En una carrera contra el tiempo antes del final de la corrección

dr.laitmanEs sabido que estamos bajo el control total de un manejo superior, pero este conocimiento permanece sólo como palabras vacías si no lo sentimos ni vivimos en este. Es nuestro trabajo responder a la influencia de arriba en cada momento, buscar quién es el Supervisor en todo lo que está sucediendo. Esto significa que no sólo comprendo lo que está sucediéndome, sino que con “mente y corazón”, con pensamiento y sensación, le atribuyo todo lo que está sucediendo a la supervisión superior, aparte de la cual nada existe. Entiendo que todo está sucediendo para conectarme con ello, y al parecer, depende de mí el estar listo para ello. Si no estoy listo para ello, este es mi problema, tal vez a causa de mis limitaciones previas.

Baal HaSulam escribe que si el ángel que es enviado de arriba no puede encargarse de una persona y llevarla a la adhesión con el Creador, entonces el Creador reemplaza a este ángel con otro. Entonces necesitamos entender que nos hemos atrasado con nuestras correcciones y están acercándose a su realización de forma natural. Están comenzando a ser cada vez más perceptibles.

Nos falta tiempo, y las situaciones por las cuales estamos pasando parecen más complejas. De esta manera, están empujándonos hacia la solución correcta, y de nuestra parte lo que se requiere es sólo invertir más esfuerzo. No hay nada qué hacer, dado que el mundo entero se acerca a tiempos difíciles, al igual que nosotros.

No es necesario esperar a que las cosas sean más fáciles, al contrario. Nuestra meta es conectarnos y a partir de esta conexión entender cómo podemos comprender correctamente el manejo superior. Las personas que pertenecen al cuarto nivel del nivel cuatro son llamadas Yashar El (Israel) porque en ellas despierta el anhelo por descubrir al supervisor. Y el dirigirnos hacia Él correctamente, depende de que nosotros nos conectemos. Al buscar la conexión correcta, averiguamos cómo relacionarnos con cada momento para descubrir en este la acción del Supervisor y al Supervisor mismo, para alcanzar la adhesión con Él y avanzar de esta manera.

Todo el tiempo que no descubrimos al Creador, es llamado “exilio”. Y cada momento que lo descubrimos a Él dentro del ocultamiento, dentro del exilio, es llamado “redención”. Esta es la forma en que necesitamos aceptar nuestros estados hasta que conectemos todos nuestros esfuerzos en un esfuerzo colectivo. Y con su ayuda, descubramos al Supervisor con una intensidad de “seiscientas mil almas”.

Y más tarde comenzamos a reconocer al Supervisor en toda Su profundidad. No sólo lo descubrimos a Él, descubriendo que Él existe y actúa sobre nosotros; en su lugar descubrimos todas sus expresiones. Él siempre está frente a nosotros a través de diversas imágenes, y a pesar de todos los estados desagradables, queremos descubrirlo a Él y adherirnos a Él. Eso es lo que descubrimos; lo investigamos a Él y nos adherimos a Él más y más hasta que alcanzamos la adhesión absoluta llamada “el final de la corrección” (Gmar Tikkun).
(139309)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 7/4/14 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta