ponernos un casco con electrodos y sentir las mismas sensaciones ¿Entonces dónde estamos realmente?

El punto es que somos impresionados por diferentes cosas, que hay fuerzas que nos manejan y nos parece que en realidad movemos nuestras manos, y hablamos unos con los otros, pero en realidad no es así. La materia, lo que sentimos, en realidad no existe.

Por lo tanto, nuestra primera tarea es deshacernos de esta ilusión y elevarnos por encima de ella. Entonces nuestros movimientos serán racionales y no como un bebé que sacude sus manos y piernas en todas direcciones y no puede controlarlas.

Nosotros comenzaremos a trabajar directamente con las fuerzas que nos invocan y sabremos cómo responder a ellas. Estaremos en relaciones bilaterales con ellas y veremos la meta.

(138717 – De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 12 de febrero del 2014)

Material Relacionado:

Cómo trascender los límites del Universo
Horizontes de percepción
¿A quién estamos dándole placer?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: