Buscando una solución en un círculo de iguales

Dr. Michael LaitmanPregunta: En un taller, en un círculo, ¿no todos tienen que expresar su opinión?

Respuesta: No, esto no es un debate televisado que ahora llena todos los canales. Si todos comienzan a traer argumentos de su mente corpórea y a mostrarles a todos lo listo que es, esto no conducirá a nada. En un círculo que no hay lugar para los sabelotodo. Solo se necesita la conexión, y en conexión todos somos iguales.

Llegamos a un taller para conectarnos y encontrar el poder de la unidad, la sabiduría compartida. Así que entre nosotros no hay justos o sabelotodo, nadie es bueno o malo, por el contrario, todos somos iguales. Nos reunimos para invertir esfuerzos internos, mentales en beneficio de la unidad entre nosotros, para sentir el poder de nuestra unidad dentro de la conexión interna entre nosotros. Este poder se descubre gracias a nuestros esfuerzos.

No hay lugar aquí para debates. En esencia, no hay ni siquiera necesidad de hablar. Sería aún mejor si pudiéramos invertir esfuerzos internos y conectarnos sin palabras en absoluto. Sin embargo, ya que no estamos acostumbrados a esto, nos vemos obligados a hablar de algo. Y el tema podría ser más común y familiar.

¡Nadie en un círculo expresa su opinión! Yo escucho lo que dicen y estoy de acuerdo con ustedes en un 100%.

Pregunta: Pero estamos hablando de los acontecimientos actuales: salir de Gaza o no, actuar de esta manera o de otra.

Respuesta: ¿De qué tenemos que hablar para comenzar? ¿Somos un gabinete que toma las decisiones?

Pregunta: Pero queremos oír lo que todos piensan.

Respuesta: ¿¿Para qué necesito escuchar lo que piensan todos? ¿Cómo me ayuda eso? Nos reunimos en un círculo no para escuchar las opiniones de todos, más bien para escudriñar la única misión del pueblo de Israel. Así que hablamos de nuestra historia, de nuestro rol, de nuestra sabiduría, del por qué somos así. Es necesario hablar de esto y no de la operación en Gaza.

Entiendo que esta este es un asunto que arde dentro de las personas, pero uno tiene que pasar gradualmente de las acciones a aquello que lo provocó: ¿Por qué está sucediendo de esta manera? ¿Por qué somos arrojados todo el tiempo a una situación así? ¿Por qué sigue repitiéndose todo el tiempo? ¿Por qué no podemos corregirla de una vez por todas? ¿Qué quieren los vecinos de nosotros y qué queremos nosotros de ellos? ¿Existe un poder más elevado aquí que es “calienta” todo el tiempo nuestra relación?

Es posible comenzar con los acontecimientos actuales y avanzar gradualmente hacia una discusión más interna. Nosotros huimos de las preguntas reales y sólo queremos profundizar en sus fuentes.

Si empezamos a discutir cómo luchar y cómo reacciona el enemigo, qué es correcto y qué no, y lo que todos los políticos dicen sobre el tema, esto seguirá de forma incesante, sin ningún beneficio. Nos corresponde a nosotros el tratar de controlar la causa, la solución. Después de todo, la causa y la solución se encuentran en un solo lugar.

Pero por lo general las personas sólo hablan de las consecuencias externas que se renuevan todos los días y que alimentan los medios de comunicación.

(140209)
Del Kab.TV de “La misión del pueblo de Israel” del 7/8/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: