No es fácil a amar al Creador

222Pregunta: Sé que muchos de nuestros amigos tienen problemas de salud complicados, pero quiero preguntar sobre mi madre. Ella es una amiga de nuestro grupo y ha invertido mucho en él. En los últimos dos años ha estado muy enferma y sufre tanto que uno no puede soportar ver esto.

Hagamos lo que hagamos, nada ayuda. Esto provoca la ira del Creador e interfiere cuando uno sale y quiere transmitir Su amor a la gente. No sé cómo manejarlo.

Respuesta: Yo entiendo que es difícil hablar del amor al Creador cuando está claro para nosotros que todo proviene de Él. Ciertamente, si recibimos grandes golpes del destino, no estamos preparados para justificarlo a Él.

Esto se debe a que se trata de dos sensaciones que se excluyen una a la otra: la injusticia y la desgracia, y la justificación inmediata. Una extingue a la otra porque no comprendemos cómo puede ser que a partir de una fuente buena y benéfica de repente surjan todos los problemas y sufrimientos de la humanidad.

Todavía no hemos alcanzado un estado en el que podamos ver la verdad. No estamos en una dimensión en la que estén conectados los opuestos y no haya contradicción entre el sufrimiento de la persona y la omnipotencia y unicidad del Creador.

Esto es un poco como la paradoja: ¿un electrón es una partícula o una onda? Parece ser tanto esto como aquello. Depende del observador, de la forma en que lo mire. Y ¿qué es la persona misma? No sabemos que es. Lo mismo ocurre aquí.

En cualquier caso, es necesario actuar: Ir a los médicos, seguir sus recomendaciones. Y a pesar de todas las contradicciones, mi consejo es que se vuelvan hacia al Creador. Por un lado, pidan ayuda para su madre (en general, este es la necesidad de ustedes). Por otra parte, pídanle al Creador que les ayude, no a entenderlo a Él, sino a apartarse del estado donde ustedes lo condenan a Él.

Pregunta: De hecho, muchos de nuestros amigos en todo el mundo tienen problemas difíciles.

Respuesta: Nadie puede garantizar que nosotros nos desarrollaremos en la bondad excepcional. Una vez, hace diez o doce años, yo estaba preparándome para viajar a Moscú para dar conferencias y difundir la sabiduría de la Cabalá. Pero un día antes del viaje tuve un accidente. Como resultado de ello, me extrajeron la mitad de mi hígado, me sometí a una serie de operaciones en mis pulmones, y además de eso me quebré mi pierna.

Al mirar esto de forma lógica, yo tenía que volar a Moscú para comenzar la difusión allí, y ver que me detuvieron. Entonces, ¿qué hay que hacer después de esto, parar todo? Nosotros no sabemos hacia dónde vamos. Pero los golpes hacen lo que hacen.

Pregunta: ¿Cuánto puede el apoyo del grupo, del Kli mundial, ayudar a nuestros amigos en situaciones como éstas?

Respuesta: Básicamente, se nos dice: “Oremos, pensemos”, pero en esencia estas palabras no valen nada. Sólo nuestros esfuerzos combinados dan resultados, no las palabras y las exclamaciones.

(138402 – De la Convención en Sochi del 6/10/14, Lección 3)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta