entradas en '' categoría

¿Dónde está nuestra visión oculta?

tttPregunta: La visión para nosotros es lo que vemos, ¿qué es la visión espiritual?

Respuesta: En realidad ustedes no ven nada. Es la menta la que ve, y en el mundo espiritual esto es bastante claro.

Pregunta: Entonces ¿Por qué necesito las dos aberturas en la forma de ojos y toda la luz reflejada que recibo?

Respuesta: Todo nuestro cuerpo es únicamente un tipo de “papel-maché” pegado. En realidad no sentimos nada en nuestras manos, en nuestra lengua, en nuestra nariz, en nuestros oídos o en nuestros ojos sino solo en nuestro cerebro e incluso más profundamente que eso, en nuestro deseo.

El cuerpo de la persona es el escenario, la pantalla externa continua para que vean que hay algo ante ustedes. Incluso, todo lo que ven y sienten está solo dentro de ustedes, en su cerebro o más bien en sus deseos. Debido a que trabajamos en el nivel del mundo material, nos parece que todo depende de los sensores y de los detectores externos llamados sentidos.

(141228 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 2/20/14)

¡El tiempo de preparación ha terminado, es hora de actuar!

yyyPregunta: ¿Cómo podemos entender, saber y sentir el esfuerzo que tenemos que hacer con el fin de conectarnos?

Respuesta: Nosotros vemos lo que está pasando en el mundo, y hasta cierto punto, empezamos a sentir que todo nos lleva hacia adelante y que hay una fuerza que nos lleva a la única meta.

¿Cómo podemos hacer un esfuerzo con el fin de ascender por encima de todos los pensamientos extraños que nos confunden? Debemos entender que todo nos viene a propósito del Creador. Por un lado, Él nos atrae hacia Él, y, por otro lado, nos confunde y nos aleja de Él, para que seamos capaces de desarrollar la actitud correcta hacia Él y hacia nuestro entorno, para que nos conectemos con Él.

En realidad, es por medio de nuestra naturaleza opuesta al Creador y por la confusión y la humildad de nuestro nivel que podemos aclarar, descubrir y alcanzar la adhesión con Él.

No es fácil, pero hay que aclarar este proceso, porque así es como crecemos. Al mismo tiempo, debemos estar preparados incluso para mayores problemas externos que el Creador nos presentará a medida que avancemos, de tal forma que nuestros problemas internos sean cada vez más difíciles de aclarar. Como está escrito: “El que es mayor que su amigo, su deseo es mayor”.

El Creador creó tales condiciones interiores para nosotros en las que caemos en nuestro ego, debido a que las cosas más triviales en las que un principiante no caería, pero en las que cae una gran persona, para ella son un gran problema.

Por ejemplo, no hace gran diferencia si un obrero que trabaja con un martillo pesado se desvía un milímetro en la dirección equivocada, pero, para un cirujano del cerebro, cualquier pequeña desviación puede costarle la vida al paciente. Por lo tanto, si nosotros mismos no pasamos por los descensos, no conoceremos todas las sutilezas, puesto que es sólo por medio de nuestro progreso que nos hacemos conscientes de ellos.

El Creador quiere que nos acerquemos a Él, así que necesitamos apoyo. No debemos olvidar que nuestro progreso no está en el estudiar más profundamente el material, sino en la conexión interna entre nosotros. Si la conexión entre nosotros es correcta, sentiremos dentro de nosotros el llenado de la fuerza interna llamada Luz, o el Creador, el Bore, es decir ven y ve. ¿Cómo lo hacemos?

Yo veo que es diferente en cada continente. Israel se caracteriza por problemas especiales, y, aquí, el Creador nos conduce de una manera cruel y seria, pero, aun así, el grupo de Bnei Baruj carece del poder para conectarse. Si hablamos de los israelíes en general, ellos siguen pensando que la caída de misiles sobre sus cabezas es normal y que todo acabará.

Junto con las aflicciones, la gente se vuelve insensible y no entiende lo que está pasando. Es como un niño que es golpeado y como resultado, se vuelve cada vez más obstinado. Cuanto más se lo golpea, más terco se vuelve, y nada puede hacerse.

Por lo tanto, trabajar con los israelíes no es nada fácil. Miles de personas salen a difundir todas las noches, organizando círculos de discusión, repartiendo folletos y haciendo todo lo posible para influir en la opinión pública. Estas son las condiciones que el Creador ha dispuesto para nosotros.

En América del Sur, los grupos son muy exitosos, sensibles y bien informados. Hay grupos que tienen dificultades para salir a difundir, pero se llevan bien entre sí. Por el contrario, hay grupos que salen y difunden nuestros materiales. Yo estuve en Colombia, Chile y México, y cada grupo es único. Creo que la meta debe ser que todos los de América del Sur se conecten debido a su lenguaje común. El Creador les ha dado una condición muy seria, y ellos deben ascender por encima de las diferentes regiones y ya no jugar el juego de la separación, “Estamos aquí y ustedes están allí”, más bien deben establecer un departamento Latinoamericano serio, es decir dirigir todos sus esfuerzos hacia el establecimiento de un todo.

El grupo de México tuvo una convención de conexión y comprensión muy poderosa. Las personas ya han crecido y están bien entrenadas y organizadas. El problema es que la espiritualidad está por encima del ego, y sólo si nos conectamos por encima del ego, lo restringimos y construimos un Masáj (pantalla), seremos capaces de sentir el mundo superior, la sensación del alma.

Este es un trabajo muy serio. Durante mi viaje, me convencí de que el período de preparación se terminó totalmente. No hay gente en Israel, Canadá y América del Sur que sepa más o menos que otros, o personas que no conozcan el material como los demás. Realmente hemos alcanzado una cierta base común, y ahora tenemos que trabajar sólo en nuestra relación, que es lo más importante. El periodo de preparación ha terminado. Ahora, tenemos que trabajar.

En Israel, el trabajo en nuestra conexión está en estado peor, puesto que tiene que atravesar todos los niveles de 125 hasta alcanzar la conexión completa.

La pregunta es cómo podemos realmente hacer eso. Yo creo que no seremos capaces de controlar esto desde el interior del Centro Bnei Baruj, ya que, a pesar de la mentalidad que tiene muy poco efecto sobre el llenado en la espiritualidad y todas las recomendaciones prácticas son idénticas para todos, las condiciones son importantes, y en cualquier caso nosotros debemos trabajar juntos. Esto se debe a que es la misma regla para todos, y la forma en de cumplirla les corresponde a ustedes.

(141262 – De la cena 1 de la Convención en Toronto “Día uno” del 8/4/14)

El secreto esencial de los judíos, parte 50

Del libro: El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein

Postulados de la teoría de la integralidad

 

En el mundo integral sentimos no sólo los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, sino las conexiones entre ellos.

No hay nada ni innecesario ni dañino en la naturaleza.

El único elemento dañino es una conexión incorrecta.

Un microbio en un cierto sentido es “más inteligente” que un ser humano, dado que es capaz de ejecutar con precisión los comandos de la Naturaleza.

La comunicación es la base de la vida.

(143379)

En un nube manejada por el Creador

tttPregunta: ¿Por qué siempre me parece que todavía hay tiempo y que es posible esperar hasta mañana? ¿Por qué no me sumerjo en el estudio y la difusión, sino que encuentro nuevas excusas con las cuales me engaño a mí mismo y a los demás?

Respuesta: Esto se debe a que necesitan corregirse a sí mismos, específicamente gracias a estos “porqués”. El Creador nos da tales cuestionamientos y ejercicios de la misma forma en que nosotros se los damos a un niño pequeño en la escuela. Debemos entender que estos son necesarios para nuestro desarrollo, y debemos tratar de responder a ellos de la forma correcta.

Generalmente, al final de cada libro de ejercicios, están las respuestas para las preguntas. Sin embargo, para nosotros, cada pregunta tiene una respuesta general que incluye dentro de sí un sinnúmero de términos: “No existe nadie más aparte de Él”.

En un grupo, debe haber la sensación de que siempre estamos en una nube controlada por el Creador, y nosotros debemos vivir en una cesta mutuamente dentro de esta nube, moviéndonos hacia la consciencia y el control completos, y simultáneamente, anular nuestro ego, no a nosotros mismos.

Esto significa que yo debo manejar, influir, entender y trabajar pero no dentro de mi ego, sino más bien dentro de un estado propio y maestro que ahora debo adquirir. Este es un estado absolutamente nuevo, y yo debo entrar en él.

La nube en la cual es necesario disolver mi ego y en el cual debo empezar a sentirme yo mismo como activo, como comprensivo, debe envolvernos a todos nosotros. Esto es llamado “trabajo en grupo”.

Esta sensación compartida debe mantenernos dentro de este, y necesitamos nutrirlo, desarrollarlo y cuidar de él. Esto, al menos parcialmente, cuenta como apoyo para los amigos. El grupo existe en esta plataforma.

(141355 – De la Convención en Toronto “Día uno” del 8/4/14, Cena)

El declive de Babilonia, parte 6

rrrComentario: Como resultado de la espiral global de la historia, volvimos a un “callejón sin salida babilonio”. Ocurrió que los judíos trajeron al mundo entero a esta condición, ya que jugaron un papel importante en el progreso científico y tecnológico. Por lo tanto, aumentaron el proceso.

Respuesta: El grupo de Abraham mantuvo contacto directo con la fuerza superior, con el poder positivo de la naturaleza y el equilibrio con la naturaleza compuesto de fuerzas binarias básicas (más (+), menos (-), absorción, separación, etc.). Sin este contacto, la filosofía, las diversas ciencias, y las numerosas tendencias del desarrollo que fueron traídas a este mundo por los judíos nunca habrían aparecido.

Si no fuera por el grupo que estaba conectado con la espiritualidad en ese momento, la humanidad se habría expandido en cantidad, pero no en calidad. Su avance no estaría basado en su alcance espiritual. Temas tales como la geografía, la historia, la biología, la zoología, o cualquier otra rama científica que explora este mundo material, no habrían surgido.

No se trata de los judíos, sino más bien de su relación con la fuerza positiva que les permite unir “más y menos” y considerar la naturaleza como un sistema.

La ciencia es el estudio sistemático de la naturaleza a nivel inanimado a través de disciplinas tales como la física, la química, la cosmología y la astronomía. Los niveles vegetativos y animados son estudiados a través de la biología, la zoología, la botánica y otros. La ciencia estudia la naturaleza inanimada, vegetativa y animada, mientras que la psicología estudia el comportamiento humano.

Así que, si cavamos lo suficientemente profundo, encontraremos que los judíos comenzaron todas las ciencias. Por cierto, los filósofos religiosos medievales que estudiaron estos temas escribieron que los antiguos griegos aprendieron los fundamentos de su filosofía de la Cabalá y como bien sabemos, todas las demás disciplinas se derivan de la filosofía.

Pregunta: Entonces, todo el potencial científico y tecnológico se trata de la conexión de dos grandes fuerzas, la positiva y la negativa. Esto fue transmitido a la humanidad a través del grupo de Abraham, ¿es eso cierto?

Respuesta: Si. Esto es así porque el conocimiento humano deriva de un estado de equilibrio con la naturaleza. La condición para el equilibrio con la naturaleza es la noción de “amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos”. Esto ocurre con la condición de que las fuerzas negativa y positiva se encuentren en equilibrio, dejando así que la tercera fuerza, la fuerza superior de la naturaleza llamada el Creador surja entre ellas.

Sin embargo, sólo los cabalistas son capaces de percibir esta fuerza. El equilibrio puede entenderse a través de la metodología que los judíos, el pueblo de Israel, le revelaron al resto del mundo.

Por lo tanto, es muy natural que, al final, nosotros seamos los que debemos ser culpados por todo lo que sucede en el mundo. Sin embargo, todavía necesitamos las ciencias, porque ellas hacen su trabajo. De ninguna manera nos llevan al mundo superior, a la fuente y medio de gobierno de este reino material. Ellas sólo exploran esta realidad física. Aun así, las ciencias aceleran nuestro crecimiento y nos hacen sentir decepción de nuestra capacidad para alcanzar la espiritualidad estando en el nivel material.

Hoy en día, la ciencia ha llegado a un callejón sin salida y ya no hay espacio alguno para el progreso científico. La penetración científica en la materia es puramente mecánica. Además, el desarrollo ulterior de las ciencias no tiene ningún sentido. Nuestro avance es egoísta, es la base de todo lo que hacemos, y es nuestro deseo por sentirnos mejor que podamos. Vemos esto como un medio para mejorar la vida, para mejorar el mundo, y para  mejorar la sociedad, la ciencia no se encarga directamente de esta tarea. Por el contrario, nos hace sentir aún peor. Entonces, ¿para qué la necesitamos? Cuanto menos sabemos, mejor dormimos.

(143153 – Del Kab.TV “Babilonia ayer y hoy” del 8/27/14)

Divulgación obligatoria de la sabiduría

De “Quién eres tú, pueblo de Israel”

A medida que el mundo gime bajo la presión de dos fuerzas en conflicto, la fuerza global de la conexión y el poder de separación del ego, estamos cayendo en el estado que existió en la antigua Babilonia antes de la dispersión. Por desgracia, hoy no podemos apartarnos ni sedar nuestros egos. Nuestra única opción es trabajar en nuestra fuerza positiva que equilibra el poder negativo de nuestro ego.

El pueblo de Israel, descendientes de los antiguos babilonios que siguieron a Abraham, deben implementar la sabiduría de la conexión, es decir, la sabiduría de la Cabalá. Ellos están obligados a establecer un ejemplo para toda la humanidad, y por lo tanto a convertirse en una “Luz para las naciones”.

La llave de la felicidad

Las leyes de la Naturaleza dictan que todos alcanzaremos un estado de unidad. Sin embargo, hay dos maneras con las que podemos llegar a ese final feliz: 1) un camino de sufrimiento mundial, guerras, catástrofes, plagas y desastres naturales, o 2) un camino de equilibrio gradual del yo, el camino que Abraham implantó en sus discípulos. El último es el que nosotros sugerimos.

El texto completo del folleto está aquí

http://bundleofreeds.com/blog/ebooks/who-are-you-people-of-israel-ebook/

(143882)

La percepción de la realidad dentro de una Luz simple

wwwLa Luz superior está en reposo absoluto, y el Creador es bueno y benevolente. Esto significa que siempre estamos parados en presencia de la Luz, del bien absoluto que nunca cambia. Nosotros somos los únicos que cambiamos.

Es posible orar sólo por mi propia corrección. Pedirle al Creador que cambie es inútil porque Él es absolutamente el bien para todos, sin excepción, y no puede ser de otra manera.

La percepción correcta de la realidad es el entendimiento de que no puede haber cambio en la Luz y ni siquiera en nosotros, sino en mí solamente. Esto se debe a que la forma en la que siento cada uno en el mundo y todos los cambios que todos atraviesan, están determinados sólo por la manera en que yo mismo he cambiado. En vez de exigir que los demás cambien, a través de la cooperación mutua con ellos, yo tengo que convocar un cambio en mí, y luego cambiará el mundo entero.

Los sabios han comprendido desde hace tiempo a partir de sus experiencias de vida que no tiene sentido tratar de cambiar a los demás. Nadie va a cambiar y todo depende de mí. La sabiduría de la Cabalá lleva a la persona a una muy simple percepción de la realidad y le explica que cada uno debe corregirse sólo a sí mismo y no a los otros.

Pero con el fin de convencerme yo mismo de cambiar, requiero de un entorno. Al influir en la sociedad, yo mismo influyo en mí. Aparentemente quiero mejorar el entorno, pero en última instancia el entorno influye en mí y me cambia.

Yo juego con el Creador y con el entorno, pero esto es influir en mí. En última instancia, yo mismo me cambio de esta manera, al volverme similar al Creador. Entonces alcanzaré una verdadera percepción de la realidad y veré como se ve desde el costado de la Luz, desde el lado del Creador.

El Creador nos dio esta oportunidad de cambiarnos gradualmente a nosotros mismos, de producir constantemente los cambios dentro de nosotros mismos para volvernos similares a Él, a través del entorno. Si percibo al mundo entero y a todos los amigos como perfectos y sólo a mí mismo como necesitado de corrección, al acomodarme a ellos, seré hallado en el trabajo constante que me acerca al nivel del Creador.

Y en realidad, no importa qué suceda en el entorno, quién tenga razón y quién esté equivocado. Percibo todo esto como el juego del Creador conmigo. Él es quien organiza todo de este teatro a mi alrededor que me ayuda a adaptarme a Él. Porque si no existe otro además de Él y Él es bueno que hace el bien, entonces cualquier otra imagen que no provenga de la única buena fuerza atestigua de mi corrupción interna que debo corregir.

Entonces yo mismo tengo que estar en un proceso de escrutinio todo el tiempo, en un diálogo interno con el Creador escudriñando qué está dándome Él para que yo vea, escuche, pruebe, toque, piense e imagine. ¿Qué recuerdos flotan en mí, qué pensamientos giran dentro de mí?

¡El Creador crea todo un mundo a mi alrededor de tal manera que yo no olvide ni por un momento que todo esto ha sido hecho por Él, que yo estoy llevando a cabo un diálogo incesante con Él, que quiero descubrirlo, y entender! Es como un niño a quien se le dijo algo, pero no entiende nada y sólo se mira entusiasmado con la boca abierta. Es así como nosotros debemos tratar de entender en cada momento lo que el Creador quiere decirnos a través de todo este mundo que Él nos muestra.

Esencialmente sólo existe un muy pequeño deseo por el placer de recibir, que se siente a sí mismo como si existiera en un cuerpo físico con manos y pies, y alrededor de él hay otras formas, otros organismos, todo un mundo. Este inmenso mundo está cambiando todo el tiempo, todo gira dentro de él. Todo esto sólo existe en mi percepción interna, en mi deseo de recibir y es representado dentro de mi imaginación, pero no existe en la realidad.

Nosotros vivimos en un mundo imaginario así. Todas sus imágenes son formadas dentro de nuestro ego para que podamos interpretarlas correctamente. Si aceptamos la intención de otorgar por encima de nuestro deseo de recibir, entonces en vez de todas las formas de este mundo, sentiremos la Luz superior que llena toda la realidad. Tenemos que alcanzar una forma así de definitiva de la percepción.

Todo el trabajo es corregir nuestra percepción interna, ser liberados de esta imaginación patológica en la que existimos ahora, de este mundo imaginario, y llegar a la Luz simple, superior. A través del trabajo con el entorno, imaginándonos a nosotros mismos como cada vez más cercanos a la Luz Superior, es decir, al otorgamiento, a “ama a tu prójimo como a ti mismo”, podemos cambiar nuestra percepción; y en vez de este mundo, sentir el mundo superior.

Esta percepción distorsionada que retrata para nosotros este mundo físico desaparecerá y en su lugar sentiremos al Creador, y veremos que además de Él, no existe nada. Y nosotros existimos dentro de Él y todo está inmerso en un océano de Luz blanca. Esta será la verdadera percepción, y no la realidad imaginaria en la que ahora vivimos.

(143698 – De la Convención en Chile “Día uno” 7/30/14, Lección 2)

Una etapa clave en la difusión

qqqTenemos la obligación de acercarnos a todo este tema del pensamiento y el propósito de la creación, desde la perspectiva de lo general, desde la imagen completa. No podemos entender ni conocer incluso una sola parte si no estamos familiarizados con su lugar en un todo. Dado que toda la realidad es un sistema, no hay ninguna parte que no haya sido determinada por el conjunto.

En general, toda la creación, todo el deseo de recibir, definido como Maljut del mundo del Infinito, debe alcanzar la corrección, la equivalencia de forma con la Luz del Infinito, lo cual significa que debe aumentarse 620 veces a través de 125 niveles. En consecuencia, si consideramos nuestro mundo, será claro para nosotros que todas las criaturas que vemos deben alcanzar el final de la corrección. Estamos hablando de toda la humanidad, incluso si se suman a la población de la Tierra un poco más de mil millones de personas.

Por otro lado, la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada están en adhesión con el Creador, porque la fuerza instintiva de la naturaleza que los maneja está latente en ellos, sin pedirles nada.

En principio, la libre elección y la posibilidad de actuar de acuerdo a su deseo sin estar conectados directamente con el Creador se les da sólo a los seres humanos. Esto significa que a las personas se les da la oportunidad de cambiarse un poco a sí mismas.

Aun así, tenemos que analizar con precisión cómo se expresa esta capacidad en la persona que anhela ser como el Creador. Las personas como éstas se llaman “Israel”, que significa directo al Creador, “Yashar El”. Y alguien que no lo anhela se dice que es parte de las “naciones del mundo”. Pero en última instancia, tanto aquellos como los otros deben alcanzar la plena equivalencia de forma con el Creador a través de la cooperación entre ellos.

En el curso del desarrollo en nuestro mundo, hay personas, más precisamente deseos, con tal anhelo que se han preparado desde el nacimiento. Personas como éstas (Israel) reciben un empuje (un llamado) a descubrir al Creador, a acercarse a Él, y a alcanzar adhesión con Él. Ellas deben hacer esto primero y los demás vendrán después de ellas; porque, en última instancia, todos alcanzarán su propia corrección final en relación al Creador.

La diferencia en los medios para alcanzar al Creador también se deriva de esto. En general, el medio es llamado la sabiduría de la Cabalá. Pero Israel y las naciones del mundo lo utilizan y lo realizan de manera diferente. El tiempo asignado para todo el proceso es de 6000 años, durante los cuales, sin duda, todas las criaturas deben alcanzar la adhesión con el Creador.

Toda la naturaleza inanimada, vegetativa y animada asciende y desciende por la escala de adhesión junto con el nivel hablante sin ningún esfuerzo de su parte. Y las personas deben avanzar en forma individual y colectiva a partir de su libre elección.

Entonces, hay una diferencia en la difusión de la sabiduría de la Cabalá para Israel y para las naciones del mundo. La persona que pertenece a Israel siente una atracción y unión con esta; ella siente que la oportunidad para llenado se oculta aquí, así que se siente muy feliz de encontrarse con la sabiduría de la Cabalá. Esto se debe a que desde el principio ha sentido una deficiencia que se expresa en la pregunta: “¿Cuál es la razón para vivir?” Por el momento no tiene ninguna razón para vivir; ella no siente ningún “sabor” verdadero o llenado en la vida; en vez de eso siempre siente que le falta algo. En tal caso, después de que se familiariza con la sabiduría de la Cabalá, ella descubre que ha encontrado un medio para el llenado.

Y las personas que no sienten que les falta algo así y simplemente se sienten mal en los niveles inanimado, vegetativo, y animado del desarrollo, pueden no obstante sentir una deficiencia a través del cual pueden conectarse con la sabiduría de la Cabalá. Ellas claramente no la necesitan en absoluto, pero las deficiencias habituales que el Creador les despierta, con la ayuda de la crisis general, las empuja a buscar una vida mejor. Así que gradualmente encuentran una deficiencia para cosas más elevadas.

Hay una serie de razones para ello. Una de ellas es que sus carencias diarias todavía están desarrollándose y el “punto en el corazón”, que antes estaba oculto, ahora se revela. Y además de esto, el deseo de ascender también puede descubrirse como resultado de la integración con el pueblo de Israel, es decir, con las personas que anhelan al Creador, y, junto con ellos, se vuelven un solo cuerpo, una vasija (Kli). Así está diseñado para la mayoría de las naciones del mundo.

En cualquier caso, depende de nosotros el mirar las cosas de la manera correcta y también comprender las razones que existen para la actitud negativa de las naciones del mundo hacia el pueblo de Israel y las acusaciones contra el pueblo de Israel, que en vez de darles placer, les traen sufrimiento, dificultades y problemas. Ellas culpan a Israel por todos los males que existen en el mundo, y esto apunta a una unión entre las naciones del mundo e Israel, y también a su interdependencia. A pesar de que las naciones del mundo descubren la conexión en una forma más negativa, no obstante, estas siguen hablando de la medida en que sienten su dependencia con los hijos de Israel.

Entonces depende de nosotros el pensar cuidadosamente cómo podemos corregir esta situación y por qué el Creador y las naciones del mundo nos despiertan específicamente de esta manera para que podamos alcanzar finalmente la adhesión absoluta con Él.

En la etapa actual, nuestra difusión está enfocada en el pueblo de Israel. Como explica Baal HaSulam en el final de la “Introducción al Libro del Zóhar”, al comienzo del proceso, se unen las partes internas que anhelan descubrir al Creador. Después de esto, se les unirán aquellas a las que les quedan Reshimot (genes espirituales) de sus antiguos ascensos al otorgamiento y de la adhesión con el Creador en los días del Beit HaMikdash (Templo), es decir, la vasija colectiva (Kli) con la intención en aras de otorgar sobre la base de la unión con Israel. Así que tenemos que despertar a aquellos que el “pasaporte” llama judíos y no sus aspiraciones.

Y junto con esto, tenemos que despertar a todas las naciones del mundo para que puedan conocer el proceso general, porque estamos en los días del Mesías, como escriben Baal HaSulam y otros cabalistas. Hoy estamos hablando ya de toda la corrección general de tal manera que todos reconozcan el proceso de corrección y lo compartan.

Entonces depende de nosotros el difundir la sabiduría de la Cabalá en el mundo entero. Después de todo, se nos dice que la redención llegará específicamente gracias a la difusión de la sabiduría de la Cabalá y a la difusión del Libro del Zóhar en todo el mundo. Hay una necesidad tanto en las personas que anhelan al Creador y se llaman Israel en la espiritualidad, como también en las personas que pertenecen a Israel en nuestro mundo (los judíos) que no sienten el anhelo. A partir de hoy, todos deben entender la meta de la creación.

Por lo tanto, el Creador está suscitando problemas en todas partes, incluyendo la amenaza de una tercera guerra mundial y la crisis general en la naturaleza y en la sociedad humana. A través de esto, Él despierta a todas las personas, a todas las naciones del mundo, a trabajar para alcanzar la meta. Así que nuestras explicaciones deben llegar a todos sin excepción.

(141324 – De la charla acerca de la importancia de la difusión 8/12/14)