El secreto esencial de los judíos, parte 7

Extracto de El secreto esencial de los judíos, por Michael Brushtein

El éxito del siglo 21, El capital

Ya pesar de todo, ¿qué pasó? ¿Por qué debería alguien ser cerrado?

El hecho es que de repente una brisa de comunismo, o si lo prefieren, de colectivismo, ha comenzado a soplar en el mundo.

La forme en que esto amenaza a la población no se sabe todavía. Tarde o temprano, ellos querrán cerrar algo, corregirlo, y todo lo que queda es dividir. ¿No lo creen así? Ustedes no tienen que buscar demasiado lejos la evidencia.

Las personas se han apresurado a comprar los libros de Karl Marx, y por otra parte, lo hacen por paquetes. Dicen que la circulación de libros vendidos ya ha roto todos los récords.

“Desde el año 2008, las ventas de obras como El capital, el manifiesto… y Una contribución a la crítica de la economía política, han aumentado constantemente”.

“Los clientes de banco Sparkasse en la ciudad alemana de Chemnitz (anteriormente Karl-Marx-Stadt) eligieron que se imprimiera el retrato del Marx en las tarjetas plásticas…”

“Sí, Karl Marx está masificándose, y solo Dios sabe dónde terminará”, escribe Stuart Jeffries, un articulista de The Guardian.

“Y qué pasa cuando la gente comienza a leer a Marx y a Engels, ¿se acuerdan?

“Sharikov se encogió de hombros. ‘No estoy de acuerdo”.

“¿Con quién, con Engels o con Kautsky?’

“Con ninguno de ellos, respondió Sharikov.

“Esto es más notable. Cualquiera que diga eso. . . Bueno, ¿qué sugiere usted en su lugar?

“¿Sugerir? No sé. . . Ellos sólo escriben y escriben todo lo decadente… todo sobre algunos congresos y algunos alemanes. . . hace que mi cabeza se tambalee. Lo alejan todo de la dirigencia, y luego lo dividen”1.

Por cierto, hablando de El capital de Marx. Para ser honesto, ¿quién de ustedes, queridos lectores, fue capaz de conquistar, lo siento, este enorme trabajo? Por ejemplo, yo no pude. Ni cuando era estudiante, ni más tarde cuando me convertí en un padre, ni ahora cuando mi hija me hizo abuelo de nuevo. No pude, eso es todo. Aunque lo he intentado muy duro.

Cada vez que abría el libro, rápidamente comenzaba a bostezar y luego simplemente me dormía. No hay nada que hacer, no es “un libro sobre comida sana y deliciosa”, ni siquiera Akunin.2

Yo sospechaba que había algo malo en mí. Todos lo leen, y yo no. Todos pueden, y yo no soy capaz. Entonces, lo pregunté en privado. Entre mis amigos y conocidos. Luego entre los amigos de mis amigos. Por último, entre los familiares de las personas y de los demás.

Tuve suerte. Finalmente encontré a aquel que jura que logró leer el libro. Realmente lo envidio. Es una persona fuerte y persistente.

De nuevo, la gente compra el libro, a pesar de ser grueso e ilegible. Hoy en día es un éxito de ventas, especialmente en Europa. La gente quiere un cambio social, queremos justicia. El colectivismo, que parecía haber sido enterrado para siempre junto con la Unión Soviética, ha aparecido de nuevo repentinamente en la agenda. Y no sólo en alguna parte, sino en Europa, el padre y la madre del capitalismo.

Bueno, y ¿qué pasa con Estados Unidos? ¿Es justo que China le proporcione al mundo entero los bienes, Rusia produzca petróleo, que Israel cultive tomates morados, y América imprima dólares y aumente la deuda nacional en la modalidad en línea? ¿A esto le llamamos la división global del trabajo?

Supongamos que Karl Marx no es la prueba, sino una simple coincidencia. Pero ¿qué puede hacerse con una innovación moderna, con el Internet? La pandemia social se ha extendido por toda la red mundial. El monstruo social Facebook se ha convertido en líder. De acuerdo con las visitas, ha superado no sólo a los sitios porno, sino también a un importante motor de búsqueda de Internet, a Google, y parece que este es sólo el principio…

“La propagación masiva de los servicios de redes sociales requiere replanteamiento de este fenómeno del siglo 21, especialmente con el advenimiento de los dispositivos móviles unificados”.

Notas:

1 Una cita de El corazón de un perro, una novela de Mikhail Bulgakov, es una sátira del nuevo hombre soviético, escrito en 1925 en el apogeo del período de la NEP, cuando el comunismo parecía debilitarse en la Unión Soviética. Se interpreta generalmente como una alegoría de la revolución comunista y un “equivoco intento de revolución para transformar radicalmente a la humanidad”. Sharikov es uno de los personajes principales. Originalmente era un perro callejero, transformado en un ser humano (sus glándulas fueron trasplantadas de un borracho). Él se unió al Estado soviético.

2 Boris Akunin, escritor ruso, conocido como escritor de ficción de detectives e histórica.

(138824)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: