En el espeso campo de fuerza del otorgamiento

Dr. Michael LaitmanNosotros deberíamos estar tratando de descifrar el juego del Creador y de acercarnos a la imagen real. Entonces sentiremos que estamos en el campo de fuerza del otorgamiento, como en una nube. Como se nos dice: “Su gloria llena el mundo”.

Todos estamos en este campo de fuerza. La Luz Superior llena toda la realidad y está en un estado de reposo absoluto. Nosotros tenemos que desarrollar nuestra vasija para que podamos comenzar a sentir la Luz superior.

Para hacerlo, nos dieron nuestra naturaleza rota, de tal forma que en la medida que nos esforcemos por conectarnos, comenzaremos a revelarnos a nosotros mismos en el campo de fuerza. Este campo es unificado y completo, pero lo descubrimos según la medida en que se desarrolle en nosotros el atributo de otorgamiento. Cuantos más atributos de otorgamiento haya dentro de mí, más fuerte se vuelve la sensación del campo de fuerza.

Así es como funciona la ley de equivalencia de forma, como en cada uno de los campos de la fuerza física, ya sea eléctrico, magnético, o radiactivo. La única diferencia es que podemos identificar de forma natural las fuerzas que operan en el nivel corporal o por medio de los instrumentos que hemos construido.

Sin embargo, hay fuerzas y atributos que pertenecen al nivel hablante, para que, a fin de percibirlas, tengamos que cambiar y mejorar. Ningún instrumento puede ayudarnos aquí.

Tenemos que crear nuestros propios instrumentos internos mediante el trabajo en nuestra conexión y establecer el atributo de otorgamiento en nosotros, en el cual sintamos y descubramos este campo.

Lo principal es no abandonar ni por un momento la idea de que estamos en un campo de otorgamiento, como en un medio espeso. Este rodea todos nuestros movimientos, nuestro cuerpo y nuestras sensaciones, y lo llena todo.

No hay nada que la persona no pueda sentir, sólo tenemos que hacer un esfuerzo y practicar.

Nuestro trabajo es desarrollar el sentido, la vasija para sentir ese campo de otorgamiento, de la Luz Superior en el que estamos inmersos.

El ejercicio de “mantenernos alejados del mal” que acabamos de comenzar, también tiene la intención de alcanzar este objetivo. En su conjunto y en cada una de las lecciones, sólo tenemos que tomar en cuenta la Luz, en qué medida podemos evocar dentro de nosotros de alguna manera los deseos que nos ayudarán a aproximarnos, a sentir y a tocar la fuerza superior. Esta es la meta de la lección.

El ejercicio de mantenernos alejado del mal está destinado a desarrollar en nosotros el sentido de percepción del otorgamiento, de tal manera que descubramos que estamos en el campo de fuerza del superior.

En uno de mis primeros libros, yo describo la sensación de este campo con el ejemplo de una persona que de repente sintió esto de forma espontánea, como resultado de los grandes sufrimientos que experimentó en una prisión de Siberia. Más tarde leyó mi libro y vino a mi encuentro. Fue muy interesante el encuentro con él, pero ya no sentí que tuviera la vida espiritual.

Esto se debe a que la revelación no fue la consecuencia de su trabajo con propósito.

(138976 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 6 de julio del 2014)

Material Relacionado:

Deseando solo otorgar
Avance espiritual
Una red de pesca en un mar de Luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: