entradas en '' categoría

Lección diaria de Cabalá – 09.05.14

Taller

Video: Descargar

Audio: Descargar

Shamati # 138 “Acerca del miedo que a veces le llega a la persona”

Video: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Rabash “Dargot HaSulam”, artículo 31

Video: Descargar

Audio: Descargar

El Libro del Zóhar,  Introducción: “El tercer mandamiento”, ítem 204

Video: Descargar

Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, vol. 3, parte 9, “Histaklut Pnimit”, ítem 13

Video: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam, “La esencia de la religión y su propósito”

Video: Descargar

Audio: Descargar

La creación del alma

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico” (Metzora), 15:19: Si una mujer tiene flujo, su carne segrega sangre, ella permanecerá en estado de separación menstrual durante siete días, y aquel que la toque se volverá impuro hasta la tarde.

Esto nos habla acerca de la revelación de las correcciones más graves de Maljut y del ciclo de la luna a la que todo está conectado en nuestro mundo. En el pasado todas las mujeres de Israel tenían su período mensual en el mismo momento del mes, durante una semana en la que la secreción de sangre se producía al mismo tiempo para todas las mujeres juntas: en el mismo día al comienzo del mes. Esto indica que al ser corregidos bajo la clara influencia de la luna ellos estaban conectados en una mujer.

La luna simboliza nuestra semejanza con el sol. Un eclipse de luna debido a la tierra o a la revelación de su iluminación, simboliza el nivel de corrección. En general nosotros bendecimos la luna nueva dado que comenzamos a trabajar en la revelación de la luna, lo cual significa en nuestra semejanza con el Creador.

Finalmente, después del final de la corrección, las dos grandes luces se encienden en la misma medida: la gran luminaria, el sol, que simboliza la Luz Superior y la pequeña luminaria, la luna, que simboliza al ser creado. Esto significa que la luna simboliza el nivel de nuestra semejanza con el sol, con el Creador.

Por lo tanto, previamente, en el estado correcto, que significa en el estado de semejanza con el sol, el periodo menstrual de todas las mujeres comenzó al mismo tiempo. Pero cuando el ego entró a estos deseos puros y se produjo la ruptura, el período de la mujer fue interrumpido. En cualquier caso, en el momento en que la sangre aparece, la mujer debe esperar a que se termine la secreción de sangre  entonces considerarse a sí misma como impura durante siete días.

Desde una perspectiva espiritual, una secreción son los deseos que no pueden ser corregidos en un determinado mes, entonces tienen que salir porque no pueden ser corregidos. Una vez que han salido y el cuerpo ha sido limpiado y purificado de ellos, existe la posibilidad de trabajar con ellos y quedar embarazada. En nuestro mundo purificar significa sumergirse en la Mikva y en el mundo espiritual simboliza la purificación bajo la influencia de la Luz Superior.

Cuando la secreción de sangre termina, el semen que la mujer recibe es alimentado por la sangre de las Sefirot puras que quedan en ella. Así, el semen blanco del padre y lo rojo (sangre) de la madre se desarrolla y se crea un embrión. El Creador le da el alma, la Luz, que los conecta, y nace el siguiente nivel.

(142487 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 5 de Marzo del 2014)

La influencia diversa de la Luz

Dr. Micahel LaitmanLa Luz es la característica de otorgamiento, y el Creador es identificado en nuestra percepción de la Luz. De hecho, existe la Luz superior y algo más elevado, su origen, que puede no tener las mismas características, es decir que es algo que está completamente desconectado de nosotros.

Esto se debe a que sentimos al Creador con nuestras características, con nuestras sensaciones, con nuestros Kelim, con nuestros sentidos; y a través de éstas, nosotros lo juzgamos a Él, atribuyéndole los nombres y las características apropiados. De hecho, no sabemos cómo sentirlo a Él por fuera de nuestros sentidos y tampoco conocemos su imagen. La persona le da nombres al Creador de acuerdo a la forma en que ella lo percibe.

Sentir al Creador puede ser algo diverso, multifacético, y variado. A la Luz la llamamos la sensación del Creador que nos enseña, nos corrige, nos llena, y nos moldea. Se trata sólo de la forma en que un niño percibe a sus padres en diversas formas, como maestros y educadores, como protectores y como aquellos que se preocupan por él.

Así que la Luz es una percepción del Creador, en la cual, en principio, nosotros no lo sentimos a Él, pero sentimos el poder que nos moldea, nos corrige, y nos cambia para que nosotros podamos sentirlo a Él.

En otras palabras, la influencia del Creador sobre nosotros, la cual nos prepara para sentir al Creador, es llamada Luz. Ciertamente, el Creador y la Luz son la misma cosa. Esto se debe a que por fuera de nosotros sólo existe esta fuente. Además de Él sólo existimos, como una sola persona. En última instancia, cada uno de nosotros empezará a percibir sin intermediarios que todo lo demás son partes de Él.

En cualquier caso, nosotros lo percibimos todo de esta forma. Al principio necesitamos la Luz del Creador y sólo después de esto deseamos la adhesión con Él. Esta es la relación correcta con Él. Si quieren lograr un estado de similitud con El, relacionarse con Él como Él se relaciona con ustedes, entonces deben pensar cómo cambiarse y corregirse a sí mismos. En este caso, es posible acercarse a Él. Entonces nuestra relación con la Luz estará dirigida hacia su corrección y a ser similar al Creador con otorgamiento mutuo, como el anfitrión y el invitado.

De todas maneras, la Luz está dividida en muchas influencias diversas sobre nosotros. Esta es la Luz de la razón o la Luz de las sensaciones, bajo cuya influencia empezamos a sentir y a entender qué somos y de qué manera estamos separados del Creador.

Cada conocimiento es construido sobre nuestra diferencia con el Creador. Incluso en nuestro mundo cuando yo percibo la gente que hay a mi alrededor o un estado en particular, sin importar de qué se trate, en cualquier caso, nosotros estamos sintiendo al Creador. Nos parece que se trata de algunas personas o imágenes, pero sólo estamos sintiendo al Creador.

Así que no debemos engañarnos a nosotros mismos. Cuando la persona está involucrada con algo o alguien, especialmente con amigos, tiene que entender que está involucrada con el Creador. “No existe nadie más aparte de Él”. Esta es una de las explicaciones; que no existe nada más aparte de la persona y el Creador. Y todo lo demás que nos parece que existe, son fragmentos de mi alma. Entonces, lo principal es la relación con el Creador, puesto que esto es la Torá.

La Torá son todos aquellos estados que tenemos que atravesar hasta la plena semejanza y equivalencia con el Creador. Esta es toda la Luz que debemos percibir de modo que dentro de nosotros ocurra un cambio desde nuestra primera característica egoísta hasta  la realización plena de la corrección.

Primero pasamos por una contracción del ego; después de eso su neutralización, y después una corrección, es decir, el uso del ego con el propósito del otorgamiento. En la medida de estas correcciones, percibimos al Creador y empezamos a ver que Él se relaciona con nosotros como un padre preocupado que nos enseña.

Específicamente sentimos la influencia del estudio, y a esto le llamamos “Luz”. Y cuando la medida de esta influencia se realiza a sí misma, entonces, como resultado de esto, sentimos al Creador mismo. Y nosotros lo sentimos a Él de manera diferente, de una manera nueva todo el tiempo, gracias a esas características y observaciones que ya están corregidas.

(142476 – De la Convención en Sochi del 25 de Agosto del 2014, Lección 2)

No hay coincidencias

Dr. MIchael LaitmanBaal HaSulam, “La esencia de la sabiduría de la Cabalá”: De hecho, si toman el cuerpo de un animal pequeño, cuya única tarea consiste en alimentarse de tal forma que éste pueda existir en este mundo el tiempo suficiente como para engendrar y continuar su especie, ustedes encontrarán en él una estructura compleja de millones de fibras y tendones, como lo han descubierto los fisiólogos y anatomistas. Y hay mucho allí que los humanos aún no han encontrado. De lo anterior, pueden deducir la gran variedad de temas y canales que deben conectarse con el fin de lograr y revelar esa meta sublime.

¿Hemos pensado alguna vez acerca de la esencia del proceso llamado evolución? ¿Cómo toda la materia del universo con toda su complejidad y variedad fue creada a partir de una pequeña partícula, de un grano, de la primera materia desconocida que fue la base de la creación? ¿De acuerdo a qué plan y a qué leyes ocurrió todo esto? ¿Qué determina la naturaleza inanimada, vegetativa, animada y el cuerpo humano?

Parece que pensamos que todo sucede por sí mismo, pero ¿es eso posible? ¿Es posible dar un paso hacia adelante sin saber claramente para que lo estamos haciendo? Por el contrario, “ir a la deriva” nos mete en problemas.

Pero seguimos creyendo que hay partes redundantes en nuestro cuerpo o en la naturaleza en su conjunto, en el vegetativo y el animado, que la naturaleza ha olvidado y ha dejado al azar. Nosotros le atribuimos a la naturaleza tales faltas después de las cuales hubo más intentos… pero uno juzga de acuerdo a sus defectos. Le atribuimos nuestras cualidades a la naturaleza.

Se nos dice en primer lugar que pensemos, luego actuemos. No hay un solo detalle en la evolución que no haya sido predeterminado, que no se dirija hacia la meta final, y que no esté ya en el estado del final de la corrección. Por lo tanto, no hay nada nuevo en todo el proceso a excepción de lo que el ser creado tiene que desarrollar por sí mismo. La evolución guía el ser creado, lo prepara, y lo obliga a establecer el nuevo componente adicional: la adhesión, el reconocimiento, la comprensión, y su propia sensación del Creador. Todas las otras cosas se desarrollan con el fin de llevar a la persona al elemento que tiene que establecer por sí misma. Por lo tanto, todo está predeterminado y nada es casual o aleatorio como piensan los diferentes los filósofos y científicos.

Tenemos que tratar de imaginar alguna manera este enorme mecanismo que incluye y abarca el principio y el final de la creación, incluyendo todos los procesos, y todo lo posible, todos los detalles por separado y en su conjunto, en todos los niveles que aún se desconocen y no se entiende. Todo esto es una red de fuerzas, un sistema del que nos habla un poco la sabiduría de la Cabalá, y nosotros ni siquiera podemos entender esta explicación. Pero al final de nuestra evolución, este sistema será nuestro internamente, y entonces lo sentiremos, lo controlaremos, y lo entenderemos.

Tenemos que entender que no hay un solo detalle en nuestro mundo que no esté conectado con el resto del sistema, y ​​que todas las leyes también están relacionadas  con él. Cuando un individuo realiza una acción determinada es porque se ve obligado a hacerlo y él causa la reacción de todo el sistema que responde y avanza en consecuencia.

Por lo tanto, todos avanzan juntos desde el principio hasta el final y desde el final hasta el principio. Pensamos que comprendemos algo en nuestro mundo, pero este es sólo una parte insensata de un sistema que tendremos que descubrir; a todo esto se le llama la sabiduría de la Cabalá.

(141801 – De la 5° parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de Agosto del 2014, Escritos de Baal HaSulam)

Sintiendo el corazón común

Dr. Michael LaitmanPregunta: Nosotros sentimos un estado especial cuando ahondamos profundamente en el taller y perdemos la noción del tiempo; el tiempo pasó y ni siquiera se notó. ¿Esto significa que nos acercamos a la Luz?

Respuesta: No quiero decepcionarlos, pero esta no era la Luz. Por supuesto, si están ocupados con otra cosa que también les interesa,  sentirían exactamente el mismo estado. No debe importarles si todo lo que los rodea desaparece o no, no tiene sentido.

¿Se ven  a sí mismos dentro de los amigos? ¿Sienten sus movimientos como propios sus deseos, intenciones, dirección, y cambios? ¿Sienten las mismas sensaciones internas que el amigo siente porque hay un corazón común latiendo dentro de ustedes? Debemos tratar de examinar esto.

Pregunta: El Creador espera a que nos volvamos hacia Él. Y al volvernos hacia un amigo, al otorgarle a él, ¿debo esperar algo a cambio?

Respuesta: Cuando activan a un amigo,  ustedes activan al Creador. ¿Qué esperan a cambio? ¿Qué quieren de Él? ¿Quieren una cierta conexión interna y adhesión con el fin de alcanzar la raíz superior y  descubrir cómo lo deleitan a Él con eso? Todo ya está incluido en tal acción, pero debe estar investida en cifras concretas, y en vestiduras específicas.

(142564 – De la Convención en Sochi del 25 de Agosto del 2014, Lección 2)