El trabajo fino

Dr. Michael LaitmanLas personas que nos apasionamos por el ascenso espiritual y creemos pensar que vivimos sólo para esto, nos unimos y asumimos las obligaciones de garantía mutua: apoyarnos mutuamente y estar en comunicación entre nosotros.

Ellas se incorporan unos en las otras, trabajan juntas, estimulan a las demás para apreciar la grandeza de la meta, y tratan de conectarse en amor y otorgamiento en similitud al Creador.

Al trabajar en la grandeza de la meta, sienten la bajeza de su naturaleza y, al mismo tiempo, esto no hace que se retracten, más bien, ellas hacen un esfuerzo por anularse a sí mismas sin suprimir su ego, sino solo restringiendo su uso de él.

Aquí se requiere un trabajo muy fino: no despreciar la bajeza de su naturaleza, ni matarla, porque es necesaria como resistencia a la naturaleza superior, dado que la intensidad del alma se construye en el vacío, en la tensión, en el delta que hay entre ellas.

El mundo espiritual no es absoluto en ese sentido. Es absoluto en otro aspecto: Todo lo que ha sido creado tiene su propio significado y tiene derecho de existir. Incluso las cosas que nos parecen más perjudiciales no pueden destruirse de ninguna manera.

Como resultado se crea un gran problema: ¿Cómo trabajar con eso? Por un lado, ustedes están listos para destruir algún atributo negativo, de tal forma que éste no sea parte de este mundo, y por otro lado, no pueden hacer eso, dado que éste tiene derecho a existir.

Dice en la Torá: “Si alguien tiene la intención de matarlos, ustedes deben matarlo primero”, pero esta expresión no se refiere a la destrucción física, sino más bien a “matarlo dentro de ustedes”, para este atributo no hable en ustedes. Éste tiene que existir pero de forma muerta.

Morir en nuestro mundo significa desaparecer. Pero en el mundo espiritual no significa desaparecer, sino estar muerto para siempre. La Torá nos enseña que sólo debemos anular los atributos egoístas a fin de que estén inactivos.

Esta delgada línea dicta toda nuestra filosofía de vida. Es la diferencia entre la sabiduría de la Cabalá y todas las otras sabidurías.

Por lo tanto, en muchos casos, el comportamiento de un cabalista parece extraño. Recuerdo cómo no podía yo concordar con mi maestro: “¡Cómo puedo suprimir ahora este atributo!” Y él respondía: “¡No debes hacerlo! Déjalo hasta que se marchite y muera”. Pero este atributo muerto debe existir.

Pregunta: ¿A qué nos referimos cuando decimos que debemos odiar nuestro ego?

Respuesta: ¡Odiar significa dejar de usar el ego por completo!

No pueden destruir un atributo egoísta. Este aparece en ustedes y ustedes tienen que decidir si utilizarlo o no. Si no lo utilizan, significa que lo matan. No pueden hacer nada diferente a eso. Entonces este atributo puede reaparecer en ustedes en el momento más inesperado.

(138706)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 2/12/14

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: