entradas en '' categoría

El trabajo secreto

345La Torá, “Levítico” (Metzora), 15:4-15:7: “Cualquier cama en la que yazca el hombre con el flujo, pasarán a ser inmunda, y cualquier objeto sobre el que se siente, pasarán a ser impuro. Y un hombre que toque la cama, sumergirá sus vestidos y se sumergirá a sí mismo en el agua y quedará impuro hasta la tarde. Y cualquier persona que se siente en un objeto, en el que el hombre con el flujo se siente, sumergirá sus vestidos y se sumergirá ella misma en agua, y será impura hasta la tarde. Y cualquiera que tocare la carne del hombre que tenga una secreción, deberá sumergir sus vestiduras y sumergirse en agua, y será impuro hasta la tarde”.

Cualquier contacto con los deseos egoístas puede llevar al contagio de los deseos corregidos.

Esto nos habla de la persona que establece un sistema integral de conexión con los demás. Por lo tanto, no tiene derecho a comenzar a hacer nada sin aclarar primero sus deseos, puesto que debido a eso puede sólo sufrir y al final todo se romperá. Ella lo construirá, pero todo colapsará, dado que hay un deseo egoísta en algún lugar que se activará después de ser incluido en todo este esquema.

Resulta que es esencial descubrir en primer lugar mi deseo egoísta. Esta es la esencia de la Torá, que nos dice cómo atraer la Luz superior con el fin de ayudar a aclarar dentro de nosotros los deseos egoístas y los deseos no egoístas; aquellos que ya pueden ser corregidos y aquellos ya están corregidos. Entonces pueden ser divididos en tres tipos: los que pueden corregirse, los que no pueden corregirse, y los que ya están corregidos.

La Luz debe revelar estos tres niveles dentro de mí. No hay nada que yo pueda hacer con la revelación de los deseos correctos, puesto que estos ya están listos. Tengo que suprimirlos simplemente para no permitir que se conecten con los deseos egoístas, ya que se nos dice que está prohibido sentarse en un lugar determinado, yacer allí, o tocarlo.

Entonces es esencial descubrir los deseos que pueden corregirse e iniciar la corrección de ellos por separado. Los deseos infectados que no pueden corregirse tienen que ser aislado y solo en los niveles siguientes, en la medida en que reciba los poderes del siguiente nivel, yo los aclaro nuevamente y decido si puedo hacer algo con ellos.

Se trata de un estudio muy serio, un estudio interno: tocar, incorporar dentro de mí, salir de mí mismo hacia los deseos impuros y viceversa, y atraerlos hacia mí con el fin de corregirlos. Por lo tanto, a esto se le llama trabajo secreto, dado que nadie puede verlo en el exterior. 

(142181 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/5/14)

Basados en el mundo espiritual

567Lo más importante acerca de nuestros deseos es diferenciar lo puro de lo impuro, de lo egoísta. Hay deseos egoístas que son posibles de corregir ahora, y hay aquellos que corregimos en un momento posterior, en la próxima etapa, los cuales son más elevados, o no están en uso, así que los corregimos al final.

Los deseos no corregidos de los que se nos habla en la Torá son aquellos que, como parece, pasan a través de la piel de la persona y se ve en su rostro.

Así es como funciona una célula en el mundo material. La genética ha descubierto que nuestro cuerpo es un gran mecanismo que incluye billones de billones de células y cada una de ellas está en constante corrección de sí misma, y lo que no puede corregir, lo empuja hacia afuera.

Nosotros no estamos interesados ​​en lo que arroja la célula, sino en el proceso de corrección de los deseos, porque es lo más importante. El cuerpo, en cualquier caso, morirá. Pero si corrigen algunos de sus deseos, entonces ustedes permanecen y existen en ellos. Esto significa que ya tienen algún control sobre una existencia mínima en el mundo espiritual. Después es posible seguir trabajando. Lo principal es que ustedes mismos se establezcan  allí.

Comentario: Esto significa que el deseo no desaparece, sino que queda para el futuro.

Respuesta: En la naturaleza no hay realmente nada que no tenga ningún uso. Si algo no es útil para nosotros en este momento, es sólo porque no somos capaces de corregirlo.

Pregunta: ¿Aun lo que produce la humanidad también es necesario?

Respuesta: Si. Pero el mundo corporal está conectado automáticamente con la corrección. De acuerdo a nuestros pensamientos y deseos, toda la naturaleza se corrige, incluyendo el nivel inanimado de la naturaleza.

Comentario: El pasaje semanal “El Leproso” habla específicamente acerca de esto, que no se trata sólo de la persona y su cuerpo, sino que también su casa puede infectarse con lepra.

Respuesta: Bajo el concepto de “casa”, también se incluyen los deseos del hombre. La Torá no habla de nada además del hombre. Todos los deseos están divididos en cinco etapas: cuerpo, vestiduras, casa, patio, y el resto del mundo. Pero nosotros hablamos principalmente sobre las cuatro primeras etapas, ya que lo principal es corregir estas cuatro partes.

(141804 – De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” 3/05/14)

El poder sanador de la música

789Pregunta: ¿Cómo puede influirnos la música de los mundos espirituales (superiores) en las condiciones modernas, en las que las personas se alejan de los valores reales y se esfuerzan por recibir placeres materiales? ¿Cuánto puede influir en los oyentes, incluso inconscientemente?

Respuesta: En la música de los mundos espirituales hay un poder superior grande porque la persona siente esta música cuando alcanza los estratos más elevados de nuestro mundo.

Ella siente la naturaleza en sus niveles sutiles y superiores, donde las señales y las fuerzas de control que luego descienden hasta el nivel de este mundo trabajan con el material del inanimado, vegetativo, animado, y humano, dando forma a nuestros pensamientos y deseos.

Siente las fuerzas que descienden a nuestro mundo y llevan a cabo acciones concretas en ella (le llamamos evolución o historia) en un nivel superior. Le parece que asciende más alto que nuestro mundo y comienza a sentir estas fuerzas a medida que llegan a nuestro mundo.

En el momento en que las siente, son mucho más fuertes que cuando descienden y se invisten en todo tipo de señales dirigidas hacia todo tipo de materiales, incluidos nosotros.

Así que cuando escuchamos simplemente las melodías de los mundos espirituales, sin transportarlas a cualquier otra imagen, éstas actúan sobre nosotros de una manera buena, positiva y beneficiosa: purificándonos, empujándonos hacia deseos más elevados, y dirigiéndonos hacia una mejor cooperación con otras personas.

Además de esto, ellas cargan una enorme cantidad de información. A pesar de que no lo entendamos, comienzan a trabajar en nosotros de manera positiva y beneficiosa en eso de que equilibran e incluso curan (en el sentido amplio de la palabra) todos los defectos físicos, morales y mentales.

Considero que esta música debe ser escuchada como una medicina. Ella prepara a las personas para que puedan percibirles gradualmente de forma más profunda.

(141982 – Del Kab.TV “Conversaciones con Michael Laitman” del 2/9/14)

Un aplazamiento temporal

345La Torá, “Levítico” (Metzora), 14:37-14:41 Y él mirará la lesión. Ahora, [si] la lesión en las paredes de la casa se compone de rojo oscuro o verde oscuro que se hunde al mirar las manchas, las cuales parecen ser más profunda en la pared, entonces el Cohen saldrá de la casa hacia la entrada de la casa, y deberán poner en cuarentena a la casa durante siete días.

Luego el Cohen volverá en el séptimo día y mirará [la casa]. Ahora, [si] la lesión se ha extendido en las paredes de la casa, el Cohen ordenará que quiten las piedras sobre las cuales está [se encuentra] la lesión, y las echarán a la basura afuera de la ciudad, a un lugar inmundo.

Podemos sentir y localizar las cosas descritas arriba, dentro de nuestros deseos. Todo el mundo nos lo dan por medio de nuestras sensaciones y no hay nada más aparte del deseo.

Es por eso que la Torá dice muy clara y explícitamente que nosotros sentimos las cosas en niveles más altos como fuerzas o como deseos que se “materializan” en diversas formas, colores, olores, etc. Aunque sean solo deseos y nada más que deseos.

La Torá, “Levítico” (Metzora),14:42-14:43,45: Y tomarán otras piedras y las llevarán en vez de las piedras quitadas. Después tomará otro polvo [argamasa] y yeso de la casa. Y si  la lesión regresa y brota en la casa, después de retirar las piedras, y después de que la casa fuera raspada y después de haber sido cubierta con yeso, entonces el Cohen vendrá y la mirará [a esta]. Ahora, [si] la lesión de la casa se ha extendido, hay Tzara’ath maligna en la casa; es inmunda. Él deberá demoler la casa, sus piedras, su madera, y todo el polvo [argamasa] de la casa, y él [los] llevará afuera de la ciudad, a un lugar inmundo.

Nosotros, los humanos, somos quienes producimos úlceras. Incluso nos las arreglamos para incorporar cualidades nuevas, buenas que nos dan, dentro de nuestro egoísmo y las echamos a perder.

Primero, uno puede trabajar con un deseo egoísta llamado “una casa”, pero cuando lo considera a través de la Luz superior, entiende que es imposible trabajar uno solo con este deseo. Es por esto que uno lo destruye (pospone).

El deseo no está siendo cancelado, sino más bien llevado “afuera de la ciudad” y “descargado”. Esto significa que uno difiere la corrección de este deseo particular. Después de trabajar con “la casa”, uno corrige “el patio”, y luego el mundo entero. Es por esto que de una forma u otra, regresamos para corregir los deseos diferidos.

(141972 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/5/14)

El largo camino hacia el bien

123Durante el desarrollo espiritual, la persona pasa por una multitud de etapas antes de alcanzarla el desespero. A partir del desespero ella experimenta todo tipo de estados hasta que descubre que sólo el Creador puede ayudarla.

Si estamos en un grupo, entonces como está dicho, (Isaías 41:6) “Ellos le ayudaron a cada uno su prójimo”.  Nos recordamos unos a otros que el Creador es el que nos da todo tipo de ejercicios y que detrás de todos esos estados que nos suceden debemos descubrirlo a Él en cada momento. Pero somos confundidos al olvidar esto entre esos momentos que todo lo que viene es para que le pidamos a Él que se revele. Por nuestra cuenta somos incapaces de descubrir al Creador.

Acerca de esto, Baal HaSulam escribe en el artículo, “No existe nadie más aparte de Él”: Y el beneficio de los rechazos es que a través de ellos la persona recibe una necesidad y un deseo completo por que el Creador la ayude, dado que ve que de otra manera está perdida.

Entonces debemos enfocar toda nuestra atención en cómo descubrir al Creador en todo lo que nos está sucediendo. Debemos revisar lo que los cabalistas nos recomiendan hacer cuando estamos estudiando, cuando estamos en un grupo, y cuando estamos diseminando para que todas esas actividades estén dirigidas hacia el descubrimiento del Creador en cada situación que le suceda a cada uno de nosotros y a todos nosotros juntos.

El Creador solo ayuda a aquellas personas que realmente quieren acercarse a Él. Es imposible para ellas detenerse a mitad del camino y permanecer en la falsa situación en la que están actualmente.

Si se despierta en ellas una Reshimó, un deseo de acercarse al Creador, Él les ayuda al colocarlas en situaciones más complicadas en las es aún más difícil comprender, y estar de acuerdo en que todo viene del Creador. O Él les permite relajarse, todo está bien, todo es maravilloso: estudian, avanzan, diseminan, todo va bien y no carecen de nada.

Pero si la persona invierte esfuerzos en cada circunstancia y trata de reunir deseos adicionales con la ayuda del grupo y el trabajo con el público externo, todos esos deseos adquiridos de los amigos o del mundo externo se vuelven partes de su alma si reúne todos los deseos de ellos, todas las deficiencias de llenado, todos sus fracasos en la vida. Ella los transforma en un solo deseo, en una sola exigencia dirigida hacia el Creador, Entonces Él organiza todo esto para ellos. Luego ella no puede justificar al Creador y está tan confundida que no está preparada para atribuirle todo sólo al Creador; piensa que pueden existir todo tipo de otras causas y fuerzas.

Y al comenzar a involucrarse con ellos, la persona de pronto ve que no está vinculándolo todo con el Creador. De la misma manera, no puede decir que todo lo que está sucediendo es para bien. Así que tiene una razón para avanzar, existe un imperativo de gritarle al Creador para que le ayude y le dé la percepción correcta, para que Él sea descubierto. Pero esto no se debe a que la persona esté confundida. En este caso estaría pidiendo desde el lado del ego que las cosas sean mejores y más placenteras para ella, para que todo esté bien.

Al contrario, ella quiere seguir confundida y tener reclamos contra el Creador. Al no estar de acuerdo con Él, lo culpa por lo que está sucediendo en el mundo y no puede llevarse a un estado en el cual ve que todos los eventos que están sucediendo en el mundo, incluso las situaciones peores y más difíciles, todo esto es una misericordia superior, y todo está viniendo del bien que hace el bien.

Y todas las situaciones viles y terribles sólo pasan por nuestro ego para que nos distanciemos y nos purifiquemos de este, y entonces ellas permanecerán todas en el ego, mientras que nos desapegamos de él y nos movemos hacia adelante al lado del Creador.

Esto significa que los golpes sólo nos ayudan a distanciarnos del ego y a pasar al otro lado. Ellos no pasan por encima de nosotros, sino por sobre nuestro ego y nosotros los sentimos en la medida en que nos adhiramos a él. Pero si nos elevamos por encima de él, entonces los golpes permanecen allí, en el ego.

De la misma manera, a través de esos golpes debemos entender que esta es la Luz superior que brilla más fuertemente que de costumbre, pero no puede brillar dentro del ego, entonces dentro del ego la sentimos como lo opuesto, como oscuridad. Y esta oscuridad en la densidad de nuestro deseo, del inanimado, vegetativo, y animado, y hablante, nos trae la sensación de un mundo lleno de sufrimiento.

Si dentro de este deseo del nivel hablante construimos un grupo, con su ayuda podemos desapegarnos del deseo egoísta. Entonces nos elevamos como una nave espacial y despegamos hacia el Creador.

Así es como nos desapegamos de las malas sensaciones y somos muy felices por esto porque comenzamos a descubrir que no existe nadie más aparte de Él y que Él es el bien que hace el bien, y ahora podemos decir eso acerca de Él y no culparlo. Vemos la verdad y entonces estamos felices, no se trata de que ahora sintamos que las cosas son buenas para nosotros, sino de que podeos decir buenas cosas acerca del Creador.

(142035 – De la Convención en Nueva Jersey, “Día dos” del 8/9/14, Lección 4)

Corrección parcial

666La Torá, “Levítico” (Metzora), 15:1-15: Y el Señor les habló a Moisés y a Aarón, diciendo: “Habla a los hijos de Israel, y diles que si alguno tiene una secreción proveniente de su carne, su secreción es inmunda. Y esta será [la naturaleza de] su inmundicia debido a su secreción: “[si] su carne deja correr su secreción, o [si] su carne tapa su secreción, esa es su inmundicia.

El hecho es que antes de alcanzar el final de corrección, nosotros completamos la corrección incluso de un deseo. En el sistema integral,  hay cinco capas de deseos que se corrigen en orden: etapas cero, uno, dos, tres y cuatro. Cada una de estas está incorporada dentro de las demás. Es por eso que es imposible arreglar completamente un deseo mientras que todos los demás quedan sin corregir.

Entonces, ¿Cómo funciona esto? Nosotros nos ocupamos de la parte de un deseo que se relaciona correctamente con un deseo que ya ha sido corregido. Esta es una pulsación continua “comienza y se detiene”. Primero, se corrige una parte de un deseo, luego llega una parte de otro deseo. Después, llega una segunda parte del primer deseo y así sucesivamente.

Este es un sistema integral, al cual nos acercamos paso a paso. En otras palabras, nos acercamos a la integralidad al usar un método diferencial. De lo contrario, no puede corregirse nada en absoluto. Por naturaleza no somos integrales. Estamos divididos en cuadrados, cubos, etc. Sin embargo, al final adquiriremos la forma integral.

Por consiguiente, no es posible arreglar ni siquiera el deseo más minúsculo antes de que todo el sistema se corrija. Es por esto que ocurre un regreso constante para corregir los mismos deseos en un nivel más elevado o con una nueva cualidad en conjunción con el resto de la cadena.

Cometario: Previamente, hablamos de las partes no corregidas del cuerpo humano, hablamos de una casa. De pronto regresamos nuevamente al cuerpo humano…

Respuesta: Esto se debe a que cuando uno sube al siguiente nivel, descubre nuevos problemas.

Existen analogías para esto en este mundo. Por ejemplo, mientras más herramientas médicas inventemos, descubrimos más enfermedades, aunque parecíamos un poco más saludables antes de empezar a investigar nuestra condición presente usando nuevos métodos de diagnóstico. Es similar a leer una enciclopedia médica. Tan pronto empezamos a voltear sus páginas, inmediatamente llegamos a la conclusión de que sería mucho mejor acostarse y morir.

Esto es lo que describe la Torá: regresa a tu propio yo, pero a un nivel más elevado.

(142019 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/5/14)

El buen ejemplo que está esperando el mundo

444Pregunta: Durante la guerra, se sintió entre el pueblo de Israel la unidad, la solidaridad y el destino común. Pero ¿que nos faltó para unir verdaderamente a la gente?; muchas personas no se sintieron parte de un todo en general.

Respuesta: El pueblo judío estaba reunido alrededor de Abraham, nuestro padre, quien hizo un llamado al amor y la conexión de los representantes de todas las naciones del mundo. En ese momento en el que logramos conectarnos, unirnos, y vivir de acuerdo a la ley del amor, comenzamos a ser llamados el “pueblo de Israel”.

Pero luego caímos de este estado y nos distanciamos del principio de conexión como una persona con un corazón. De la altura del amor, caímos en el odio. Con esto, despertamos hacia nosotros el odio del mundo entero. Y las fuentes de todas las naciones del mundo, de las cuales surgimos nosotros, se despertaron en nosotros cuando entramos en el grupo de Abraham.

Así que no es de extrañar que hoy en día no queramos ser el pueblo de Israel en la tierra de Israel, es decir conectarnos de acuerdo a la ley del amor. Nosotros mismos nos odiamos, no amamos a nuestro pueblo, nuestra nacionalidad, nuestra pertenencia al judaísmo, y queremos ser liberados de él. Este deseo está presente en todo el mundo, abiertamente o en secreto.

En cada judío hay fuentes físicas de las setenta naciones del mundo, y también hay una fuente espiritual. Ahora tenemos que despertar esta fuente espiritual. Es posible hacer esto sólo a través de la sabiduría de la Cabalá, la cual nos explica todo el sistema: de dónde venimos, por qué existimos, cómo debemos conectar entre nosotros, y cómo recibir esa fuerza superior, que es una y por lo tanto, hará un solo sistema de nosotros.

Nosotros debemos darle ejemplo al mundo de cómo es posible vivir juntos con un amor colectivo. El mundo espera esto y está dispuesto a aprender de nosotros. ¿Ven ustedes en qué medida todos sienten que dependen de nosotros al culparnos de todos los problemas y dificultades? Así que vengan, démosle un buen ejemplo al mundo, de tal forma que con éste ellos a creen la paz y la tranquilidad.

No hay preferencia por los hijos de Israel sobre el resto de las personas. Al contrario, nosotros debemos convertirnos en los maestros y luz para todo el resto de naciones. Y debido a esto todos están de acuerdo con nuestros enemigos que están bombardeándonos con misiles. Estos son como las plagas de Egipto que están despertándonos para que salgamos de este estado de exilio.

(142145 – Del programa “Una nueva vida” del 08/14/14)

 

Pecando a fin de elevarse hacia la Luz

888Pregunta: En su estante tiene un disco llamado “La Torre de Babel, el último nivel”. ¿Quiere decir que este es el último nivel antes de la Fuente de Luz?

Respuesta: El último nivel de la Torre de Babel es el ego más grande que existe en nosotros. Y ustedes tienen que alcanzarlo con el fin de alcanzar el mundo del Infinito, porque sólo pueden elevarse allí a través de un gran ego.

Pregunta: Pero el modelo de la Torre de Babel es el modelo del pecado. ¿Cómo puede utilizarse el pecado humano para llegar a la Luz más grande?

Respuesta: Esto puede hacerse debido a que ellos están conectados. Cuando alcanzan los más grandes pecados, ustedes ameritan la Luz más grande.

Pregunta: ¿Así que tengo que pecar a fin de llegar a la Luz más grande?

Respuesta: Eso es correcto.

Pregunta: ¿Entonces, usted empuja a la gente a pecar?

Respuesta: En este momento yo existo en un pequeño punto de este mundo y quiero alcanzar un grado más elevado. Pero no puedo hacer nada con el ego que tengo ahora, porque mi ego es pequeño, es suficiente como para utilizarlo en este mundo. Es por esto que necesito revelar un gran ego, digamos -100 kg (el signo menos está ahí para mostrar que esto se refiere al ego). Entonces lo corrijo en 100 kg de otorgamiento, y de esta manera alcanzo la corrección.

777

Y en un grado más elevado tendré una tonelada de ego, que corregiré y lo convertiré en una tonelada de otorgamiento.

Y esto continuará para siempre: uno contra el otro. Pecan, corrigen, y llegan a la Luz. De nuevo entran en el ego, corrigen, y alcanzan nuevamente la Luz. Así avanzamos en el mundo espiritual.

Ustedes deben revelar su ego, porque el ego es el material en el que se revela el mundo espiritual bajo la condición de que lo corrijan a partir de la recepción y lo conviertan en otorgamiento. Está escrito: “No hay hombre justo en el mundo que no haya hecho buenas obras sin haber pecado”. Es por eso que necesitamos la revelación del ego.

Pero nunca trabajamos en la revelación de un gran ego, del mal en nosotros; por el contrario, aspiramos hacia el atributo de amor y otorgamiento por encima y a pesar de nuestro egoísmo. Pero cuando tenemos éxito en esto y adquirimos la propiedad de otorgamiento, el egoísmo crece de inmediato, de tal forma que nos elevemos una vez más por encima de él. Y así avanzamos en dos piernas, la línea derecha, otorgamiento, y la línea izquierda, recepción.

(29404 – De la Conferencia Cabalá para la Nación del 11/23/10)

El meteoro ya está cerca

999Pregunta: Si la fuerza superior es buena, ¿por qué se revela en una manera desagradable, por qué nos presiona?

Respuesta: La Fuerza superior nos presiona desde lo alto debido a que aspira a ser descubierta. Mientras que nosotros estamos abajo como separados, aplastados, rechazándonos y odiándonos mutuamente. La presión de la fuerza superior desde arriba aumenta nuestros problemas, porque quiere ser descubierta, pero esto no se logra.

Todos los problemas surgen debido a la aproximación del Creador hacia nosotros. Si no están adaptados a Él, entonces su cercanía despierta reacciones negativas en ustedes.

Pregunta: No entiendo cómo podría percibirse la cercanía del Creador como negativa. Parecería que debería ser lo contrario; ¿no sería necesario que despertara algún tipo de resultado positivo?

Respuesta: Imaginen que son niños. Su madre viene y les pregunta: “¿terminaron sus tareas?” Y ustedes no han preparado sus lecciones. Entonces su madre los amenaza: “¡Cuidado, vendré otra vez, en otra hora para comprobar si han terminado sus tareas!” A medida que la hora transcurre, comienzan a tener miedo del momento en que vuelva ella porque todavía no han hecho nada.

¿Cómo sienten la cercanía de ella en este caso: como algo bueno o como algo malo? Si ustedes no cumplen con su demanda, se siente su cercanía como algo desagradable y no quieren que venga a revisar. ¿No es así?

Ahora está pasando lo mismo con nosotros. No estamos llevando a cabo las acciones que debemos realizar. No queremos llegar a ser como una persona con un corazón, donde todo Israel son amigos y están conectados en garantía mutua (Arvut). No estamos volviéndonos como aquellos que tenemos que ser, por lo que la cercanía del Creador despierta problemas, desastres y guerras dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

Todas estas cosas son el resultado del acercamiento del Creador. El Holocausto fue el resultado de Su cercanía. Así es como se revela la cercanía de la Fuerza superior si no nos adaptamos a ella.

Así que tenemos que evitar el golpe por medio del remedio: Comencemos a acercarnos unos a otros cada vez más, conectémonos de manera que nos aproximemos nosotros mismos a la cercanía del Creador. Entonces aceptaremos cada vez mejor esta cercanía al estado en el que la fuerza superior se invista en nosotros completamente. ¡No existe mejor estado que este!

Pregunta: ¿Es la fuerza superior como un meteoro que se acerca a nuestra Tierra?

Respuesta: La Fuerza superior no se acerca a nosotros con la velocidad de un meteoro, que es de 30 kilómetros por segundo. Este es un proceso gradual que comenzó hace mucho tiempo. Pero en esencia este “meteoro” ya está cerca, y su velocidad aumenta todo el tiempo. La tensión interna y externa ha crecido.

Después de eso podría venir un período de calma. Pero incluso si llega, será durante un tiempo muy breve. Los períodos de calma se comprimirán cada vez más, mientras que la tensión crecerá exponencialmente. Esto se debe a que estamos en el umbral de la corrección general y el Creador está obligándonos a llevar a cabo la corrección, es decir, a conectarnos entre nosotros.

Tenemos que llegar a un estado de “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo”, sin importas lo poco realista que pueda parecernos a nosotros. El poder superior está preparado para obligarnos a entrar en esto a través de su presión. Pero es conveniente comenzar a estudiar la sabiduría de la Cabalá, porque a partir de ella nosotros descubrimos cómo alcanzar esto en nosotros mismos antes de que seamos presionados desde arriba con toda su fuerza. Nosotros mismos podemos alcanzar esta conexión en el buen sentido, sin coerción.

(142264 – Del Kab.TV “Los cabalistas escriben: Preparando al pueblo de Israel para la Luz” del 8/20/14)

Equípense con la Fuerza superior de la naturaleza

000Pregunta: La persona común ni siquiera sospecha que hay algún tipo de Fuerza superior que está acercándose a nosotros y convocando problemas en nuestras vidas. En la antigüedad hubo profetas que les hablaron a las personas acerca de las acciones del Creador. Pero, ¿quién le explicar a la gente hoy en día lo que está les sucediendo?

Respuesta: El rol de los cabalistas es explicarles a todos lo que está sucediendo, y lo más importante es decirles que hay un remedio para corregir la situación desagradable en la que nos encontramos. Nosotros tenemos la posibilidad de transformar todos los fenómenos negativos y de volverlos positivos, de transformar la oscuridad en Luz.

Pregunta: ¿Qué tipo de cambio debe ocurrir en nosotros para lograr esto?

Respuesta: Todos los cambios están dirigidos sólo hacia la conexión. Nosotros no sentimos nada más. Tenemos que superar el rechazo, el odio entre unos y otros, nuestra indiferencia, y comprender que sólo a través de la conexión entre nosotros acercamos de una buena forma a la fuerza superior. Esta fuerza se investirá en nosotros, entonces mereceremos la vida más maravillosa.

Todos tendrán que estudiar el método de conexión y unificación con el fin de entender qué hay que hacer y cómo hacerlo. De esta manera mereceremos una vida maravillosa y eliminaremos todos los desastres, problemas, enfermedades, guerras, y el antisemitismo.

En nuestras manos tenemos esta arma tan poderosa, pero ni siquiera lo sospechamos, y este es todo el problema. Las personas tienen que descubrir y saber qué es este poder superior y cómo usarlo a través de nuestra conexión. La guerra no se lleva a cabo con un enemigo externo, más bien ocurre dentro del pueblo de Israel.

Mientras tanto, el hecho de mencionar al Creador, la Fuerza superior, asusta a la persona porque ella conecta estos conceptos con los estereotipos religiosos a los cuales está acostumbrada. Nadie sabe exactamente qué hay detrás de estas palabras, pero cada uno tiene su concepto, y supuestamente le parece que lo entiende.

En esencia, el Creador es el poder colectivo de la naturaleza. Hay muchas fuerzas sobre las cuales aprendemos en la física, la química, la biología y zoología. Estas son las leyes de todo tipo de sistemas naturales. Pero la Fuerza colectiva que incluye dentro de sí a todo el resto de fuerzas, el sistema general que incluye dentro de él a los otros sistemas, a esto se le llama el “Creador”. ¡Esto es todo!

El Creador no es una especie de imagen mística, sino la Fuerza colectiva que sostiene en su interior a toda la creación que fue creada por ella. Por lo tanto se llama de esta manera.

Además de eso, el Creador (Boré) simboliza “Bo Reh” (ven y ve). Esto significa que podemos “ir”, avanzar en nuestra corrección, y “ver”. Nosotros nos acercamos a este poder superior a través de la conexión entre unos y otros, y de esta manera formamos la capacidad de sentir al Creador en nuestro interior.

Existe la ley de equivalencia de forma, según la cual sólo podemos sentir un fenómeno con el que tenemos características en común. Entonces, ¿cómo podemos adquirir características en común con el Creador de tal forma que podamos sentirlo? Alcanzamos características como éstas a través de nuestra conexión con los demás.

(142268 – Del Kab.TV “Los cabalistas escriben: Preparando al pueblo de Israel para la Luz” del 8/20/14)