Dulce medicina

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puedo trabajar conmigo mismo si siento cansancio por el esfuerzo de permanecer con la intención correcta sin obtener de esto ningún placer o resultado?

Respuesta: Por supuesto, la persona no está lista para hacerlo. El grupo debe apoyarla. Nos corresponde a nosotros encontrar una acción que, por una parte estemos dispuestos a llevar a cabo, es decir, que a nuestro deseo de recibir le sea posible hacerlo porque ve algún tipo de beneficio en ello. Por otra parte, como resultado de los beneficios que obtenemos en el deseo de recibir, deberá haber algo que nos cambie.

Por ejemplo, yo traigo alguna medicina para mi hijo enfermo. Para él se trata de una golosina y para mí es una medicina. Para él es “deliciosa” y para mí es una cura. ¿Por qué? Dentro de su deseo de recibir lo toma y lo disfruta, porque tiene la fuerza de tragar. Él obtiene placer en su deseo de recibir, y junto con esto, consigue un remedio.

Así, la Torá es llamada un “elixir de vida”, “salud para todo el cuerpo”, un medicamento que se toma de esta manera. Esto es llamado las “vestiduras de la Torá.” Así que depende de nosotros el ser creativos y sabios, sin oponernos a nuestra naturaleza, sino comprenderla y reconocer cómo es posible engañarlo para que, por un lado nuestro ego vea la utilidad de una actividad en particular. Por otro lado, si yo actúo con alegría, también obtengo una porción de la Luz que me corrige. Así que la próxima vez ya desearé llevar a cabo una actividad un poco más cercana al otorgamiento.

(138442De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de junio del 2014, El Zóhar)

Material Relacionado:

¿Porque es tan difícil mantenerse en la intención?
Medicina para todo un dia
Por favor no te demores en la entrada y la salida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta