Un segundo antes de la corrección

wwwPregunta: Es obvio para todos que hemos llegado a un callejón sin salida y con urgencia necesitamos tomar acción. Pero no está claro exactamente qué tipo de solución ofrece Baal HaSulam, y que método propone usted para detener el sistema que lanza cohetes contra nosotros ¿Cree que las acciones militares no nos llevarán a nada?

Respuesta: No estoy diciendo en absoluto que no debamos defendernos. Debemos reaccionar a los ataques, pero sólo con el fin de ganar algo de tiempo, lo que nos permitiría emprender el nuevo camino.

Pregunta: ¿Hasta que comience otra escalada?

Respuesta: Si empezamos a hacerle frente correctamente a este problema, de la forma en que nos dirige nuestra Torá, entonces no habrá una nueva oleada. La Torá requiere que nos conectemos entre nosotros mismos. Actualmente nos encontramos en la misma situación de antes, como en el Monte Sinaí, y debemos llegar a ser como un hombre con un corazón. Si nos unimos, lograremos el éxito, y si no, será el lugar de nuestro entierro.

Comentario: Una gran cantidad de personas de la sociedad israelí se beneficia de la división de la nación. Todos odian a todos: Algunos odian a los rusos, otros odian a los nativos de los países del Este, y aún, otros odian a los inmigrantes de Europa. Esta división no está desapareciendo, sino que cada vez es más grande. Los abogados aceptan sobornos, la policía es negligente con sus funciones, todo el sistema está deteriorándose…

Respuesta: Esta es una clara señal de que es urgente trabajar en nuestra corrección, ya que la raíz del problema está específicamente en nosotros.

Comentario: El Internet está lleno de ataques hostiles hacia nosotros. Estamos rodeados por el odio universal y bajo el fuego de cohetes.

Respuesta: Este es exactamente el estado más adecuado para la corrección. Todo fue revelado. Se hizo evidente que todo el sistema está roto, y fallamos en todas las áreas. No podemos construirlo nosotros mismos.

Nosotros seguimos estando unidos por la presión que ejerce sobre nosotros el odio de nuestros enemigos. Pero si no fuera por los vecinos que nos rodean desde todas las direcciones, con las espadas afiladas que anhelan para destruirnos en nuestro propio país, habríamos empezado a matarnos unos a otros.

Sólo podemos agradecer a los que nos odian por el hecho de que nos llevan a mantenernos juntos, como frutos secos en una bolsa. De lo contrario nos habríamos dispersado mucho, sin dejar memoria de la nación de Israel, la cual es capaz de levantarse. No hemos desaparecido aún entre los siete mil millones de personas sólo gracias al odio externo.

Estamos en el punto final, un segundo antes de la corrección. Y esta corrección sucederá, ya sea a través de los golpes o por medio de nuestra razón que puede ayudarnos a llevar el proceso de corrección en nuestras propias manos y  a avanzar por el buen camino. Por lo que podremos ir por el camino de la Luz y la aceleración del tiempo (Ajishena) o por el camino del sufrimiento, el curso natural del desarrollo (Beitó).

El camino de la Luz implica que empezaremos a educarnos a nosotros mismos. No hay otra posibilidad de alcanzar la corrección sino a través de la educación de todos. Es necesario traerle el método de corrección a toda la nación y explicarle qué significa ser el pueblo elegido, ¿por qué somos tan odiados?, y qué tenemos que hacer para avanzar realmente y hacer que toda la humanidad avance.

Cada uno tiene que descubrir qué exige de nosotros la naturaleza. La palabra “naturaleza” tiene el mismo valor numérico (Guematria) que la palabra “Creador”. Es exactamente la misma fuerza. Cada persona tiene que descubrir la Torá verdadera, la cual se nos entrega para nuestra propia corrección a través de la ayuda de la Luz que Reforma.

La Torá es la Luz que Reforma, y nuestra naturaleza es la inclinación al mal, nuestro egoísmo. Está escrito, “He creado la inclinación al mal y la Torá como condimento”, ya que con su ayuda corregimos el egoísmo. La Luz en la Torá, es decir la fuerza del amor y otorgamiento, nos corrige. Es por esto que tenemos que aprender a corregirnos a  nosotros mismos y pasarle este método al mundo entero.

Estas son cosas muy simples y fáciles. Se nos dice que “toda la Torá es una búsqueda muy simple”. Y realmente es así, sólo si la persona no se confunde con otra cosa, sino que hace sólo lo necesario. Debemos hacerlo.

Cuando ustedes llegan a la gente y comienzan a explicarle esto, verán cuán fácilmente estarán todos de acuerdo, cuánto querrán escuchar y unírseles. 

(139889 – De un programa de televisión “La misión de la nación de Israel” No 2, 07/09/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta