Es hora de actuar como un hombre con un corazón

Dr. Michael LaitmanIsrael está en guerra. Nunca había habido una guerra así. Por primera vez, los cohetes de aquellos que odian a Israel casi cubren todo nuestro país. Hoy en día en el campo de tiro hay cinco millones de israelíes. Anteriormente, Israel se dividía en zonas climáticas; pero hoy en día se le agregaron minutos y segundos a esta división. Se trata del tiempo asignado para que nosotros y nuestros hijos nos escondamos de los misiles que entran.

Luchamos y lucharemos hasta ganar, pero esa no es la razón. El odio que motiva a nuestro enemigo: ¿Cómo podemos superarlo? Nosotros les proveemos alimentos, electricidad, tratamos a sus heridos e intercambiamos los cuerpos de nuestros soldados por cientos de terroristas vivos. Estamos de acuerdo en un alto al fuego “humanitario”. Y ¿qué obtenemos a cambio? Sólo ira y odio.

Y si fueran sólo nuestros vecinos. ¿Qué pasa con los enemigos internos? Los disturbios en Jerusalén, así como las manifestaciones en Judea y Samaria la semana pasada, son ejemplos vívidos.

¿Cómo responde el mundo a lo que está sucediendo? Brasil y Ecuador están retirando a sus embajadores. Se llevan a cabo manifestaciones anti Israel en Alemania, Francia, Inglaterra, Italia, y otros países. Ellos piden de forma unánime que salgamos de Gaza. En otras palabras, quieren que nosotros no interfiramos con Hamas, quienes cavan túneles y disparan cohetes contra nosotros.

El mundo entero, sin decir una palabra, se une en contra de nosotros, y “¿¡dónde está nuestra unidad!?”

Cuando los misiles están cayendo en Tel Aviv, algunos de los nuestros salen a las calles para participar en manifestaciones en contra de nuestro combate con Hamas. Cuando los manifestantes en París queman tiendas de judíos franceses, los judíos de América protestan en Manhattan con signos “Boicot al Apartheid israelí”.

LA HISTORIA SE REPITE

La historia se repite de una manera horrible. Los enemigos de los judíos están unidos entre sí, y los judíos son o pasivos, o, por el contrario, muestran ejemplos de indiferencia autodestructiva.

Antes de avecinarse el Holocausto, el cabalista eminente del siglo 20, Baal HaSulam le pidió, le suplicó al pueblo judío que se uniera, pero nadie lo escuchó. He aquí lo que escribió en el editorial del primero y al mismo tiempo último número de Ha Umá (La Nación), publicado el 5 de junio de 1940:

Si no esperamos un milagro, se hace evidente que nuestra existencia, tanto individual como nacionalmente se tambalea en la balanza de la vida y la muerte.

Si perdemos tiempo y no nos levantamos como un hombre con el fin de aplicar a la hora del peligro el tremendo esfuerzo necesario, salvando por nosotros mismos al resto de Israel, entonces los acontecimientos que ocurren ahora se volverán desenfrenados, ya que la situación se desarrolla de acuerdo al deseo de nuestros enemigos, los cuales tienen la intención de borrarnos de la faz de la Tierra.

También está claro que los enormes esfuerzos en el camino que yacen ante nosotros y que contienen abundantes obstáculos, requerirán de la unidad firme e inquebrantable como el acero de cada parte de nuestro pueblo sin excepción.

CÓMO UNIRNOS

Desafortunadamente, pocas personas saben que la Cabalá es principalmente un método de unidad. A lo largo de la historia, los cabalistas unieron al pueblo, pero siempre hubo fuerzas externas y con mayor frecuencia internas, que impidieron esto. Cuando la idea de unidad prevaleció entre la nación, ella ganó, y cuando el país estaba desgarrado por contradicciones internas, sus enemigos lo derrotaron.

Hoy en día, los cabalistas están haciendo nuevamente todos los esfuerzos posibles para unir al pueblo de Israel, y la mejor oportunidad para experimentar el verdadero poder de la unidad está en los círculos de debate que se realizan en todo el país.

Con la ayuda del método cabalístico de unidad, es posible superar cualquier barrera: mentalidad, origen, edad, opiniones políticas o de cualquier otra índole. Los esfuerzos comunes pueden superar el rechazo, el desacuerdo, y la incomprensión. Todos somos diferentes, pero podemos llegar a ser “¡como un hombre con un corazón!”

Nuestro sitio web: http://www.kabbalah.info/

Nuestro teléfono: 1-700-509-209 [Israel]

Para Sí y No – Canal gratuito 66 [Israel]

De domingo a lunes – 18: 00, 20: 00: informes especiales dedicados a la operación “Roca Indestructible”.
(140487)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta