entradas en '' categoría

¿Es necesario alimentar a los palestinos?

Dr. Michael LaitmanPregunta: Incluso durante el período de acciones militares, Israel transfiere a Gaza varias toneladas de alimentos. Sin embargo, por alguna razón, entre más comida enviamos, más repudiados somos por el mundo.

Respuesta: De hecho, el mundo no considera o tiene en cuenta estos suministros de alimentos. Simplemente se dice que la Franja de Gaza está recibiendo dinero de Qatar, y que Israel está vendiéndole los alimentos a Gaza a cambio de ese dinero. Así que, en este caso, la idea no es sobre la “única actitud” de la nación judía.

Además de esto, hemos abierto todo un hospital en la frontera con Gaza, que les sirve a los palestinos. Hay incluso allí un departamento de maternidad para las mujeres y así sucesivamente. No estamos hablando sólo de ayuda para los heridos.

Creo que todas estas cosas son correctas. ¿Por qué no habríamos de tener la necesidad de darles algo de comer y de beber? Cuanto más si el agua de su superficie se agota y está contaminada con el agua de mar por mal uso. En general, debemos proporcionarles ayuda humanitaria.

¿Por qué? Debido a que somos los culpables de todo lo que sucede. Si tuviéramos la intención correcta, la corrección del mundo no estaría retrasada en la “agenda”, ni necesitaríamos operación militar alguna. Así, se deduce que, contra nuestra voluntad debemos alimentar a los palestinos, y somos nosotros específicamente quienes debemos corregir las relaciones existentes, unificándonos entre nosotros.

Entonces, mientras tanto, los suministros humanitarios no son caridad de nuestra parte. Nosotros mismos hemos causado esto.

Ciertamente, tenemos que mostrar una fuerte resistencia contra el enemigo. Yo no traicionaré a mi pueblo y nación. Lo más importante es que debemos llevar a cabo el trabajo del Creador, pero no lo hacemos. Después de todo, somos responsables por el mundo entero, y si ustedes sienten que tienen la culpa por los problemas del mundo, por las guerras y la crueldad, deben estar de acuerdo con los antisemitas, pero no con sus acciones, o con su deseo de matarnos y aniquilarnos, sino con la acusación contra nosotros; esta acusación es correcta. Esto se debe a que somos los únicos que tienen libre elección, y la clave para la felicidad del mundo se encuentra solo con nosotros.

Por lo tanto, debemos alimentar a Gaza. Por otra parte, no debemos odiar a Hamas, una pequeña organización que ha tomado el control de la población pobre de la zona, porque, de esta manera, despertamos a estas personas a tomar acciones y hacemos de ellos los malos.

Esta perspectiva parece ser contraria, si tenemos en cuenta que nosotros mismos somos la única razón de todos los acontecimientos que están sucediendo.

Pregunta: ¿Cómo es posible llegar a un sentimiento de responsabilidad como este? ¿Cómo podemos educar a la gente acerca de esto?

Respuesta: No lo saquen todo de una vez. Más bien, sintamos esto poco a poco. No escuchemos, no estemos de acuerdo, sino que sintamos mucho más que esto es así.

Esto es llamado la recepción del bastón de mando del Creador y el comienzo del manejo correcto de las cosas. De lo contrario, ¿cómo es posible que estemos conectados con Él si no miramos al mundo de esta forma?

Después de todo, cada cosa que sucede despierta la Luz Superior. Si tenemos quejas y reclamos sobre alguien, excepto sobre nosotros mismos, entonces se trata de una denuncia contra el Creador. Si culpo a alguien que no sea yo, esto significa que estoy culpando al Creador.

(142055 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Agosto del 2014, Escritos de Baal HaSulam)

Lección diaria de Cabalá – 08.27.14

Escritos de Baal HaSulam “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”,ítem 40

Video: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “La esencia de la religión y su propósito”

Video: Descargar

Audio: Descargar

La nación de la idea de unidad

Del folleto “La única salida”:

Israel es la nación de la idea, de la idea de la unidad. Esta nación existe hasta ahora con el fin de poner en práctica el método de lograr la unidad y luego pasarla a los demás. La unidad y el amor por los demás, este es el ejemplo que tenemos que mostrarle al mundo. Las hermosas consignas deben hacerse realidad.

Los cabalistas han estado haciéndoles durante mucho tiempo un llamado a todos, y sobre todo a Israel, para que adopten este método antiguo, el cual ha sido probado en la práctica. Esto sólo depende de nosotros.

“… Si ellos aceptan el método cabalístico, esto por supuesto les demostrará a todas las naciones del mundo, incluso a los árabes, que Israel tenía razón en regresar a su tierra”. Baal HaSulam

(141921)

No podemos perdernos entre el resto de la gente

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué cree usted que el pueblo judío tiene una misión única? Yo mismo no me siento parte del pueblo judío, sino, ante todo, un ser humano, y después de eso un ciudadano israelí, y sólo al final, un judío.

Respuesta: Es comprensible que una persona quiera huir de la difícil situación en la que se encuentra. Además, ella no sabe realmente quién es ni qué debe hacer de acuerdo al programa de la creación.

Yo mismo crecí en Rusia cuando floreció el antisemitismo, un odio por los judíos que no tuvo paralelo en ningún otro país durante ese período. Esto fue después de la Segunda Guerra Mundial, después de las purgas y la opresión de Stalin, y yo mismo sentí eso. La nacionalidad judía era una barrera para la entrada a la universidad, para el empleo, y la promoción.

Y, por supuesto, debido a esto, yo no quería pertenecer a los judíos, los parias del mundo y de toda la sociedad humana. Pero no tenía elección y empecé a examinar lo que estaba sucediendo. Este fue un fenómeno único para mí, según las consecuencias negativas que he tenido que reconocer.

Yo no podía esconderme de esto, así que tuve que examinar qué había detrás de él, como si ya hubiera existido en un rol así. Empecé a buscar y a investigar, y estas búsquedas me llevaron a la sabiduría de la Cabalá.

Pregunta: Hay muchas expresiones de antisemitismo en el mundo y es difícil entender cómo la gente puede no prestarle atención.

Respuesta: Ellos simplemente no quieren verlo. Los medios de comunicación israelíes no señalan estos hechos porque ellos no están interesados ​​en mostrar que el mundo se mueve en contra de Israel. Presentan esto como una protesta contra la política gubernamental o en contra de determinados partidos y no en contra de todo el pueblo de Israel. Esto no se menciona en ninguna parte.

(141940 – Del programa “Una nueva vida” del 14 de Agosto del 2014)

Descubran al Creador a través de todas las pantallas

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam escribe en el artículo, “No existe nadie más aparte de Él”: Está escrito, “y no hay otro fuera de Él”. Esto significa que no hay otra fuerza en el mundo que tenga la capacidad de hacer nada contra Él. Esta es la única fuerza que lo decide e lo implementa todo, y no hay nada además de Él.

Y lo que el hombre ve, que hay cosas en el mundo que niegan el manejo superior, es porque esta es Su voluntad, a fin de confundir a la persona, dándole la sensación de que hay varias causas, varias fuerzas.

Y se le hace de esta manera intencional para que a través de esta confusión, de la disipación, la persona misma pueda dirigirse de forma precisa hacia esta fuerza, como con una mirilla. Al principio, la atención el enfoque es difuso para que después eso, gradualmente se dirija con precisión. Lo mismo ocurre aquí.

Específicamente, si empezamos a sentir diversas fuerzas, distintas causas, diferentes fuentes en nuestras vidas, en última instancia, alcanzamos la decisión de que todo esto lo hace una fuerza que tiene la intención de confundirnos desde todos los lados de tal forma que corrijamos nuestra visión, nuestra percepción, y para que en todo tipo de situaciones que nos sucedan estemos más enfocados.

El método del Creador es confundirnos, y precisamente a través de esta confusión debemos descubrirlo a Él, entenderlo más, conectarnos más con Él, irrumpir a través de esta visión borrosa llamada, la izquierda rechaza y la derecha adjudica.

El Creador actúa en dos direcciones: Por un lado, Él nos rechaza, nos confunde, nos da todo tipo de ejercicios, como si fuéramos por el camino equivocado, no hacia Él, que no sea Él, y como si nuestros amigos no fueran nuestros amigos, y nuestro maestro no fuera un maestro, y esto fuera innecesario. En vez de ello, es todo lo contrario.

Todo esto es así para que lo escudriñemos y lo adquiramos en realidad. Entonces ya será nuestro y ya no estaremos confundidos.

Es decir que lo que la izquierda rechaza, lo que nos confunde, es considerado como corrección. Esto significa que hay cosas en el mundo, todo tipo de situaciones, que, para empezar, están destinadas a confundirnos, a desviar a la persona del camino correcto, y por medio de las cuales ella es rechazada de la santidad. Y para que a partir de esto, ella pueda entenderlo a Él y estar más cerca de los amigos, del estudio, de la comprensión y la sensación.

Es precisamente de allí que comenzamos el camino correcto. Empezamos a sentir y a identificar la dirección del camino correcto. Pero nuestro objetivo no es en este. Si con la ayuda de estos rechazos, nos volvemos más sabios, más comprensivos, y avanzados, entonces, en total, nos hacemos más sabio y bestias más sofisticadas y nada más que esto. Pero nosotros no necesitamos alcanzar el estado en el que seamos sabios y entendamos lo que está ocurriendo y cómo el Creador nos da ejercicios. No, tenemos que alcanzar Su nivel.

Y es por eso que el Creador nos lleva a estos estados confusos, tan difíciles y desagradables, al agotamiento, del cual aparentemente no hay salida posible, para que podamos sentir realmente que sin Él no tenemos ninguna posibilidad de alcanzar la meta de la creación, la meta de toda la vida, de tal forma que necesitemos de Él.

Si requerimos de Él, si le gritamos para que Él venga y nos ayude, para que Él nos conecte de tal manera que Él corrija nuestra percepción, que Él nos rescate, entonces este es el estado más feliz ante Sus ojos. Esto se debe a que en ese momento Él puede acercarse a nosotros, llevar a cabo estas correcciones, y nosotros estaremos juntos.

Este es el objetivo de todos los rechazos.

(141888 – De la Convención en Nueva Jersey, “Día dos” del 09  de Agosto del 2014, Lección 4)

El punto de no retorno

Dr. Michael LaitmanTenemos que aplicar el máximo esfuerzo para alcanzar la meta que aspiramos y al hacerlo, lograr probar que somos incapaces de alcanzarla. Entonces, tenemos que comprobar si vamos en la dirección correcta y si tenemos alguna posible oportunidad de alcanzarla; entonces, mediante el empleo de nuestro intelecto y sensaciones nos daremos cuenta de que nunca seremos capaces de lograr esta meta por nuestra cuenta y que necesitamos la ayuda del Creador.

Debemos aceptar el hecho de que sólo el Creador es capaz de darnos entrada en el mundo espiritual, de llevar a cabo nuestro nacimiento espiritual, de hacer la transición desde el vientre de nuestra madre que nos separa, al estado de conexión. Durante el parto, pasamos por el lugar más estrecho que conecta un mundo con el otro; que es el lugar de la conexión inicial entre nosotros que sucede en el nivel espiritual mínimo. ¿Somos capaces de conseguir esto o no?

Si la respuesta es “sí”, entonces hagámoslo, si la respuesta es “no”, exijamos que el Creador lo haga, una de las dos. ¡Tomemos una decisión inmediata y ejecutémosla rápidamente en vez de perder el tiempo!

Como regla general, la inclinación al mal nos susurra al oído “promesas” del gran éxito que nos espera “la próxima vez”; nos dice que todavía no hemos logrado todo aquello que somos capaces de hacer, que no hemos leído lo suficiente o aprendido todo lo que podríamos aprender, y por lo tanto hay un montón de cosas de las cuales todavía tenemos que encargarnos.

Así es como hemos actuado durante muchos años; reconocemos que como resultado de la influencia del grupo, empezamos a darnos cuenta que somos incapaces de irrumpir en el mundo espiritual y le hacemos una petición al Creador para que nos ayude.

Este es el momento en que empezamos a gritar y a pedirle Su ayuda, y esta es la dirección correcta, ya que no poseemos el poder de otorgamiento sino que sólo conservamos la fuerza de recepción.

La influencia del grupo les proporcionará a todos la comprensión de que sólo el Creador es capaz de construir un sistema de conexión entre nosotros y unirnos. Exigimos que suceda y estamos fuertemente en desacuerdo con nuestro egoísmo que nos invita a seguir trabajando de forma independiente. No hay ninguna razón para seguir actuando de la manera antigua; nuestro entorno puede influir en nosotros de tal manera que lleguemos a una decisión.

(29649 – De la lección del 12, de Noviembre del 2010″Carta 57″, Baal HaSulam)

El asunto de la sabiduría de la Cabalá

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “La esencia de la sabiduría de la Cabalá”: Esta sabiduría no es ni más ni menos que una secuencia de raíces, que se descuelgan a modo de causa y consecuencia, por medio de reglas fijas y determinadas, entrelazadas a una meta única y exaltada, descrita como “la revelación de Su Divinidad a Sus criaturas en este mundo”.

La sabiduría de la Cabalá habla sobre toda la realidad, y se les revela a personas a través de la historia y, en general, al final de nuestra historia.

La abundancia viene de arriba, y de abajo, existe el deseo, una necesidad ardiente. Ellas no pueden tocarse porque hay un obstáculo que aísla entre ellas, una precondición esencial de adaptación. Esto es lo más importante que debemos saber. Este es el tema de la sabiduría de la Cabalá.

Hay muchos detalles, pero esto es lo que necesitamos primero y ante todo: saber cómo adaptarnos y hacer de nosotros mismos seres adecuados para la percepción del Creador, para la percepción de la abundancia.

En consecuencia, el Creador se revela en toda la profundidad del deseo, en todos sus cinco niveles.

En cuanto a las raíces, las descubrimos de acuerdo al Tzimtzum Alef (la primera restricción), al Masáj (pantalla), y a la creación de la capacidad de adaptación necesaria.
(141752)
De la 5° parte de la lección diaria de Cabalá del 8/18/14, Escritos de Baal HaSulam

¿Necesitamos al malvado Faraón?

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué le pasó al pueblo de Israel durante estas últimas semanas, cuando se llevó a cabo la operación militar? ¡Hubo un milagro de la unidad!

Respuesta: La fuerza de la unidad es el despertar. Es la fuerza superior. Estamos en el período que los cabalistas llamaron “el final de la corrección” (Gmar Tikun), la última generación, la liberación completa.

La Luz Superior se acerca a nosotros y nos anima a conectarnos con Él. Puesto que somos opuestos a la Luz, nosotros percibimos su cercanía como algo negativo. Si estamos unidos, o al menos hacemos esfuerzos por unirnos, consideramos la cercanía de la Luz como amable y positiva.

Nos envían diversos eventos con el fin de ayudarnos a reconectarnos con los demás. A medida que la Luz desciende hacia nosotros, tenemos que volvernos similares a ella. Estos eventos a veces son agradables, tales como las celebraciones de las festividades en todo el país, etc., y los desastres y las guerras también nos las envían.

Tanto los eventos buenos como los trágicos nos los dan con un único objetivo: empujarnos hacia la conexión. Entonces, la Luz Superior, la fuerza general del universo que abarca y completa todo lo que hay en una esfera, tendrá la oportunidad de manifestarse ante nosotros.

Es por esto que tenemos impresiones de ambos extremos: por un lado, nos volvemos mucho más sensibles a la presión de las aflicciones y problemas. Por otra parte, la sensibilidad nos permite sentir la presencia de una fuerza especial de unidad, la fuerza superior que se acerca más a nosotros.

En estos días, todos nosotros sentimos que había una atmósfera muy especial en este país y que recibimos un tipo muy inusual de llenado. Nuestra tarea es desarrollar la misma sensación de unidad entre nosotros en la medida en que las guerras desaparezcan debido a su inutilidad total.

Si logramos hacerlo, no habrá necesidad de utilizar una influencia externa que nos presione aún más, a fin de que conectarnos y nos mantenernos juntos, unidos debido a Hamas. Si nos unimos voluntariamente, la fuerza malévola externa que nos empuja y nos obliga a unirnos sería redundante.

Todas las partes del sistema funcionan en sinergia. Se nos dice que el “Faraón acercó a los hijos de Israel al Creador”. El Faraón representa una fuerza negativa general singular. Y pronto, veremos cómo el mundo entero se convierte en una fuerza negativa dirigida contra Israel. Esta nos presionará desde todos los lados y utilizará todos los medios posibles para que aspiremos a la unidad.

El acercarnos al Creador significa volver a conectarnos en un deseo general y volvernos como un hombre con un corazón en aras de la implementación de la regla: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Entonces, ¿necesitamos realmente al malvado Faraón? El mundo entero es llamado Faraón, porque en todos los países florece el antisemitismo y nadie quiere ayudarle a Israel.

Acabo de regresar de un viaje a América del Sur y del Norte y Europa, y puedo decir que nunca antes había sentido un odio enorme tan universal por los judíos. Todos piensan que el pueblo judío es la fuente de todos los problemas en el mundo y que no hay lugar para ellos sobre la faz de la tierra, ya que les provocan muchas aflicciones a todos.

Yo estuve en los EE.UU. durante el tiempo que un rabino fue asesinado en Miami. Mientras caminaba por la calle, alguien le disparó y se fue. ¿Creen ustedes que hubo indignación en la ciudad? Todo estaba muy tranquilo, como si todos estuvieran de acuerdo con esto.

En las noticias sólo hay informes de que Israel está atacando Gaza y matando niños palestinos. Nadie dice nada acerca de los misiles que caen sobre el territorio israelí. La emisión de los medios de comunicación es que el ejército israelí destruyó casas y mató a un cierto número de civiles. Y lo que está ocurriendo en Israel como consecuencia de los cohetes y los ataques terroristas no se menciona. O bien dicen que Israel merece este tipo de problemas, o simplemente no dicen nada acerca de estos eventos, como si ellos no supieran que Israel está siendo bombardeado, como si Hamas no existiera, como si Hamas no estuviera disparando miles de misiles contra Israel.

Milagrosamente, todas las noticias se filtran. No es intencional, no se trata de alguien deseando presentar maliciosamente hechos sesgados. ¡Ellos lo ven de esta manera y transmiten su visión en todos los canales; por lo tanto, el mundo entero se relaciona con Israel de esta manera!

El mundo evalúa la situación de manera muy sencilla: el pueblo de Israel está obligado a ser una fuerza buena y útil que organiza, unifica  y lleva al mundo hacia la unidad, hacia la armonía en todas las partes de la naturaleza. En su lugar, estas personas causan daño. Ellos consideran al pueblo de Israel como la fuente central de la maldad en el mundo.

Cada persona que vive en este mundo tiene incorporada una sensación profunda, que es imposible cambiar. El conocimiento está impreso como piedra angular en todos. Por lo tanto, el pueblo de Israel no tienen otro camino que el de cumplir con su misión en relación al resto del mundo.
(141579) 

Por qué Jacob le teme a Esaú

Dr. Michael LaitmanPregunta: Jacob le teme a Esaú, ¿De qué tiene miedo?

Respuesta: Digamos que yo fui a visitarte. Antes de venir tuve una buena cena, y aunque me ofrezcas distintas comidas, no tengo hambre, es decir, mi deseo de recibir placer no es grande en absoluto. Yo te digo: “Sabes, no quiero nada, pero por ti (con el fin de otorgar) estoy dispuesto a aceptar un bocadillo, por ejemplo té y pastel”. Yo recibo mi bocadillo, y no siento vergüenza; yo hice eso con la intención de complacer al anfitrión, y esto nos hace iguales a ambos, porque cuando no recibo para mi propio beneficio, esto se considera como un otorgamiento hacia ti, y esto me llena de auto respeto.

Nos sentamos a la mesa, tenemos una conversación, el tiempo va pasando y yo empiezo a sentir hambre. Tú dices: “¿Así que tal vez quieras algo?” Pero ahora realmente tengo hambre, huelo la comida; esta me “atrae”, entonces  ¿qué hago? Tengo miedo de permanecer en este gran deseo. Estoy enfrentando un gran deseo, ¿seré capaz de resistir a este gran placer mientras tengo este gran deseo y podré realizar la misma acción para complacer al anfitrión?

Si actúo con el fin de otorgar, revelo al Creador y si no lo alcanzo, aterrizo en el así llamado “infierno”; caigo en el estado llamado Esaú gobierna sobre mí.

Esto es llamado que Jacob tiene miedo. Él no sabe si será capaz de sobreponerse a su egoísmo, a su deseo de recibir placer, porque Esaú está en este, él empieza a exigir, él se acerca a Jacob y le dice: “¡Somos hermanos! ¡Estemos juntos!” Nuestro deseo egoísta nos dice: “¿Quieres la espiritualidad? ¡Estoy contigo! ¿Quieres alcanzar la Luz? ¡Yo amo la Luz! ¡Dámela!

Nosotros debemos alejarlo, confundirlo, engañarlo, decirle, “Está bien, nos vemos mañana”, y correr tan rápido y tan lejos como podamos. La Torá nos enseña cómo trabajar con nuestro egoísmo al tomar gradualmente partes de este para la corrección, hasta que corregimos todo el egoísmo.
(29335)
La porción semanal del 11/18/2010, El Zóhar

Donde el corazón desea…

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué pedimos que la Luz nos cambien, si nosotros no la percibimos?

Respuesta: Es cierto, lo primero que ustedes deben tener es el deseo, y sólo entonces pueden recurrir a la Luz.

Si escribiera en una hoja de papel: “¡Tengo que pedirle a la Luz!” y lo leyera cien veces, no pasaría nada. Esto se convertiría en un hábito; podría seguir repitiendo estas palabras como un disco rayado y nada más.

Pero se nos da la oportunidad de cambiar nuestro deseo con la ayuda de nuestro entorno. Después de todo, existimos entre otras personas y no solos.

Cuando yo los escucho y los veo a través del prisma de la envidia, la lujuria y el honor, de todas estas propiedades que son parte de mi deseo de recibir placer, entonces quiero recibir todas las cosas buenas que ellos tienen, y elevarme aún más alto que ellos.

Si quieren ser ladrones, entonces yo quiero ser el ladrón más importante, poderoso, y exitoso, porque ellos respetan esto.

Cuando mi entorno considera importante el alcance del atributo de otorgamiento, entonces, naturalmente yo querré con todas mis fuerzas tener éxito en ello, ya que esto se volverá importante para mí.

De tal forma que yo puedo cambiar el deseo de mi corazón a través del entorno. Entonces, también está escrito: “Haremos y escucharemos”, porque yo soy capaz de hacer esas mismas cosas como consecuencia de que repentinamente desearé algo que al principio no estaba en mí, como el otorgarles a los demás y considerar que se trata de algo importante, aunque se trate de un deseo de otorgar egoísta en cierta medida.

Después de todo, yo existo en una sociedad egoísta, y si esta sociedad comienza a convencerme de que vale la pena otorgar, naturalmente yo, al igual que todos mis amigos, empezaremos a pensar que realmente vale la pena otorgar.

Pero al mismo tiempo, yo creo que esto me beneficiará, que seré importante ante sus ojos, que seré grande, que alcanzaré el Mundo Superior, y que el Creador será mío. Entonces esto es otorgar; lo que importa es mí ganancia. A esto se le llama Lo Lishmá.

Cuando impulsado por esta aspiración, yo, no obstante quiero que la Luz venga a mí y me cambie, ésta comienza a cambiarme, y de repente me contagio con algún tipo de “virus”; adquiero algo que no tenía antes, algo que no quería, y que no tenía la intención de conseguir. De repente comienzo a pensar realmente que el otorgamiento es algo especial, bueno, y sublime.

¿De dónde viene esto? Esto aparece como una enfermedad que ustedes realmente no quieren tener. Yo empiezo a pensar seriamente que es una buena cosa pensar en los demás en vez de pensar en mí, sin ningún tipo de beneficio o recompensa para mí.

Naturalmente, yo aquí atravieso una secuencia de cambios. En primer lugar, creo que debo alejarme de mi deseo egoísta de recibir placer y que esto me hará sentir mejor y más libre.

Entonces comienzo a pensar que yo debería otorgarles a los demás, porque de esta manera aun así adquiero algún tipo de superioridad, porque al final me acercaré al Creador, y esto también es digno de algo.

Y así sucesivamente, hasta que la Luz influya gradualmente en mí, de tal forma que alcance una intención pura llamada Lishmá, exclusivamente “en aras de otorgar” sin recibir nada a cambio. Y yo lo siento; compruebo que no recibo nada a cambio.
(27765)
De la lección del 11/26/2010, Escritos de Rabash