Éxito asegurado

Dr. Michael LaitmanPregunta: Durante una operación militar, siempre se determina la tarea diaria. ¿Cuál es nuestro plan para hoy? ¿Qué queremos lograr?

Respuesta: La tarea de hoy es dar a conocer en todo Israel el conocimiento sobre la verdadera causa de nuestra condición humana. Todos deben tener una única dirección: la conexión, ser como una persona con un corazón.

Es posible alcanzar esto a través de la Luz que Reforma, por lo tanto la diseminación de este conocimiento debe venir de nosotros, para que, a través de nosotros, todos se conecten con el Creador.

No se trata de un ataque corto. Más bien, es una misión constante, una operación continua, abierta para todos, sin ningún tipo de ocultamiento o secreto, sin evasión y adornos. Lo principal es que la explicación sea lo más clara y comprensible posible para el pueblo, para tocar sus corazones. Debe quedar claro que esta única solución verdadera viene de la sabiduría de la Cabalá.

Pregunta: ¿Cómo se sentirá el pueblo de Israel después de querer ser como una persona con un corazón?

Respuesta: Las personas sentirán un estado totalmente diferente y, finalmente, entenderán lo que son, la función para la cual han sido destinadas, y qué deben hacer con respecto a todas las naciones del mundo. Será claro para ellas que Israel es el conducto, el adaptador, entre el mundo entero y el Creador. Y cuál debe ser la relación entre el pueblo de Israel, a fin de ser este tipo de enlace de transición en lo que respecta a los demás, y cómo actuar en adelante con ellas después de que estemos conectados en el interior.

Todos deben saber que nuestro éxito es posible sólo como una sola unidad. Sólo esto nos asegura el éxito en esta misión, en esta guerra. Si nos conectamos y nos unimos, entonces ganamos, y sólo de esta manera podemos salvarnos de amenazas y golpes.

No hay ninguna otra solución, y, en el momento en que comencemos realmente a trabajar en ella correctamente, inmediatamente veremos hasta qué punto el mundo entero, incluyendo a nuestros enemigos más cercanos, cambiará. Vengan, intentémoslo y veremos. ¡No tenemos nada que perder! La Torá nos promete que, o bien seremos como una persona con un corazón o este será el lugar de nuestro entierro, como lo fue en el Monte Sinaí.

Estas condiciones han existido hasta ahora, porque de hecho son eternas y nos han acompañado a lo largo de toda nuestra historia. Sin embargo, ahora ha llegado verdaderamente el tiempo para la acción, una amplia operación a través de toda la nación.

(139735)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/17/14, Shamati # 68

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta