Israelí no es una nacionalidad sino una aspiración

Dr. Michael Laitman“Israel” son las almas que despertaron espiritualmente en la antigua Babilonia. Son babilonios que una vez sintieron una aspiración por llegar a ser similares al Creador. Esta sensación se manifestó en su búsqueda del significado de la vida.

Hoy en día, se muestra la misma aspiración en la forma de símbolos externos. Cada uno que tenga un deseo “directamente hacia el Creador” y que desee revelar, conectarse y depender del Gobierno Superior es llamado “Israel”. Este pueblo se esfuerza por revelar el significado y la esencia de la vida más que cualquier otra cosa.

Ser israelí no es pertenecer a una etnia; es tener una aspiración. Esto explica porque hay personas de distintas nacionalidades que tienen este deseo y que tienden a unirse. En primer lugar, la unidad entre estas personas apareció debido a Abraham; después sucedió por Moisés. El propósito de unirse es llevarnos a un estado en el que todos lleguemos a ser un hombre con un corazón.

Al unirse, Israel adquiere una similitud con la Luz Superior y se transforma en un tubo, en un canal que transmite la Luz Superior. La Luz Superior se transite a través de Israel a las demás naciones del mundo. Esta es la tarea de Israel.

Si Israel no cumple su misión, las naciones del mundo lo culpan, lo empujan en varias formas para que ejecute su tarea, y lo odian por no llevar a cabo su tarea; esto es llamado “antisemitismo”. Ellas exigen una buena conducta de Israel porque esto afecta sus vidas. Las naciones del mundo exigen que Israel siga su misión.

Entonces empiezan a acusar a Israel por todo el mal que ocurre en este mundo. Incluso las naciones que no conocen a Israel y nunca encontraron sentido a su dependencia de este. Actualmente, el antisemitismo más fuerte se siente en Corea del Sur, aunque ellos no tengan nada que ver con Israel. Pero lo sienten, y cualquiera que dependa de Israel tiene la misma sensación.

El mundo está estructurado de una forma en la que Israel sirve como un canal para transmitir la Luz Superior que desciende a través de Israel al resto de la humanidad. Si Israel permanece unido, el canal se abre, y cuando Israel se separa, el canal está herméticamente sellado. Esto hace muy claro que Israel es el punto más crucial que determina el estado en el que estará el mundo entero: bueno o malo.

Las naciones del mundo no poseen ninguna libertad de elección. Ellas solo pueden ir a Israel y obligarlo a cambiar. Ustedes necesitamos explicarles a ellas esta estructura, la cual sienten intuitivamente. ¡Ellas solo necesitan comprender exactamente que deberían pedir de Israel: la conexión y nada más que la conexión! La presión general no ayudará.

E Israel no entiende qué debería hacer. Por lo tanto, ahora la sabiduría de la Cabalá se revela cuando ha llegado a ser posible corregir el sistema. Hace muchas generaciones, los cabalistas hablaron de nuestro tiempo. En el último siglo, los cabalistas señalaron que durante nuestro tiempo la unidad sería factible.

El mundo debe unirse. No tenemos idea quién pertenece a las naciones del mundo y quién es parte de Israel. Cualquiera que aspire a unirse en beneficio de alcanzar la Luz Superior es llamado Israel. Aquellos que pertenecen a Israel deben unirse y atraer la Luz hacia el resto del mundo.

Esto significa que Israel tiene que recibir la Luz Superior para adecuarla más a la creación. ¡Esta es la misión de Israel!
(140075)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/21/14, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta