Recogiendo las señales del Creador

dr.laitmanPregunta: Cuando aparecen las diferencias de opiniones en el grupo, esto se extiende sobre todos a la vez. Para resolver el problema de confrontación, los representantes de ambos lados se reúnen en un pequeño grupo y llegan a un acuerdo y unificación. ¿Cómo es posible extender esta unidad hacia todos?

Respuesta: Yo creo que es necesario organizar un círculo compartido en el cual todos se sienten juntos y el grupo de inicio aparezca como la fuerza de paz que trata de unirlos a todos ellos.

Incluso con distintas personas, entre grandes clanes de familia, es costumbre reunirse juntos con enemigos antiguos que entiende que es necesario unirse. Ellos se reconcilian, llegan a un acuerdo y después de esto, invitan a todos a un gran círculo donde discuten todo esto y prueban la necesidad de elevarse por encima de las distintas diferencias de opinión previas. Esta es la posición correcta.

Nosotros decimos que el Creador quiere establecer conexión con nosotros. Él se ubica entre nosotros y Él gobierna todo este mundo y retrata en nuestras emociones y pensamientos todo tipo de símbolos e imágenes para que empecemos a entender Su lenguaje. ¡No debemos olvidar esto!

El grupo tiene que recibir todo lo que está por fuera de la red de conexión común, el amor compartido, el acuerdo común, la unidad, todo esto desde el lado de la Luz podría llamarse espiritualidad, nosotros podemos relacionarnos con todo esto, con toda la falta de enfoque que Él nos da, como si se tratara de las señales que el Creador nos da para que volvamos al todo único en el cual nos disolvemos completamente: emocional, mental e intelectualmente, complementándonos unos a otros todo el tiempo.

De esta manera, en última instancia, encontraremos un lenguaje común con Él, y se acumularán constantemente en nosotros las impresiones y entendimientos.

Imaginen cómo percibe un niño el mundo que es totalmente desconocido para él: ¡sin saber nada, sin entender, sin tener ninguna sensación ni emociones! Él lo agarra, lo agarra y gradualmente el mundo se acumula dentro de él: el suelo, la mezcla y la constante renovación todo el tiempo, y el niño empieza a entenderlo. Esto significa que su mente se forma a sí misma de la manera correcta.

El corazón y la mente empiezan a entender cómo trabajar con la realidad en la que se encuentra. Después de todo, él mismo puede encontrarse en una realidad en la que estaba hace dos o tres mil años antes, o en la realidad de hoy en día, o puede ser la realidad que existirá dentro de cien o doscientos años.

Entonces, el niño sólo tiene que anhelar percibir el mundo real de esta forma: ¡con la boca abierta! También necesitamos hacer lo mismo en relación al mundo espiritual, de acuerdo a las leyes que nos describieron los cabalistas. ¡En otras palabras, nosotros nos descubrimos a nosotros mismos en él, y eso es todo!

Yo tengo que estar en unidad y amor mutuo todo el tiempo. Esto significa que descubro mis sentidos espirituales. Sin embargo, si mis sentidos no son así, esto significa que no son espirituales. No percibo este mundo. Tengo que cambiarme a mí mismo para relacionarme de forma creativa con todos los problemas que surgen.
(140945 )
– De la Convención en Sochi, “Día dos” del 7/14/14, Lección 4

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: