entradas en '' categoría

A Su imagen y a Su semejanza

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál es el principio según el cual se creó el cuerpo humano y especialmente el rostro humano?

Respuesta: La imagen y semejanza de un objeto espiritual. Si la persona toma sobre sí las dos fuerzas que existen en la naturaleza, la positivo y la negativo, el atributo de otorgamiento y el atributo de recepción, y empieza a combinarlas correctamente en todos los niveles del ego: a nivel de la raíz, nivel uno, dos, tres, y cuatro, la combinación de estos atributos se expresa en una forma externa, como su cuerpo y su rostro.

La cara es el lugar desde donde la persona irradia la Luz de Jojma que descienden sobre su cuerpo. La Luz desciende desde las partes libres de su rostro a las otras partes. Eso es primero.

En segundo lugar, averigüemos cómo se forman estos elementos en un nivel más simple: Hay una suma de ciertas partículas elementales que forman elementos mucho más complejos y luego cuerpos. Dichos órganos u organismos pequeños como el hígado, los riñones, los pulmones, etc. se reúnen en un cuerpo físico o algunos otros objetos.

¿Cómo se logra un cambio de crecimiento, un cambio de naturaleza en su evolución? Sólo gracias a la colaboración mutua de dos fuerzas: el otorgamiento y la recepción. Pero esto lleva a un sinfín de variaciones y combinaciones.

Comentario: Todas las aberturas para recibir información están en la cabeza, y las aberturas para extraer información están por debajo del ombligo.

Respuesta: Hay razones para ello. El objeto espiritual se forma de manera idéntica. Todo nuestro cuerpo está formado en realidad a Su imagen y semejanza, es decir, de acuerdo con la combinación correcta entre estas dos fuerzas.

(141162 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 20 de Febrero del 2014)

Acercamiento interno

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué significa anularse uno mismo con respecto a otro?

Respuesta: Anularse a sí mismos ante los demás y compenetrarse mutuamente de acuerdo al principio de ama a tu prójimo como a ti mismo, debería llevarnos a una conexión con el Creador. De este modo, no sólo me anulo y me convierto en nadie, en un cero, sino que en realidad llevo a cabo acciones que me ayudan a conectarme con el amigo para que él sea capaz de entrar fácilmente en contacto conmigo. Yo hago lo que es bueno para él al anular mi ego y permitirle establecer contacto conmigo de forma natural.

No hace ninguna diferencia si él es un egoísta o no. Yo no lo juzgo ni trato de entender nada de él, simplemente me anulo para que él sea capaz de ponerse en contacto conmigo. Si el alcanza el mismo estado, me alegro de que mis acciones de auto anulación en relación a él nos lleven a ambos a acercarnos más, y es lo mismo con las demás personas.

Pero cuando el amigo se pone en contacto conmigo, siento la necesidad de mutua cooperación, siento cómo me acerca, cómo se incorpora, cómo se pone en contacto conmigo, incluso cómo se viste en mí de alguna manera. Ahora puedo comenzar a cooperar con él de forma más activa. Aquí tengo que encender mi anti-ego, no suprimirlo, sino manejarme en dirección opuesta: ¿Que quiere mi amigo de mí? No es que yo simplemente me vuelva fácil de contactar, sino más bien fácil y conveniente para su uso, es decir para que él pueda usarme. Entonces comienzo a crecer.

En otras palabras, no solo funciono exactamente de acuerdo al principio de no hacerle nunca más a mi amigo lo que es odioso para mí, sino que trabajo para el otro como él querría hacer conmigo, es decir que uso mi ego con el fin de otorgar. Me pongo en contacto con el amigo, trabajo con sus deseos, y hago mi mejor esfuerzo para llenarlos. Estas son altas acrobacias.

(141052 – De la Convención en Sochi “Día dos” del 14 de Julio del 2014, Lección 4)

Nuevos horizontes más allá de la línea de meta

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede la unificación de las personas influir en la seguridad de ellas?

Respuesta: El poder de la unificación que despertamos es una fuerza colectiva que actúa e influye en el mundo entero. Toda la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada y los seres humanos están en el campo de esta fuerza superior que los enlaza y vitaliza todas las partes de la realidad.

Entonces, si el pueblo de Israel comienza a unirse, esta fuerza de unificación se despertará en todas las naciones del mundo. Es necesario recordar que el pueblo judío salió de la antigua Babilonia, donde Abraham quiso unir a todos los babilonios, que era toda la humanidad en esos días. Y ahora tenemos que terminar este trabajo, puesto que es aquello de lo que se habla en los libros de Cabalá. Hoy estamos en la línea de meta final de toda la historia.

Pregunta: Muchos creen en la existencia de la fuerza superior, pero otros no. ¿Qué podemos hacer con ellos?

Respuesta: No es necesario creer en una fuerza superior. ¡Hay que descubrirla! La sabiduría de la Cabalá es una ciencia para revelarle la fuerza superior, al Creador, a las criaturas en este mundo. Lo que nosotros llamamos descubrir la fuerza superior es sentir cómo se extiende entre nosotros, llenándolo y conectándolo todo. Podemos sentir cómo esta fuerza superior conecta todas las partes de la creación: la materia inanimada, vegetativa, y animado. Esta maneja al mundo entero.

No sabemos qué pasará con nosotros en el siguiente momento o las razones que hay para todo lo que sucedió en el pasado o qué está sucediendo en el presente. No entendemos lo que está sucediendo en absoluto, y sólo nos sentimos una parte muy limitada de la realidad. ¿Podría ser que exista algo más, además de nuestro mundo?

El alcance, la comprensión, la sensación de la fuerza superior, y su descubrimiento abren nuevos horizontes frente a nosotros.

Pregunta: ¿A dónde descubrimos esta fuerza superior?

Respuesta: Nosotros revelamos la fuerza superior en el centro de nuestro círculo, dentro de la conexión entre todos los que están sentados en el círculo.

Pregunta: Si existen esta fuerza superior y bondad, entonces ¿por qué no se calman todos los terroristas?

Respuesta: El objetivo de esta fuerza superior es llevarnos a todos a la semejanza y equivalencia con ella y transformarnos en dadores, así como lo es ella. Tenemos que estar acoplados, unidos, y amarnos unos a otros. Así es como nos elevamos al nivel del Creador, el dador, el que nos ama. Entonces sentimos la realidad tal y como la siente el Creador. Este es el mejor y más perfecto estado.

Los cabalistas que descubren este estado perfeccionado dicen que la meta de la creación es darles placer a las criaturas. Y darles placer sólo es posible cuando nosotros elevamos la creación al nivel del Creador mismo.

Por lo tanto, lo único que nos ayudará ahora es difundir la sabiduría de la Cabalá. El pueblo de Israel debe entender en qué condición se encuentran y qué deben hacer. Este es un pueblo único que está obligado a unirse, y a través de esta unidad, ellos sanarán todo el antisemitismo en el mundo y se protegerán de todos los enemigos.

En el momento en el pueblo de Israel se una, esta unidad se extenderá al mundo entero y obligará a unirse a todos los pueblos. El mundo entero sentirá esto subconscientemente y dejará de culparnos a nosotros e incluso empezará a ayudarnos. Todos nuestros enemigos anteriores se volverán nuestros aliados y ayudantes más cercanos.

Todo lo que se necesita es que todos se unan a nuestro círculo, que se conecten al Canal 66 [israelí]. Esto es suficiente. Si la persona quiere saber más e integrarse de manera más activa en el proceso de corrección, fortalecerse a sí misma, y acelerar su desarrollo, hay todo tipo de posibilidades para ello. Todo nuestro material está abierto a todos y es totalmente gratuito.

Pregunta: ¿Es usted optimista? ¿Cree que tendremos éxito en la realización de esta nueva dirección?

Respuesta: Yo soy muy optimista. Para ello es necesario un arduo trabajo persistente, pero creo que estamos listos para avanzar y mejorar la situación general.

(143573 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 2 de Septiembre del 2014)

El crecimiento secundario del terror, parte 2

Dr. Michael LaitmanPregunta: A pesar de todos los esfuerzos, el terrorismo global está cada vez más radicalizado. Hay muchas organizaciones nuevas que son aún más extremas y crueles que las que hemos conocido hasta ahora.

La lucha contra Al-Qaeda no ha tenido éxito. Es peor aún, la organización llamada ISIS proviene de ellos y ha intensificado sus ataques sangrientos. ¿Es posible encontrar el punto débil, un talón de Aquiles en los jefes de esta organización con el fin de afectarlos?

Respuesta: Nunca seremos capaces de afectarlos. La única manera es hacerlo a través de un mundo unido que sea una barrera que los bloquee. En ese caso, se secará el flujo de voluntarios que se unen al terror y la gente realmente comenzará a fluir hacia nuestro lado.

Nosotros también hacemos un llamado a la unidad, pero, a la unidad ilimitada universal, independiente de cualquier diferencia. Ustedes pueden ser de negros, blancos, rojos, cristianos, judíos, musulmanes o hindúes, esto no hace ninguna diferencia. Todas las personas y todas las naciones del mundo deben convertirse en uno, en un marco común, en una sola familia humana por medio de la fuerza de la unidad general.

Estas son las leyes de la naturaleza que requieren que estemos en un estado de unidad y equilibrio, en un sistema de conexiones integrales entre nosotros. Si mantenemos esta condición, nos sentiremos bien, mientras que las organizaciones terroristas estarán en una mala posición.

La naturaleza siempre aspira sólo a la unidad y la unión. Se trata básicamente de un sistema integral en el que todas sus partes están mutuamente conectadas. Por lo tanto, tenemos que incorporarnos en este sistema con el fin de recibir de la naturaleza el máximo de fuerzas positivas amigas.

Con el fin de hacer eso tenemos que conectar a toda la humanidad en una sola familia y luego nos encontraremos en un estado de equilibrio con la naturaleza. Esta es la ley del equilibrio, la homeostasis, la equivalencia de forma.

Pregunta: ¿Por qué es necesariamente que esta ley trabaje en contra de los terroristas?

Respuesta: Debido a que la compatibilidad con la naturaleza nos permite atraer las fuerzas positivas de ella. La humanidad sólo tiene que conectarse y unirse correctamente de tal forma que las personas hagan todo lo que esté en su poder para crear una familia que viva de acuerdo a los principios de la asistencia mutua y la garantía mutua. Esto debe ser en la medida en que todos estemos en un mismo nivel y todos tengan todo lo que necesitan en un sentido racional. Si organizamos las cosas de esta manera, las personas se sentirán atraídas hacia esto.

Después de todo, nosotros queremos vivir en un mundo bueno que sea seguro y feliz sin grandes brechas sociales: ricos y pobres, afortunados e intrusos, sanos y enfermos… Cada uno debería sentirse bien y saber que vive en un mundo bueno y seguro y que vivirá una buena vida en un entorno maravilloso que cuida de él y en el que él cuida de los demás. Hacia esto es que debemos atraer a la gente y esto es lo que ellos realmente quieren, pero no tienen ningún líder que pueda cumplirlo.

(143480 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 9 de Julio del 2014)

La persona desarrolla al Creador

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Realmente podemos descubrir al Creador entre nosotros ahora?

Respuesta: Entendemos el concepto de “Creador” como una sensación de compañerismo, conexión y amor. No se trata de algo limitado por el espacio y el volumen. Más bien, se trata de la fuerza general de la naturaleza por la que vivimos. Nosotros la desarrollamos; eso es lo que hacemos.

Si somos capaces de organizarnos de manera que descubramos esta fuerza, entonces existirá. Del mismo modo, ella también influye en nosotros, y nosotros también estaremos conectado con ella. Esto significa que la persona desarrolla al Creador.

Debemos tratar constantemente de encontrar esta corriente a través del cual todos nosotros avanzamos y existimos. Debemos evitar los pensamientos y actividades extrañas. Esto significa que todo estará dirigido sólo hacia la conexión. Esta vivirá en nosotros, y nosotros automáticamente la sentiremos.

Como se entiende, cada uno de nosotros hará un esfuerzo especial en este sentido. Sin embargo, este esfuerzo será deseable. Será como la persona que juega baloncesto e invierte esfuerzo en ello, pero lo disfruta. Después de todo, en este mundo obtenemos placer de muchas actividades en las que nos parecemos que invertimos grandes esfuerzos.

Entonces, debemos entender que nuestros esfuerzos crearán una sensación de placer en nosotros. Específicamente, esto creará el impulso de acercarnos, con la intención de satisfacer al Creador. Esto nos hará felices y nos dará vitalidad.

El MAN es lo que nos nutre en el desierto. El MAN es el ascenso del deseo. En el mundo físico nosotros trabajamos y luego se nos paga, mientras que el trabajo espiritual mismo se convierte en la recompensa. Los esfuerzos se convierten en nuestro alimento. Una sensación de carencia, hambre, y anhelo nos satisfacen.

Así que de repente empezaremos a entender que aún antes estábamos en este estado perfeccionado. Simplemente no lo sentíamos, y, ahora que hemos limpiado toda de nuestras intenciones, que hemos preparado el Kli sensorial, vemos que existimos dentro de este. Nada cambia, excepto el hecho de que hemos comenzado a comprender correctamente el estado en el que estamos. Parece que tenemos ante nosotros como un universo que ha cambiado, como una humanidad que ha cambiado, como otro mundo. Sin embargo, todo esto ocurre en relación con nosotros, porque nosotros somos quienes hemos cambiado.

¡MAN (oración) es anhelo mutuo, ayuda mutua, preocuparme de que mis amigos descubran la fuerza superior! Esto se convierte en la única meta de mis esfuerzos, y, si me pregunto, “¿en qué estoy pensando?”, significa que me preocupa que todos los amigos de todo el mundo, que todo nuestro inmenso grupo, reciban el descubrimiento de la característica de otorgamiento y amor entre nosotros. Si todos pensamos de esta manera, si todos nos sentimos responsables de todos los demás, entonces esto tendrá éxito.

Depende de nosotros el alcanzar esto. No debemos esperar cambios externos, sólo cambios internos que deben ser tales que sintamos el mundo superior en nuestro estado normal.

Por lo tanto, debemos tener una sola petición singular como meta. El anhelo debe ser compartido. Las intenciones y los pensamientos de cada uno deben ser no acerca de sí mismos, de sus alcances, sino sólo sobre nuestros alcances. En la primera etapa, es “nosotros” en vez de “yo”. En la siguiente etapa, hay un todo único en vez del “nosotros”. Todos nosotros nos fusionamos con el Creador. Esta es forma en la que la fuerza superior única de la naturaleza empieza a descubrirse dentro de la conexión entre nosotros.

(144079 – De la Convención en San Petersburgo del 18 de Septiembre del 2014, Lección de preparación 1)