entradas en '' categoría

A fin de no olvidar el regalo del amor

Dr. Michael LaitmanDe Baal HaSulam, Carta 2: “Por lo tanto, les aconsejo que evoquen dentro de ustedes el temor con respecto al enfriamiento del amor entre nosotros. Y aunque el intelecto niegue esta descripción, piensen por sí mismos, si hay una táctica por medio de la cual se incremente el amor y uno no se aumente, eso también se considera un defecto.

Es como una persona que le da un gran regalo a su amigo. El amor que aparece en su corazón durante el acto es diferente al amor que permanece en el corazón después de los hechos. Más bien, se desvanece gradualmente cada día hasta que la bendición del amor puede ser totalmente olvidada.

De este modo, el que recibe el regalo debe encontrar todos los días una táctica para que éste sea nuevo ante sus ojos cada día. Todo esto es nuestro trabajo, mostrarnos el amor entre nosotros todos y cada uno de los días, como el que recibe el regalo…”.

Desde el lado del Elyon (superior) nada ha cambiado desde el principio de la creación, a lo largo de todos los puntos en el proceso de la evolución hasta el final de la creación. Todo se desarrolla sólo de acuerdo a nuestra percepción, de tal forma que reunamos todos estos puntos durante nuestro desarrollo y en cada uno de estos puntos descubramos Ein Sof, el amor absoluto, “y no existe nadie más aparte Él,” que Él es el bien que hace el bien, y que además de esto no existe nada, además de la adhesión con el amado.

No hay cambios en la actitud del Creador hacia nosotros, y lo que debemos lograr es que nuestra actitud hacia Él tampoco cambie. De manera que si la persona siente a veces dentro de sí misma la emoción repentina del amor, ella debe saber que esto le viene como un ejemplo. Y ahora ella debe despertar en sí misma esa sensación a través del entorno, del estudio y de la oración, invirtiendo toda su energía y usando todos los medios en aras de esta.

Ella debe enfocar toda su atención sólo en una cosa, porque nosotros debemos alcanzar este amor, no en algún momento posterior, sino que en cada momento debemos descubrirlo dentro de nosotros. En cada momento, tenemos que tratar de sentir dentro de nosotros el amor, utilizando todos los medios de pertenecer a la adhesión con el Creador. Debemos ser hallados en una inclinación así, incesante, porque a cada momento nuestras sensaciones cambian y nosotros estamos obligados constantemente a renovarla una y otra vez. Así es como nos adherimos a los medios que nos conectan con el Creador y luego nos conectamos con el Creador con conexiones de amor a través de ellos.

La persona debe recordar todos sus pensamientos y emociones, renovando los recuerdos asociados con el descubrimiento de la conexión, el amor y la devoción. Esto se llama hacer un pacto con el Creador. El olvido le llega a la persona todo el tiempo, sin embargo, ella siempre debe renovar sus sensaciones y regresar a ese amor. De acuerdo al ejemplo que se le da desde arriba, ella tiene que tratar de alcanzar desde abajo la misma devoción.

(141764)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 8/19/14, Escritos de Baal HaSulam

 

Convención en San Petersburgo “Día dos” – 09.20.14

Convención en San Petersburgo, “día dos”, “Volteando y surcando la inclinación al mal”, Lección 3
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día dos”, Taller 3
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día dos”, “Transición del yo al nosotros”, Lección 4
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día dos”,Taller 4
Video: Descargar          Audio: Descargar

 

Convención en San Petersburgo “Día uno” – 09.19.14

Convención en San Petersburgo, “día uno”, “Conclusión de una unión”
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día uno”, “Acerca de la emoción”, Lección 1
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día uno”, Taller 1
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día uno”, “Acerca de la circulación del mal en la naturaleza”, Lección 2
Video: Descargar          Audio: Descargar

Convención en San Petersburgo, “día uno”, Taller 2
Video: Descargar          Audio: Descargar

Visión corregida

Dr. Michael LaitmanA menos que alcancemos el final de la corrección, nuestro mundo seguirá existiendo en la forma en que lo sentimos ahora; este no va para ninguna parte.

Nosotros tenemos que vivir en un estado separado de la espiritualidad para que podamos entrar y salir constantemente de él, llevando partículas de los deseos corregidos a los estados espirituales. Esto continuará hasta que se cree el alma perfectamente corregida.

Cuando todos los deseos hayan sido corregidos, no tendremos los medios para sentir la materia llamada nuestro mundo. Esta simplemente desaparecerá porque ya no tendremos deseos sin corregir.

¿Cuál es la diferencia, por ejemplo, entre lo que soy ahora y lo que yo era hace 60 años? Tuve deseos diferentes en ese momento, y lo que sentí en ellos se llama un niño.

Los deseos han cambiado y el niño se convirtió en un hombre que ahora ve el mundo y a los demás de manera diferente. Esto significa que los deseos de la persona pasan gradualmente a través de cambios durante su vida, un movimiento, y el mundo parece diferente. Es lo mismo aquí: Los deseos se mueven a un nivel diferente y dejamos de ver este mundo.

(143613)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/12/14

 

 

El secreto de las diez tribus, parte 3

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué es “Egipto”? ¿Se trata de un país o de un determinado concepto o estado?

Respuesta: Ni la geografía ni la historia importan aquí.

El grupo que salió de Babilonia unido en la línea de la derecha (“Abraham”), en la línea de la izquierda (“Isaac”), en la línea media (“Jacob”), y alcanzó la unidad total bajo el nombre de “José”, también llamado “José el justo”, “el justo, el fundamento del mundo”. El “fundamento” (Yesod) es lo que los conecta a todos juntos, parte de la estructura espiritual general, la unidad interior de ellos.

Ahora, mientras están unidos, podemos hablar de cómo elevarlos al siguiente grado. Pero para hacer esto, necesitaban que les dieran un enorme ego que gobernara entre ellos para que ascendieran por encima de él.

Esto significa que al principio, este enorme egoísmo tiene que jalarlos hacia adentro. Este los jala y ellos comienzan a sentir dentro de sí mismos el desarrollo egoísta y a ser conscientes de que es posible avanzar hacia la meta con su ayuda. Esto se llama: “Los siete años de la saciedad en Egipto”. Es decir, el egoísmo de “saciedad” está desarrollándose en ellos y no interfiere con ellos.

Entonces llegan “los siete años de vacas flacas”, en los que su egoísmo comienza a manifestarse como el mal. El malvado Faraón se eleva entonces en Egipto y actúa en contra de ellos, es decir, trata de dividirlos. Ellos luchan contra esta división hasta el punto en que Moisés mata al egipcio, que se encuentra entre los judíos, que los dirigen.

Es decir, hay tal tensión, tales cambios en la sociedad, que tienen que hacer algo al respecto hasta tal punto que tienen que huir simplemente de este estado, salir de él, porque no serán capaces de existir en él.

Ellos no están de acuerdo con el hecho de existir en este egoísmo, pero si permanecen en él, entonces el malvado Faraón aparecerá inmediatamente como bueno. Él les sugiere: “¿Por qué están causando problemas? ¿Por qué están haciendo ruido? Quédense, vivan tranquilamente, métanse en sus asuntos, y les irá bien”. En otras palabras, no toquen la ideología y todo lo demás estará bien. Esto es común para todos los gobernantes del mundo: “Déjenme a mí la ideología, y yo les proporcionaré todo lo que necesiten”.

Los judíos, por supuesto, no están de acuerdo con esto. Moisés comienza a “hacerlos entrar en calor”. “Tenemos que salir de aquí; de lo contrario seguiremos siendo como “animales” en este Egipto. Con el fin de alcanzar el nivel del “Ser Humano”, de revelar al Creador, tenemos que escapar del poder de este egoísmo que existe entre nosotros, del poder de Faraón… “Salir de Egipto significa elevarnos internamente por encima de nuestro egoísmo. Y para hacer esto, tenemos que conectarnos incluso más con los demás. Pero no podemos unirnos más, a menos que escapemos de él…”

En consecuencia, la acción deseada es elevarse por encima del egoísmo con la ayuda de una fuerza especial, unirse entre ellos, y luego corregir gradualmente este egoísmo, que está por debajo. Esto es lo que ellos hacen; se elevan por encima de su egoísmo y se unen. Esto se conoce como “parados ante el Monte Sinaí”. Entonces, al estar unidos y recibir la fuerza de unidad llamada “la Torá”, ellos corrigen gradualmente este egoísmo durante cuarenta años.

En otras palabras, comienzan a corregir a Faraón que está entre ellos. Al principio, lo neutralizan para que no dañe ninguna relación entre ellos, para que no los moleste. Por lo tanto, se vuelven una única fuerza.

El siguiente movimiento hacia adelante es llamado “la entrada a la tierra de Israel”, en la que comienzan a aplicar este egoísmo de Faraón con el fin de promover la conexión entre sí. Es decir, comienzan a “estimularla”, a despertarla en ellos, a revelarla.

Primero la dejaron tranquila, trabajaron por sobre ella, se elevaron por encima de ella, contrayéndola y “cubriéndola” todo el tiempo. Esto se conoce como “los cuarenta años de vagar por el desierto”. Y luego está la entrada a la tierra de Israel cuando revelan este egoísmo, a Faraón mismo, entonces comienzan a “convertirlo” en altruismo.

(143556)
Del Kab.TV “Babilonia ayer y hoy” del 8/27/14

 

“El Banco Mundial advierte a los ministros de trabajo del G20 sobre la ‘crisis mundial de empleo'”

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de International Business Times): “El mundo se enfrenta a una crisis global de empleo si continúa la trayectoria de crecimiento del empleo actual, según un informe conjunto del Banco Mundial, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo”.

“Las organizaciones dijeron que necesitarán 600 millones de nuevos puestos de trabajo creados en todo el mundo para el año 2030 para hacerles frente a las poblaciones en expansión, y que no habrá suficientes empleos de calidad”.

“No hay duda de que hay una crisis mundial del empleo”, dijo Nigel Twose, director senior del Banco Mundial del trabajo. …

“El débil desempeño del mercado laboral también está amenazando la recuperación económica, ya que restringe el consumo y la inversión, con más de 100 millones de personas que siguen sin empleo en las economías del G-20 y 447 millones de “trabajadores pobres” que viven con menos de 2 dólares al día en las economías emergentes del G20″.

Mi comentario: La solución no es crear puestos de trabajo. El desempleo seguirá creciendo con el desarrollo de nuevas tecnologías. Trabajar “en vano” significa el agotamiento de los recursos sólo para ocupar a las personas. A largo plazo, no más de 2 o 3% de la población estará involucrada en el trabajo con el fin de proveerle todo lo necesario a la población mundial.

La solución es incluirlos a todos en la educación integral, y luego, en la medida de su asimilación, cambiar la estructura social a una sociedad de consumo racional.

(143277)

De dónde venimos

Del folleto: “Quién eres tú, pueblo de Israel”

Es bien sabido que el pueblo de Israel provenían de la antigua Babilonia, entre Irak e Irán de hoy. Hace unos 4.000 años una civilización próspera se extendía por esa vasta y fértil tierra, y su gente se sentía conectada, compartía el mismo destino. En las palabras de la Torá, “Toda la tierra tenía una sola lengua y una misma forma de hablar” (Génesis, 11: 1).

Pero a medida que sus lazos se hicieron más fuertes, también lo hicieron sus egos. Ellos comenzaron a explotarse y a odiarse unos a los otros. Así, mientras los babilonios se sentían conectados entre sí, también crecían alienados de los demás debido a la intensificación de la naturaleza egoísta dentro de ellos.

En consecuencia, los babilonios se sentían atrapados entre la espada y la pared, sin saber qué hacer. Comenzaron a buscar una solución a su difícil situación.

El texto completo del folleto está aquí.

http://bundleofreeds.com/blog/ebooks/who-are-you-people-of-israel-ebook/

(143211)

El secreto esencial de los judíos, parte 45

Del libro El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein:

 La apariencia de la vida

 Es el momento de proceder a la búsqueda de las tendencias de unificación en un nivel cualitativamente nuevo. En el nivel de la materia viva.

“La materia viva son la totalidad de los organismos vivos de la biosfera, la cual se expresa numéricamente en una composición química primaria, masa y energía”. (Diccionario Académico)

Desafortunadamente, cómo apareció la materia viva no se sabe más de lo que muestra la apariencia de la Tierra.

La vida, como tal, no es más que una de las propiedades fundamentales de la materia, y el tema del “origen de la vida” se encuentra en la misma fila que, por ejemplo, el asunto del “origen de la gravitación”. (Kirill Y. Eskov, Paleontología sorprendente)

Sólo una cosa es segura. La vida apareció en la Tierra hace mucho tiempo. Mucho antes de lo que podíamos haber imaginado.

“No conocemos alguna cantidad de tiempo en este planeta, en el que no hubiera materia viva, en el que no hubiera biosfera. En las rocas metamórficas, el producto último y definitivo que es la cáscara de granito de la Tierra, vemos el último producto estable de biosferas antiguas”. (Vladimir I. Vernadsky, La estructura química de la Biosfera de la Tierra y su entorno)

En general, las preguntas sobre el momento de la aparición de la vida en la Tierra no tienen relaciones con la hipótesis que hemos presentado. Nosotros estamos interesados ​​en otras cosas. ¿Cuándo aparecieron los primeros signos de “tendencias sociales” en la materia viva?

Resulta que la pregunta es incorrecta. Dado que “la vida es una colección de organismos vivos”. (Vladimir I. Vernadsky, Pensamiento científico como un fenómeno planetario)

La vida es social por definición. No es nuestra opinión; es la conclusión de un especialista.

Sin embargo, ¿tal vez no sea relevante hoy en día? Se sabe que gran parte de lo que se dijo en el siglo pasado hoy es irremediablemente obsoleto. Por si acaso, miremos en un libro de texto moderno de ciencias naturales.

“La vida es el proceso de existencia de los sistemas complejos, que constan de biopolímeros”. (OS Gabrielyan y otros, Ciencias naturales, grado 10, 2013)

Bien. La conclusión del académico Vernadsky no sólo es obsoleta, sino que incluso estaba aumentada. Parece poco probable que hoy en día alguien desafíe a una conclusión más del gran científico.

En realidad, ni un solo organismo vivo sobre la Tierra está en un estado libre. Todos estos organismos están firmemente y siempre conectados, principalmente por medio de la respiración y la alimentación, con el entorno físico y energético que los rodea.

“Ellos no pueden existir en condiciones naturales sin estos”. (Vladimir I. Vernadsky, “Algunos comentarios sobre la Noosfera”)

Por lo tanto, los organismos vivos no solo se volvieron social. Parece que ni siquiera pueden existir de otra forma. Me pregunto ¿por qué?

(142960)

 

 

Aspirando avanzar

Dr. Michael LaitmanCuando hablamos de las fuentes de la sabiduría de la Cabalá, de la civilización y del pueblo judío, debemos entender que no se trata de historia o filosofía, sino de asuntos reales que están conectados directamente con nuestra vida y nuestro bienestar. Los procesos que se iniciaron en la antigua Babilonia están llegando a su inevitable final.

Durante esa crisis, hubo dos hombres, o más bien dos pensadores, dos gobernantes, uno material y uno espiritual, Nimrod y Abraham. Eran maestros, líderes de su generación, que simbolizaban dos enfoques de la evolución, dos corrientes en la humanidad. Es más, Taré (Téraj) el padre Abraham, era el mentor espiritual de Nimrod.

En principio Abraham pertenecía a la corriente de Nimrod, hasta que descubrió el sistema que rige la creación. Por lo tanto, se separó de su padre y se volvió opuesto a su padre Taré y a Nimrod.

Nimrod creía que tenemos que usar nuestro ego tanto como sea posible mientras se mantiene el orden público, pero permitiendo la competencia. A pesar de que no había prácticamente ninguna competencia en la antigua Babilonia, el ego de pronto estalló y surgió allí en todos y cada uno y en todos juntos. Nimrod sugirió usarlo para competir, para desarrollarlo y utilizarlo para llegar a nuevas alturas y regocijarse con su crecimiento.

Sin embargo, con el fin de llevarse bien unos con otros, tuvieron que dispersarse un poco, como los residentes de un apartamento colectivo que lo dejan y se van a una propiedad privada; entonces todos son felices e incluso permanecen en contacto, aunque anteriormente no se hablaban ni se saludaban unos a otros durante años, etc.

Nimrod es el reconocimiento de que existe un ego que nos separa. “Bueno, si el ego nos separa, separémonos”. Es muy lógico, muy corpóreo. Esta es la posición de Nimrod.

La posición de Abraham era totalmente diferente: No hay necesidad de que nos separemos, sino más bien de que nos conectemos, y luego, en la conexión mutua correcta, encontraremos el camino hacia el próximo estado, hacia un estado llamado realmente Adam (un ser humano), derivado de la palabra hebrea “Domeh”, asemejarse a la naturaleza superior.

Llevaremos a la humanidad hacia la homeostasis, hacia la armonía con toda la naturaleza no sólo con nuestra naturaleza. Estableceremos la armonía entre nosotros, incluyendo en ella al ego (después de todo, no podemos escapar de él), de tal forma que lo incluyamos de manera correcta, trabajemos por encima de él, y lo utilicemos correctamente, es decir, no en aras de la competencia, sino para la conexión entre nosotros contra nuestro amor propio que nos separa.

Aquí utilizamos un método totalmente diferente y activamos las fuerzas que son opuestas en la naturaleza: el más (+) y el menos (-), la atracción y el rechazo, etc. Nosotros equilibramos las dos fuerzas opuestas entre sí y con el tiempo descubrimos una existencia totalmente nueva, que es altruista, no egoísta. La creamos por nosotros mismos, por encima de nuestro ego con ayuda de él. Por lo tanto, el ego es llamado ayuda en contra. Eso fue lo que dijo Abraham.

En general, Nimrod ofreció una solución parcial: que nos alejáramos un poco unos de otros, que compitiéramos unos contra otros y viviéramos una buena vida, etc. Al mismo tiempo, poblamos la tierra y nos multiplicamos, puesto que el ego se volvió hacia diferentes direcciones: queremos más hijos; queremos construir más, crear más, conquistar más, etc. Por lo tanto, el ego lleva a la persona de una pequeña casa en la aldea al dominio, las conquistas, y así sucesivamente.

Pero esa todavía no es la solución al problema, sino simplemente el llenado de lo que despierta en mí ahora, es decir, los impulsos y las fuerzas egoístas que se esconden en mí. Por lo tanto, esa no es una solución global, ni la salida al siguiente nivel de existencia; no mira hacia el futuro.

Por otro lado, Abraham no demuestra su enfoque. Su prueba es lógica, mientras que Nimrod es práctico. Nimrod es materialista, mientras que Abraham es en realidad un idealista, hasta cierto punto. Afirma que si ascendemos por encima del ego, alcanzaremos el siguiente nivel de existencia. Toda nuestra civilización puede ascender a este nivel.

Sin embargo, el ego que está revelándose en nosotros y que nos separa de la existencia corporal no puede utilizarse como estamos acostumbrados a hacerlo porque, al final, sólo nos haremos daño unos a otros cuando tengamos que juntarnos de verdad. Cuando nos reunamos, seremos semejantes a la grandeza de la naturaleza que es totalmente global, integral, y que está en completa armonía.

La naturaleza general y su única fuerza es llamada nuestro Creador. En la medida en que nos parezcamos a esta inmensa creación y a esta fuerza, empezaremos a revelarlo y a adaptarnos a él, a conectarnos, a parecernos, y a acercarnos a ella. Entonces comenzaremos realmente a sentir al mundo en el que vivimos, la pequeña tierra y las relaciones entre nosotros, y a ascender hacia una nueva dimensión.

Pregunta: Lo qué dice Nimrod tiene sentido y todos lo ven. Es posible sentirlo. Si nos separamos realmente seremos mejores. Hoy en día cada uno de nosotros vive en su propio país, en su propia casa, en su propia esquina, y nos gusta esto. ¿Quiénes son las personas extrañas que siguieron a Abraham?

Respuesta: Imaginen que hay quienes sienten que les falta algo en la evolución egoísta y no se sienten  satisfechas con ella. El ego, que está oculto en los pocos que se unen a Abraham, les dice: ustedes deben salir, alcanzar, conquistar y desarrollar… pero hacia arriba. Esto significa no en el sentido corporal, sino en saber quiénes son, de dónde vienen, y para qué viven.

Quiero avanzar en la línea de tiempo y saber qué hay más allá del mundo en el que vivimos. Quiero entender de dónde viene todo esto y a dónde puedo llegar al final.

El punto es no desarrollar los deseos que están en mí en este momento. Supongamos que yo los desarrollo y tengo una villa en vez de un apartamento pequeño y me vuelvo un gran científico, un experto de primera clase y todo lo que ello implica… veo esta imagen y no es suficiente.

Pregunta: Esto significa que ve usted a la gente que se negó a seguir la lógica materialista simple como personas sabias que pueden ver lo que les depara el futuro.

Respuesta: Ellos no sólo ven el futuro como Nimrod, cuya decisión pospuso la necesidad de afrontar el problema desde hace miles de años. Se trata de personas con un deseo egoísta diferente, que entienden por qué las otras personas siguen a Nimrod, pero tienen que encontrar una respuesta a la pregunta sobre el sentido de la vida. Ellas no están interesadas ​​en vivir una vida mejor, sino en el sentido de la vida y aquello a lo que apuntan está en todo lo que hacen.

Si no resuelvo esta cuestión, yo simplemente no tengo fuerzas para actuar. Cuando no hay un significado, esta vida no me interesa. Es insípida y sin sentido y no hay aspiraciones. “Así que estudiaré, trabajaré y me mantendré yo mismo de alguna manera…”, pero este en realidad es un estado de depresión. Tengo que saber para qué necesito todo esto. El final de mi vida, el cual se supone que es en otros treinta o cincuenta años, está aquí y ahora y yo me preocupo por lo que hay más allá de eso. En otras palabras, tengo la sensación global en mi ego que no está limitado por la vida ordinaria: un hogar, una familia, etc., y por lo tanto no puedo seguir viviendo así.

Hay gente así. Rambam (Maimónides), el gran cabalista del siglo 11, dice que Abraham recogió cerca de 5.000 partidarios que concordaban con él. Ellos sentían que les convenía y que él pensaba como ellos y había encontrado una forma de trabajar con el tipo de ego que los caracterizaba, es decir con el ego que quiere saber: “¿Para qué vivo, y qué se oculta detrás de eso; quién me eleva y hacia donde me dirijo? etc.”.

Pregunta: Resulta que los que seguían a Abraham eran todas las diferentes personas deprimidas que no estaban satisfechas con lo que este mundo puede ofrecerles.

Respuesta: Precisamente. Se sintieron vacías y lo siguieron y él los sacó de sus hogares hasta el desierto.

Abraham les enseñó a sus alumnos que es posible avanzar sólo al ascender por encima del ego y por medio del uso correcto de él. Nimrod se desarrolló utilizando el ego y nosotros también, pero nosotros nos desarrollamos por encima de él. Él está dentro del ego, mientras que nosotros estamos por encima del ego.

Este sistema funcionaba en ellos, a pesar de que su vida no era tan fácil: un desierto en el exterior y un desierto en el interior. Por otra parte, Nimrod llevó a sus partidarios con banderas rojas y consignas de “avance” hacia la victoria de los trabajadores egoístas, hacia metas claras y satisfactorias. El entorno los apoya y todos están contentos, avanzando y cantando alabanzas a Nimrod.

Aquí, sin embargo, el desarrollo es diferente, en el vacío. Después de todo, ustedes no se desarrollan en el ego, así que tienen que encontrar otro punto de desarrollo, el cual se revela al salir de uno mismo y conectarse con los demás. Todo su trabajo es crecer fortalecidos y construir la salida a partir de sí mismos.

Es más, el ego ve como si este trabajo no condujera a ninguna parte y nunca produjera ningún resultado positivo. La fórmula habitual: “trabajen un poco y entonces recibirán un pago”, no funciona aquí. En la vida común ustedes pueden esperar un mes o un año, el ego simplemente entra en un proceso de preservación y espera a sabiendas de que con el tiempo reciba el pago y que cuanto más espere mayor será la recompensa.

Pero aquí todo es diferente. Aquí ustedes nunca reciben nada en sus deseos actuales porque son egoístas. Tienen que salir de ellos y establecer una dimensión totalmente nueva por encima de ellos, existir en un nuevo nivel. Toda su existencia se centra en el otorgamiento y todo su placer y su llenado serán con el fin de otorgar. Cuanto más placer pase a través de ustedes hacia los demás, mejor será el resultado.

Pregunta: Entonces, ¿qué le daba energía a estas personas? Ellas trabajan constantemente y no reciben nada…

Respuesta: Ya es un desierto espiritual, un vacío interior, y lo que les da energía es la atracción, la convicción interna de que no hay otro punto de nuestra existencia, ¿para qué? ¿Se trata de correr como todos en busca de ganancias?

Hay muchas personas en este mundo que viven de acuerdo a un principio diferente, como los artistas y pintores, por ejemplo. Ellos tampoco persiguen objetivos materiales, sino que buscan una recompensa más interna que les traiga gran placer, aunque sea egoísta.

Aquí, sin embargo, tenemos que crear vasijas de percepción totalmente nuevas que son externas a nosotros. Si nos conectamos, se creará un estado en el que estoy dispuesto a darlo todo a los demás y a existir exclusivamente en ellos, en el cual mi “yo” se derrite y desaparece totalmente en ellos. Pero entonces un nuevo “yo” existe en ellos y yo comienzo a sentir que soy verdaderamente libre de mi naturaleza actual.

Esto es lo que ellos quieren. Esto es lo que Abraham les enseña: la forma en que todos pueden salir de sí mismos con la ayuda de otras personas que les ayuden a exponerse a sí mismos y a deshacerse de las viejas “vestiduras”.  Él no puede hacerlo por sí mismo, pero juntos se deshacen de las cadenas de su ego, y cuando eso sucede, ellos se vuelven figuras espirituales reales.

Se deshacen de sus vestiduras egoístas, utilizándolas correctamente, ya que están por encima de ellas, y se conectar con su nuevo impulso. Entonces, a diferencia de los seguidores de Nimrod que establecen una comunidad egoísta, ellos juntos establecen una comunidad altruista que se funde en un todo, porque cada uno sale de sí mismo hacia los demás.

Entonces empiezan a sentir, a aceptar, y a ser llenados por la fuerza de la naturaleza que existe y rodea toda la realidad, incluyendo nuestro mundo egoísta, los deseos egoístas y la forma en que la imaginamos, pero esta fuerza no la sentimos aquí dado que no podemos sentirla sin tener una vasija adecuada para sentirla. Allá sin embargo creamos nuevos sentidos que se asemejan a la fuerza integral. Esto le llamamos que el Creador se inviste en los seres creados.

Pregunta: Esto significa que ellos no reciben placer.

Respuesta: Ellos reciben gran placer; llenado absoluta para todos sus deseos, pero no en los viejos deseos que nunca estuvieron destinados a recibir nada. Cuando atraviesan el desierto, dejan de ser criatura receptoras para convertirse en criaturas otorgantes, y se unen al trabajo con el fin de otorgar, junto con gente como ustedes, empiezan a ver el mundo como un mundo de fuerzas en vez de un mundo corpóreo: un gran número de fuerzas existentes en perfecta armonía, y ahora ustedes son parte de ellas. A esto es a lo que le llamamos el mundo espiritual.

Esto es lo que enseñó Abraham. Esta fase es llamada Adam (hombre), similar (Domeh) al Creador, a la fuerza única.

El vacío que ellos sintieron se convierte en la vasija en la que ahora entra el placer. Se llenan de alcance, conexión, sensación común, y mutualidad, cuando todas las fuerzas, los atributos y la energía de la naturaleza, no de la naturaleza de nuestro mundo, sino de la realidad general, pasan a través de ustedes. Existen en una nueva dimensión que es eterna y plena.

Pregunta: ¿Sintieron ellos todo eso cuando siguieron a Abraham?

Respuesta: En principio sabían que sin este alcance la vida no tenía sentido. Ellos no sabían nada más que eso. Es posible que de alguna manera lo hayan adivinado al sentir que había algo más allá de esto, pero en general, fue el ego por supuesto lo que los empujó hacia adelante.

Este grupo se convirtió en el fundamento de la nación judía. El pueblo judío son esas 5.000 personas que se reunieron en un todo por encima de su ego en un anhelo altruista por un deseo común, un pensamiento común, como un hombre con un corazón, en un solo pensamiento. Israel es llamado “Yashar El”,directo al Creador, y la conexión general es llamada Adam.

Por lo tanto, a pesar del combustible egoísta, esta conexión, esta nación, se creó y se consolidó según una perspectiva espiritual que es altruista y no egoísta. Ellos venían de diferentes tribus que vivían en Mesopotamia y eran personas totalmente diferentes. Incluso hablaban diferentes lenguajes que apenas se formularon en ese momento. No tenían nada en común, excepto su anhelo de avanzar.

Abraham unió a todas estas personas, y ellos recibieron un lenguaje común, el hebreo, puesto que este es el código más preciso y más corto que se deriva de su realización espiritual, en el cual es posible transmitir discernimientos espirituales, matemáticas espirituales, la combinación de diferentes fuerzas. Por lo tanto, este lenguaje fue creado a partir del anhelo diario por avanzar hacia la conexión.

(142040)
Del Kab.TV “Babilonia ayer y hoy” del 8/18/14, Parte 2

Un pueblo de una probeta espiritual

Dr. Michael LaitmanPregunta: El pueblo de Israel tienen una característica inusual que no es típica de ningún otro pueblo, la capacidad de criticarse y culparse a sí mismo. Este fenómeno recibió una fuerte expresión especialmente en la reciente guerra. A pesar de que la mayor parte de la gente apoyó la operación militar de todo corazón, a veces se escucharon señalamientos y duras críticas. ¿Cuál es el origen de este fenómeno y qué hacemos con esto?

Respuesta: Hay un fenómeno muy interesante entre el pueblo de Israel que no vemos en ningún otro pueblo. Por ejemplo, ustedes no encontrarán a un francés que de repente quiera ser español o inglés. Pero entre los judíos hay aquellos que no quieren ser judíos y estarían felices de ser franceses, ingleses o nada con tal de no pertenecer al pueblo de Israel.

¿Hay algo viciado en nuestra actitud con respecto a nuestro pueblo si tenemos estos pensamientos? Debido a esto, la gente comenzó a criticar a su pueblo, su estado actual, la actitud general y su actitud personal. Todo esto se desprende de la singularidad del pueblo de Israel.

No se trata del pueblo según sus características genéticas; este no se establece en función de una determinada ideología, ni brotan de un área en particular o de una antigua tribu que con el tiempo se convirtió en un pueblo como el resto de los pueblos. A pesar de que las personas puedan deambular de un lugar a otro, en función de sus genes ellas pertenecen a un mismo padre y madre.

Es decir, un tipo de la familia creció gradualmente, al principio se convirtió en una villa, después en una ciudad, y finalmente se convirtió en toda una nación. La humanidad salió de la antigua Babilonia y se esparció sobre la faz de la tierra de acuerdo a las tribus. Muchos pueblos pequeños y tribus que vivían en Babilonia, más tarde se extendieron por todo el mundo en función de su naturaleza. De ellos surgieron alemanes, ingleses, franceses, españoles, y todas las naciones europeas. Algunas tribus llegaron a la India, China, Japón y África.

Esta dispersión de Babilonia a través del mundo sucedió hace 3800 años; esto lo describe Josefo con gran detalle de una manera muy interesante. Pero de todas las tribus de Babilonia, había personas que se unieron a Abraham según su anhelo espiritual, según el principio espiritual. Ellas querían conectarse entre sí, descubrir el poder superior en la naturaleza.

Esta es una fuerza unificada que actúa en el mundo entero dentro de un sistema global general, de tal forma que es posible descubrirla sólo en una situación en la que varias personas se conectan, las cuales en otro tiempo eran extrañas, distantes e incluso se odiaban entre sí. Y si se conectan entre ellas más allá del odio, entonces construyen un sentido general de unidad.

Esta es la forma en la que fueron creados los hijos de Israel, para que una multitud de diferentes opiniones y diferentes corrientes siempre exista dentro de este. En esencia se trata de una reunión de representantes de todas las tribus que vivían en la antigua Babilonia. De todas las setenta naciones del mundo, los que se fueron no estaban dispuestos a permanecer en el nivel de una nación mundana regular sino que quería conectarse y pertenecer a la fuerza más elevada, descubrirla y explorarla, para alcanzar la meta de la creación, su pico.

Estas personas se reunieron en un grupo que con el tiempo se convirtió en el pueblo de Israel. Por lo tanto, dentro del pueblo de Israel se encuentran las raíces de las setenta naciones del mundo, y por otro lado, hay una raíz espiritual. Las raíces terrenales y espirituales son opuestas, y además de esto, las raíces de las setenta naciones del mundo se oponen entre sí. En consecuencia, los judíos son muy diferentes, ellos discuten entre sí, y no quieren conectarse. Podemos conectarnos sólo durante un tiempo de angustia, en contraste con las otras naciones que sienten una conexión mutua entre ellas y pertenecen a su pueblo. Después de todo, biológicamente pertenecen a la misma raíz, al mismo padre y a la misma madre, mientras que no es así para el pueblo de Israel.

Entonces el pueblo de Israel es una nación única, uno podría incluso decir que fue creada “artificialmente”, no de forma natural. Por lo tanto nuestros enemigos afirman justamente que no hay tal cosa como el pueblo de Israel. Se trata de un pueblo que no puede ser medido por el nivel mundano usual.

Sólo más tarde, después de muchos años, por medio del desarrollo natural y la integración mutua, nos hemos convertido en algo que se asemeja a un pueblo común con nuestras propias características nacionales. Pero también entre nosotros hay grupos especiales: sacerdotes, Levitas e Israel, que son genéticamente diferentes.

Aparentemente es imposible medir al pueblo de Israel de la forma habitual y compararlo con otras naciones. Nunca lograremos sacar conclusiones útiles, como resultado de esta comparación porque el pueblo de Israel es un pueblo muy singular.

Esto explica la gran autocrítica de los judíos y las divisiones dentro del pueblo. Después de todo, en cada judío hay una raíz espiritual de las setenta naciones del mundo, y además también hay una raíz espiritual que determina la propia pertenencia al pueblo de Israel.

En alguna oportunidad ascendimos al mundo espiritual con la ayuda de la raíz espiritual. Alcanzamos la conexión; descubrimos dentro de esta la fuerza más elevada de la naturaleza. Después de eso, caímos del nivel espiritual; perdimos la sensación de la fuerza más elevada y la conexión con ella. Dentro de cada judío hay Reshimot (reminiscencias) de los diferentes estados, entonces él no es capaz de relajarse y estar en paz consigo mismo, porque está construido de una forma muy complicada y variada.

(141758)
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 7/22/14