¿Se convertirá Israel en un estado nación de un pueblo?

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de The Guardian): “Binyamin Netanyahu seguirá adelante con un raro cambio en las leyes fundamentales de Israel, que se suman a la Constitución del país, las cuales insisten en que Israel es “el estado nación de un solo pueblo, el pueblo judío, y de ningún otro pueblo”.

“En la reunión semanal del gabinete llevada a cabo el domingo, Netanyahu dijo que los derechos civiles de las minorías, incluidos los árabes, serían garantizados, y el movimiento fue vital en un momento en que los aspectos de legitimidad de Israel estaban “bajo un constante y creciente asalto desde el extranjero y en casa”.

“Netanyahu presentó su justificación para el cambio en la reunión de gabinete, “El estado de Israel es un estado judío y democrático. Nuestras leyes básicas dan plena expresión al lado democrático del estado”, dijo. “Por otra parte, el hecho de que el estado de Israel sea el estado-nación del pueblo judío no se expresa suficientemente en nuestras leyes básicas, y esto es lo que se propone promocionar el proyecto de ley orgánica”.

“El estado de Israel ofrece derechos plenamente equitativos, derechos individuales, a todos sus ciudadanos, pero éste es el estado nacional de un solo pueblo, del pueblo judío, y de ningún otro pueblo. Y por lo tanto, con el fin de reforzar el estatus del estado de Israel como el estado-nación del pueblo judío, tengo la intención de presentar una ley básica que ancle este estado”.

Mi comentario: Israel ha sido establecida como una nación por la Constitución, es decir, no de manera natural, sino por una ley especial de la naturaleza, por la ley de la corrección y de la aspiración a la semejanza con el Creador, el atributo de otorgamiento y amor, logrando “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

La condición de la constitución, es decir, la Torá es la regla básica del pueblo judío, con base en la cual fue fundada y creada. Esta es la ley dada en el Monte Sinaí: “Sean como un hombre con un corazón”, estar en garantía mutua, “No le hagan a los demás lo que no quieren que los otros les hagan a ustedes”, y “amen a su prójimo como a sí mismos”.

Nosotros hemos existido desde el momento de la unidad entre el pueblo bajo el liderazgo de Abraham, dejando Babilonia debido a que seguimos estas reglas y vamos a ser capaces de existir como pueblo y el estado en el futuro sólo mediante la observación de estas normas. Sin el cumplimiento de estas reglas, no somos ni un pueblo ni un estado.

Estamos obligados a ser ejemplo para todas las naciones del mundo. Este es el significado y la condición de nuestra existencia “Ser una nación de sacerdotes y una nación santa”, ser “luz para las naciones del mundo”. ¡Tenemos que empezar a cumplir con esta condición ahora, en nuestro tiempo!

(139011)

Material Relacionado:

El ser humano que asumió la responsabilidad por la tierra
¿Dónde comienza el ser humano?
La plenitud sólo puede ser espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta