Israel bajo una lupa potente

Dr. Michael LaitmanPregunta: Usted dice que a través de su separación interna, Israel influye en los árabes y despierta en ellos una actitud hostil. Sin embargo, los árabes no sólo nos atacan a nosotros, ellos se matan sin piedad unos a otros.

Respuesta: La razón de este comportamiento es la separación de los hijos de Israel. Esto es lo que causa efectos como estos en otras naciones. A través de nuestra falta de corrección, también nosotros despertamos la falta de corrección en los demás, y por eso se comportan cruelmente.

Su corrección o sus pequeñas deficiencias aparecen en ellos en una escala multiplicada un millón de veces. Supongamos que ustedes se sienten mal con respecto a su vecino judío y se distancian de él aproximadamente un milímetro. Del lado árabe, comienzan a matar y a matarse entre sí. Háganle al menos una gota de bien a su vecino, y los árabes también se calmarán, y podría ser que incluso comenzarán a realizar buenas acciones.

Israel es el cuello de botella, la fuente de lo que está sucediendo, el tubo que transporta la Luz, una buena actitud hacia los demás, y si nosotros cerramos esta tubería de Luz, nos convertimos en la razón de todos los problemas.

Pregunta: ¿Se deduce que todas las relaciones entre nosotros en Israel se irradian hacia las relaciones de otras personas, las cuales crecen en la escala de millones?

Respuesta: Israel es la llave que lo maneja todo. Nosotros abrimos un poco este grifo y corrientes de bondad fluyen hacia el mundo, y si lo cerramos a través de nuestro mal comportamiento, entonces el mundo se queda sin Luz y grita que Israel es perjudicial para el mundo.

Estos pequeños cambios en nosotros, en nuestro grifo, despiertan cambios positivos o negativos a gran escala en el mundo entero.

Pregunta: Usted quiere decir que mi mala relación con los ciudadanos se irradia a otras personas un millón de veces, como si pasara a través de una lupa de gran alcance o de un altavoz, por ejemplo, hacia Siria, Ucrania, y así sucesivamente.

Respuesta: No sólo caen unos tras otros, sino que además llegan a nosotros con acusaciones, porque ellos sienten de donde proviene esta relación. Ellos ven en nosotros la razón de su comportamiento hostil en sus relaciones entre sí y la razón de todos sus problemas, e inconscientemente traen este odio de nuevo hacia nosotros, porque es nuestra culpa que ellos sean hostiles.

Esta es una ley de la naturaleza, y no es importante si la humanidad la entiende o no. Ellos siente inconscientemente lo mismo y actúa en consecuencia.

Mi mala relación con un vecino regresa a mí como un boomerang, multiplicado muchas veces y se revela en forma de odio de los árabes hacia Israel y de misiles lanzados en dirección a nosotros. No podemos determinar esto sin ambigüedades: Ahora, miré de reojo a mi vecino y, en otro momento, se escucha una sirena de ataque aéreo. Este es un sistema cerrado, complejo e integral, pero, específicamente dentro de él, hay una conexión de este tipo.

Tan sólo debemos comenzar a conectarnos, y veremos cómo, gracias a esto, el mundo será diferente. Tal vez no sea de inmediato, pero, después de algún tiempo, todo comenzará a calmarse.

(140571)
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 7/22/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: