El secreto esencial de los judíos, parte 4

Del libro, El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein:

¿Por qué ahora?

¿Por qué es tan importante hoy en día decidir sobre esta ley extraña y difícil de digerir, comprender la naturaleza del antisemitismo? ¿Para estar convencidos de que Abraham descubrió la ley de la naturaleza sin un microscopio electrónico y sin un acelerador de partículas, o tal vez por simple curiosidad? No. Todo es mucho más complejo.

Las profecías de Abraham comenzaron a realizarse desde los albores de la civilización. Estaban basadas en las leyes de la naturaleza y dijo que tarde o temprano la humanidad tendría que conectarse, y hoy sentimos los resultados de la conexión en todos los niveles, que a veces son dolorosos.

Como lo predijeron la sabiduría de la Cabalá y Abraham, hoy en día, al final del siglo 20 hemos regresado, pero ahora, en toda la Tierra, hemos entrado en ese estado de la “pequeña aldea” y del “efecto mariposa”. La crisis es global, los desastres ecológicos son globales, las epidemias se propagan, la red de Internet es global, y dentro de esta red hay redes sociales que no son menos globales. Cuanto más avanzamos vemos en mayor medida que el mundo se confunde dentro de los problemas globales e integrales. Al mismo tiempo, las ideas acerca de la conexión se vuelven otra vez como un boomerang de una forma u otra y no le dan descanso a la humanidad. Esto ya ha llegado al absurdo del que hablan los grandes capitalistas de identificación social y hermandad.

Y aquí yo estoy entrando en el reino vago y más problemático, el reino de los valores y la identificación social. En cada sociedad debe haber determinados valores comunes. Los valores del mercado en sí mismos no son capaces de cumplir esta función. Además, Abraham estableció la nación de tal manera que de acuerdo al programa, ésta debe mostrar primero un ejemplo de nuevas relaciones sociales.

De acuerdo al ejemplo de Israel, sin duda es posible ver cuán imperativo es el tema de la educación general de la población en la zona de conexión, y sólo a través de eso será posible resolver todos los problemas de la sociedad y mostrarle al mundo entero un ejemplo en este sentido. Generalmente pensamos: ¿Tal vez seguiremos a Abraham y organizaremos nuestra propia investigación? En esencia se trata de que nosotros encontremos las respuestas a dos preguntas:

  1. ¿Cuando vemos las leyes de la conexión en el mundo que nos rodea?
  2. ¿Cómo están conectados los judíos a la conexión del mundo entero?

Somos conscientes de que para este tipo de investigación se requiere un genio como Abraham, y nosotros no somos genios. Sin embargo, junto con esto, a diferencia de Abraham, tenemos la experiencia que hemos acumulado durante 3800 años de desarrollo de la civilización. Mientras tanto, no está claro cómo terminará todo esto, pero sabemos que incluso un resultado negativo también es un resultado.
(138604)
Del libro, El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta