Consejo -> Un medio maravilloso -> Un nuevo cálculo

sssNosotros escuchamos el consejo de los cabalistas sobre la forma apropiada de organizarnos en distintas situaciones y estados con el fin de recibir la máxima influencia de la Luz  que Reforma.

Es por esto que llevamos a cabo distintas acciones artificiales, materiales y egoístas de acuerdo al principio de “¡Haremos y escucharemos!” Y este consejo funciona.

Pero los cabalistas no pueden obligarnos a realizar actos de otorgamiento. Debido a que trabajamos con nuestra materia egoísta de acuerdo a su consejo, nosotros queremos atraer la fuerza desconocida de la Luz Circundante para que esta nos influya y nos transfiera a un nuevo estado.

Y en ese momento en el que yo empiezo a cambiar, comienzo a actuar de distinta manera, con una nueva mente y un nuevo corazón. Nosotros trabajamos de acuerdo a esta cadena: consejo-> un maravilloso medio -> un nuevo cálculo.

Es por esto que al trabajar con estudiantes  (tanto niños como adultos), uno necesita buscar actividades que atraigan el máximo de Luz Circundante, y esto dará el mejor resultado. Si esto no funciona, entonces no hay nada que pueda hacerse. Todo lo que podemos hacer es pedir la corrección, elevar el MAN (plegaria): ¡Yo quiero un cambio interno!

Todo lo que viene de arriba es una consecuencia de la influencia de la Luz Superior, la cual no podemos tocar. Esta pertenece a “los secretos del gobierno superior”.

Nosotros atraemos la Luz Circundante al estudiar las fuentes primarias. Y si los adultos leen los textos  de Baal HaSulam, esto es suficiente con que los niños tengan una discusión sobre estos artículos; por ejemplo, una discusión de “Cuerpo y alma”, “Percepción de la realidad” o “Libre albedrío”, que hagan un debate sobre su conexión con algunas leyes físicas o químicas en nuestro mundo. Debemos buscar que sea entretenido, en forma de juego. Al hacer esto, atraeremos a la Luz misma.

Necesitamos explicarles a los niños los mecanismos que cambian al ser humano en un lenguaje para niños. Ellos perciben esto como hechos y empiezan a usarlo. Gradualmente todo esto se almacenará en ellos.

El trabajo con los niños difiere del trabajo con los adultos. Está escrito que enseñar a un niño es como escribir en una pizarra limpia. La materia del niño entiende todo de forma natural, entonces ellos aceptan todo lo que escuchan de los adultos como una verdad.

Esto refleja lo que hay entre raíz y rama. Cuando percibimos a alguien mayor que nosotros, percibimos todas sus palabras como hechos obvios. Y necesitamos usar esta prioridad que tienen los niños con el fin de llenarlos de forma correcta, en vez de todo aquello con lo que nuestro mundo egoísta los rellena. 

(28086 – De la lección “Cuerpo y alma” del 11/29/10)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: