Unidos o muertos

qqqComentario: Hoy hay una guerra; están cayendo cohetes y los israelíes están en busca de refugio. Esta situación catastrófica está obligando a muchas personas, incluso a aquellos que son seculares, a orar por la salvación. Esto está sucediendo por sí solo, de forma natural.

Respuesta: Este es el miedo animal común. La persona quiere escapar de la amenaza, salvarse de la miseria, es decir, de la falta de llenado, y de la negatividad que se han revelado. En esencia, si la persona no reza por la unidad, entonces no es diferente de un animal para el cual también es natural esforzarse para mantenerse a salvo de los desastres.

La adición del nivel humano es la capacidad de comprender la causa del mal, pedir la corrección y desear la unidad con los demás. Este enfoque es contrario al estado egoísta habitual, y esto permitirá que el hombre se salve a sí mismo del desastre. Esto sólo puede hacerse a través de la unidad.

Pregunta: El Creador dice que Él en realidad gana nuestras guerras, no nosotros. ¿Qué quiere decir esto?

Respuesta: Nosotros no tenemos la fuerza para prevalecer sobre las condiciones actuales y utilizarlas para el bien. Sólo tenemos la fuerza suficiente para vencer, desafiar y matar a los que fueron asignados desde el cielo para interpretar el papel de enemigos nuestros. Sin embargo, esto no resuelve el problema ni corrige nada. Si tenemos éxito, podemos elevar la opinión que tenemos de nosotros mismos, volvernos más orgullosos, y alejarnos aún más de la meta, que es la autocorrección. De esta manera, nuestro éxito en una guerra corpórea no conduce a la bondad.

Pero si después del combate, utilizamos los momentos de calma para “regresar a la fuente”, es decir, para formar el sistema correcto de relaciones entre el pueblo de Israel, así como entre ellos y todas las naciones de la diáspora, entonces lo utilizaremos realmente la guerra como se pretende.

Pero si no hacemos esto, entonces la victoria nos hace vivir en un mundo de fantasía y pensamos que somos mejores que otros. Esto se nos convertirá en un desastre aún mayor en el futuro, lo cual seguirá con prontitud.

Comentario: Las naciones del mundo critican abiertamente a Israel por proteger del terror a sus ciudadanos.

Respuesta: Y esto es sólo el comienzo. Todos en el mundo, incluyendo los judíos de la diáspora, con el tiempo estarán contra nosotros. Todos en el extranjero desprecian ferozmente a aquellos que viven en Israel. Y el pueblo de Israel se dividirá.

¿A dónde lleva este tipo de odio? En primer lugar, ellos rompen todos los lazos con nosotros, y sin ellos, es imposible existir en el mundo moderno.

Entonces, exigirán que no toquemos los árabes, y ellos los apoyarán. ¿Y qué haremos en ese momento? Los medios de comunicación mundial no nos perdonan por defendernos y nos culpan por la muerte de personas inocentes. Pero cuando vuelan los cohetes hacia nuestros civiles, los terroristas están saliéndose con la suya.

¿Por qué? Porque el mundo no nos ve como inocentes. Nos ve como culpables, incluso sin ningún tipo de conexión con la guerra. En esencia, este es su mensaje: “O ustedes se corrigen, o el mundo muere. De lo contrario, salgan de aquí”. Además, yo no estoy seguro de que haya un país dispuesto a aceptarnos. ¿Quién necesita a los judíos si sólo le traen miseria al mundo? Que se ahoguen en el mar.

Comentario: Esto parece una guerra por la supervivencia.

Respuesta: Este es un estado natural, no hay nada nuevo aquí. Estas leyes nos las describieron hace mucho tiempo y finalmente debemos reconocerlas. Sí, somos intransigentes y obstinados y no podemos “rompernos”, pero ¿hasta qué punto?

Pregunta: ¿Hay algo nuevo sobre la guerra actual? ¿Atestigua ella una nueva etapa de desarrollo?

Respuesta: Este nuevo grado de desarrollo está en las personas que comienzan a sentirse impotentes. Incluso si la actual campaña nos da un descanso, no hay una solución real. El mundo entero está contra nosotros, todos nuestros vecinos están contra nosotros, y ni siquiera se nos permite luchar contra ellos. No hay esperanza de una salida.

Los árabes, que vivían aquí antes de nuestro retorno, reclaman sus tierras, no están de acuerdo con que esta tierra se convierta en el hogar de Israel y preguntan: “¿Qué derecho tenían de echarnos de aquí hace 66 años? No estamos de acuerdo. Esta es nuestra tierra”. Cada uno de ellos puede decir esto y estará bien.

¿Sobre qué base regresamos aquí y los exiliamos a ellos? Sólo el hecho de hacerlo por su bien puede justificar esta acción. Y sólo la Fuerza Superior nos da la base para hacer esto, porque debemos traer al mundo entero a la corrección. En este caso, la situación es diferente porque actuamos en beneficio de todos sus habitantes, especialmente de los que vivían aquí.

Cuando demos un paso en este camino, veremos que ellos también ven que tenemos razón y estaremos de acuerdo con esto. Entonces, como dijo el profeta Josué, las naciones del mundo levantarán sobre sus hombros a los hijos de Israel y los llevarán a Jerusalén. Ellos nos ayudarán a hacerlo todo.

(139894 – Extracto de “Los escritos de los cabalistas. Las guerras de Israel “, parte 2 del 07/18/2014)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: