Es tiempo de actuar

La guerra en Gaza nos unió por medio de un desastre, y hoy ya somos diferentes. Israel hoy es diferente. Todos nos esforzamos en cuanto a la asistencia mutua; abrimos nuestros brazos hacia los demás; creemos que allí en Gaza están nuestros niños.

Aunque no estamos atados a ellos por lazos de parentesco, estamos conectados por otros lazos: un destino, cuidado y amor en común. Y hay una oportunidad para fortalecer esto, para maximizarlo hasta que se alcance la verdadera unidad.

¿Cómo podemos lograr esto? La Cabalá responde esta pregunta.

Durante muchos años, durante siglos, la Cabalá fue ocultada exactamente en anticipación este momento en el que finalmente las personas se preguntarían: ¿Cómo llegamos a la unidad? Y esta pregunta no surgiría por curiosidad.

Esta sería urgente, vendría desde el corazón, desde un deseo enorme. Entonces, lo que estaba escrito en la Cabalá hace muchos siglos se escucharían: cómo, al elevarnos por encima del egoísmo, llegar a la unidad, no por la fuerza, sino con facilidad y en la alegría.

Hoy en día, ha llegado este momento. Nosotros ya entendemos que no podemos escapar, que tenemos una responsabilidad con nuestros hijos, con el pueblo, con el mundo entero.

Debemos volvernos un pueblo y pasarle esta unidad al mundo. Entonces habrá paz y felicidad verdadera, debido a que la ley que fue revelada por Abraham, con el apoyo de nuestro pueblo, estará con nosotros: la ley suprema del amor.

(141143) 

Material relacionado:

Pasó a paso hacia la unidad
El comienzo de la unidad de la humanidad
Un animal muy sofisticado o un humano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta