Las células perdidas del cuerpo

888Siempre debemos tener en cuenta que todas nuestras vasijas son externas a nosotros. Sólo podemos sentir este mundo en nuestro animal actual, en el deseo corporal. Pero esta no es la verdadera realidad, es como si se sintieran como una célula sola, desprendida del cuerpo, y por lo tanto no sintieran la vida.

La vida es metabolismo, intercambio de datos, entonces, lo que cada uno de nosotros siente ahora es muerte real. No hay vitalidad espiritual en nuestro estado actual.

Si tratamos de conectarnos en un círculo con todos los amigos que están con nosotros y también con todos los cabalistas, con los profetas, con todos los que han vivido en este mundo y trabajamos en la corrección recogiendo las partes de su gran deseo que está en los demás, obtenemos sus deseos.

El alma de la persona es externa a ella; está en los otros. En la medida en que ella escuche y quiera conectarse con las partes de su alma, pidiendo conexión, alcanza la vasija de su alma. La Luz Circundante (Ohr Makif) influye en ella y conecta las partes.

Cuando la Luz puede revelarse en esta vasija que la persona ha reunido, ésta se revela. Entonces ya no es Luz que Reforma sino la Luz que la llena de bienestar y benevolencia.

Todo esto lo hace la Luz. Esta conecta para la persona las partes de la vasija y la llena, y por lo tanto la persona avanza cada vez más. El nivel de la persona en la escalera espiritual se mide por el número de vasijas que ella agrega a sí misma, y asciende más y más alto hasta que conecta todas las partes rotas.

(138424 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 6/22/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: