entradas en '' categoría

Los resultados de la carrera de mil años

dr.laitmanPregunta: El ciclo anual de los días festivos judíos simboliza la serie de estados por los que pasa una persona en su camino hacia la conexión y la unificación, y esta es la meta de la evolución de toda la especie humana. Cada día festivo representa una etapa particular en el camino hacia la unificación.

¿Por qué todo este ciclo completo termina en el mes de Elul en el que resumimos los resultados de lo que hemos atravesado y alcanzado, y nos juzgamos a nosotros mismos?

Respuesta: Israel significa Yashar El (directo a Dios), es decir un deseo dirigido directamente hacia la fuerza superior de la naturaleza. El Creador es la naturaleza, entonces, aquí se habla de nuestro equilibrio con la naturaleza. Hubo un tiempo en el que Abraham descubrió que esta es precisamente la meta de la evolución humana que debemos alcanzar. Ese grupo de estudiantes que se reunieron a su alrededor en la antigua Babilonia y a los cuales él trajo a la tierra de Canaán, finalmente, se convirtieron en el pueblo de Israel.

Esta fue una comunidad de personas que definieron como la meta el alcance de la equivalencia de forma con la fuerza superior. La mayor fuerza de la naturaleza es la fuerza de otorgamiento y amor. Esto es lo que Abraham les enseñó a los babilonios que lo siguieron: el amor de unos por los otros, otorgamiento, y benevolencia. La benevolencia es la característica original y primordial de Abraham.

Durante sus investigaciones, Abraham descubrió la meta de la existencia de la especie humana, que es la de revelar el amor entre todos los hombres, o al menos en un primer momento, entre algunos de ellos. Gracias a las relaciones como éstas, ellos alcanzaron similitud entre ellos: igualdad y similitud con la naturaleza, con su fuerza interna llamada el Creador.

La naturaleza está basada en una sola fuerza que conecta juntas todas las partes de la creación, que son las partes del inanimado, vegetativo, animado y hablante. Todas ellas están incluidas en un solo sistema que conecta juntos todos los elementos en armonía general y trabajo conjunto.

Es igual que una célula que trabaja en nuestro cuerpo en cuyo interior hay un mundo entero, un incontable número de elementos conectados entre sí, como genes, bacterias, y lo que sea que pudiera estar allí, pero todo se encuentra en armonía general. Si no hay armonía, entonces se trata de una enfermedad.

Toda la naturaleza es como una célula; se trata de un único sistema integral cerrado global, y absolutamente conectado. No hay partes en él que puedan operar de manera independiente de los otros y desarrollarse por separado de ellos. Todo el desarrollo está mutuamente conectado y definido con precisión.

Últimamente, la ciencia está descubriendo cuán carente somos de libre elección y que todo está determinado por genes, hormonas, y la combinación de productos químicos y diversas bacterias. Lo que yo haga, qué decisiones acepte, hacia quién me atraiga, y qué evite, sólo depende de esto.

Ingenuamente pensamos que tenemos libre elección, sin embargo, no la tenemos. Sólo llevamos a cabo obedientemente las órdenes de la naturaleza. La persona se encuentra dentro de la naturaleza, y todo su desarrollo está determinado mediante una combinación de las fuerzas internas dentro de ella. Ella también obedece y sigue ciegamente sus instintos como los animales.

¿Por qué medio está dispuesta a influir en su desarrollo la persona? En primer lugar, debemos entender que la naturaleza tiene una sola ley, y es ley de la unidad general. Esta ley conecta entre sí las partes de la naturaleza en un solo sistema, excepto una parte, que es el ser humano.

La humanidad, en última instancia, también debe alcanzar esa misma conexión y alcanzar el equilibrio con todas las partes de la naturaleza. Sin embargo, esto es un resultado de los golpes y la presión a través del sufrimiento y los problemas durante miles de años de evolución. Esto nos ha costado mucho sufrimiento y dolor.

Después de todo, sabemos cuán dispuesta a empujarnos está la naturaleza. Durante miles de años, la sociedad humana ha avanzado y vivido como en una jungla salvaje donde uno devora al otro. Sin embargo, en alguna etapa del desarrollo, de repente nos decimos a nosotros mismos: “¡Basta!”

Esto significa que los sentimientos y la inteligencia se descubren en nosotros a un nivel tal que empezamos a pensar y nos preguntamos acerca de la razón de nuestro tormento sin fin. ¿Por qué estamos obligados a sufrir? ¿Qué conclusiones útiles pueden derivarse de estos sufrimientos? ¿Quién disfruta de nuestra vida? ¿A quién podemos darle placer?

Estas preguntas aparecen por sí mismas en nuestras mentes y corazones. Debido a los golpes y al dolor, empezamos a preguntarnos: “¿Qué significa esto?” Ya hemos pasado por la primera y segunda guerras mundiales. ¿Cuánto más es posible soportar? Hoy en día, el mundo se encuentra en el umbral de una tercera guerra mundial. Ya hemos hablado de esto abiertamente.

Esta es una vida bajo condiciones de terror. Hay terribles problemas, una sensación de impotencia. La mitad del mundo arroja a la basura los productos excedentes, mientras que la otra mitad se muere de hambre. La humanidad de hoy posee tales poderes y posibilidades inmensos, pero miren lo que hacemos con estas inmensas capacidades y potenciales.

Nos vemos obligados a parar aquí y a resumir, a juzgarnos a nosotros mismos. El mes de Elul representa este arrepentimiento. Después de esto, recibimos una especie de comprensión y conocimiento. Llegamos a ser un poco más sabios. Aparece en nosotros la Ohr Jojma (Luz de la Sabiduría) que nos dice: “Ustedes están sufriendo, pero pueden no sufrir. Solo es necesario que entiendan de dónde les llega el sufrimiento. Entonces sabrán cómo ser liberados de él”.

Todas estas preguntas se despiertan en nosotros, y nos hacen un llamado a una búsqueda e investigación de la causa del sufrimiento. Ellas se despiertan debido a la iluminación única de la comprensión de nuestro corazón y mente llamados Elul. La palabra “Elul” es un acrónimo de “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío”, Ani leDodi veDodi Li, (Cantar de los Cantares 6: 3).

“Mi amado” es ese inmenso sistema de la naturaleza que nos desarrolla. Nosotros recibimos de él una señal especial, experimentan sensaciones únicas y perspicacia mental que hace que sea posible que podamos entender lo que el sistema de la naturaleza quiere de nosotros, qué está pensando, y qué se exige de nosotros. El sistema general de toda la creación es llamado el Creador, o la naturaleza, que es la misma cosa.
(144340)
– Del Kab.TV “Una nueva vida” del 9/14/14

El juego común contra el ego privado de cada uno

dr.laitmanPregunta: Los niños en la diáspora suelen ir a escuelas judías denominadas escuela hebrea. Estas son escuelas especiales que están abiertas los domingos, donde los niños aprenden hebreo, historia judía y las costumbres judías. Tratemos de imaginar una escuela donde se enseña la unidad. ¿Cómo puede ser? ¿Qué puede suceder allí?

Respuesta: Las personas aprenden allí no por medio de la conexión, por medio de juegos de conexión ni por medio de discusiones en círculos. Por supuesto, los niños también participan en actividades físicas como juegos con pelotas, etc., pero ellos no juegan unos contra otros, sólo juntos.

Nosotros debemos desarrollar juegos que no estén basados en la competencia entre los individuos ni entre equipos. En cambio, la persona tiene que competir contra sí misma con el fin de incorporarse adecuadamente dentro de la actividad común y verse a sí misma como su propio competidor.

Esto no se aplica sólo a los niños, porque los padres también tienen un problema. A ellos se les deben enseñar los principios de la vida familiar y la forma de impartirles a sus hijos una actitud general, integral hacia ese mundo.

Los temas relevantes deben discutirse en los círculos en los cuales todos se conectan y luego es necesario proseguirla y ampliarla en casa.

Pregunta: ¿Es esto lo que hará que un niño sea judío?

Respuesta: Por supuesto, ya que un judío es alguien que anhela la unidad y la conexión con todos. Un judío es alguien que sabe que su papel en la vida es ser Luz para las naciones y traerle la corrección al mundo a través de la conexión. Esto es especialmente cierto en nuestros tiempos, en el momento de la crisis mundial, en el que no hay otra opción, sino la conexión entre todas las partes de la realidad, en perfecta armonía, en un círculo.

En términos generales, no se trata de una escuela judía, sino de una escuela de comunidad social donde toda la familia viene a practicar la conexión. Cuando ellos realizan estos ejercicios, sienten que de repente una cierta fuerza los rodea y cambia su percepción de la realidad de tal forma que el mundo parece diferente.

Las conexiones y las relaciones comienzan a cambiar internamente bajo el efecto de la fuerza de unidad que invoca la Luz, y eleva a las personas a un nuevo nivel de comprensión. Ellas empiezan a ver el mundo como nunca antes lo han visto, como si usaran gafas que enfocan para corregir la nebulosidad y la visión borrosa de su miopía, y se convierten en una imagen conectada que se extiende en la distancia.

Esta es exactamente la sensación que sentirán tanto los niños como los adultos, a partir de su primer taller.

Pregunta: ¿Esta conexión ayudará a superar las diferencias entre ellos?

Respuesta: La conexión no sólo ayudará, sino que además resolverá todos los problemas. La conexión nos da fuerza, no con el fin de superar las dificultades y ganar, dado que cuando estamos unidos, nadie sale derrotado. La unidad entre nosotros hace todo el trabajo y aleja a todos nuestros enemigos, todas las interferencias, las enfermedades y los problemas, todo lo que viene del amor propio.

Al mismo tiempo, no hay necesidad de renunciar a nuestras opiniones y a nuestras creencias, sino sólo agregar nuestro esfuerzo con el fin de conectarnos con toda la nación, con todo Israel; eso es todo.

Esto es lo que nos dicen la Torá y la investigación actual de conexión de la sabiduría de la multitud. La nación de Israel debe ser la primera en conectarse. De lo contrario la fuerza de la conexión no será capaz de pasar a través de ella hacia las naciones del mundo.

Pregunta: ¿Por qué tiene que allanar este camino la nación de Israel?

Respuesta: No todos están de acuerdo en que somos especiales, pero la historia demuestra que es así. Somos especiales porque el mundo entero depende de nosotros. Aunque esta conexión sea invisible, por el momento, las naciones del mundo no la sienten. Hay quienes creen que sus vidas serían mucho mejor sin nosotros, pero hay otros que sabemos que tenemos que cambiar y que este cambio será para el beneficio del mundo.(141274)
– Del Kab.TV “antisemitismo” del 6/18/14

El camino hacia el estado de Yom Kippur

dr.laitmanWeisman, “Sefer Midrásh”, “Ajarei Mot”, “El sagrado trabajo en Yom Kippur”: Sea Tu voluntad, oh Señor, que este año sea bendecido con mucha lluvia, sol, sombra y rocío; que sea un año de misericordia del Cielo, un año bendito, un año de abundancia, de éxito en lo que hacemos, un año en el que Tu pueblo, la nación de Israel no sean dependientes unos de otros, ni se dominen unos a otros.

A primera vista esta plegaria parece una plegaria común: Dame todo lo que necesito, lo que necesita mi cuerpo corpóreo, lo que necesita toda la nación; deja que haya paz y abundancia. Pero las plegarias que se hacen para nuestro ego, para sentirnos cómodos, no le llegan al Creador. Solo las plegarias en las que elevamos nuestra petición por la corrección, se elevan a Él, y a esto nos referimos con recibir todos los beneficios que están especificados en esta plegaria. Después de todo, la Luz se esparce sobre nosotros y está lista para llenarnos completamente. La vaca quiere alimentar más que lo que el ternero quiere mamar y estalla con una abundancia de leche.

Pero el punto es que no estamos listos para recibir la Luz abundante. Entonces cuando pedimos por una cosa u otra en el mundo espiritual, en el atributo interno, nos referimos a la corrección: “Danos la oportunidad de construir un Masáj (pantalla) para que seamos capaces de recibir el llenado que viene de las Luces Superiores para Tu beneficio”.

Yom Kippur no es la revelación del otorgamiento con el fin de otorgar, sino de recibir con el fin de otorgar. Al llenado de otorgar con el fin de otorgar lo simboliza Janucá y recibir con el fin de otorgar lo simboliza Purim. Con el fin de acercarnos al estado de Yom Kippur, tenemos que cumplir todas las condiciones que se nos dieron durante la entrega de la Torá, lo cual significa aclarar todos nuestros 613 deseos y ascender al nivel de sumo sacerdote.

Es decir, revelar dentro de nosotros los deseos más bajos y recibir en ellos la Luz más elevada y elevarlos al nivel del sumo sacerdote en el que Maljut de Atzilut eleva sus deseos a GAR de Atzilut, a Arij Anpin. Este estado es llamado Yom Kippur y simboliza la revelación de todos los deseos que más tarde serán revelados y recibirán su llenado en Purim (Kipurim es lo mismo que Purim).

Este es un gran nivel; la Luz Superior empieza a iluminar todos nuestros deseos y brilla en cada alma. Empezamos a entender qué tenemos que hacer con esta.

Tal trabajo serio se hace bajo la influencia de la Luz Superior en un grupo, durante el estudio que es enfocado adecuadamente por el maestro. Esta es la preparación para el nivel espiritual.

En total, no debemos imaginarnos algún día, un Templo, una montaña o Jerusalén. Todos estos son atributos internos de la persona, los cuales deberíamos alcanzar internamente de esta manera, revelarlos y dominarlos, y ascender al nivel del sumo sacerdote.

Lo principal es que todas estas correcciones nos lleven al punto de unidad. Por lo tanto se nos dice “…un año en el que Tu pueblo, la nación de Israel no sea dependiente de otros ni se dominen unos a otros”. Es en este punto de unidad que se siente la conexión con el Creador. Es solo por medio del alcance de la unidad que empezaremos a sentir  “uno revela al Uno”.
(144299)
– De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/12/14

Material relacionado:

Las festividades judías son escalones para ascender espiritualmente y lograr una mayor unidad entre las almas
Yom Kippur y la expiación en cada alma
El día de la expiación es un día de alegría

Estados espirituales a través de las imágenes de este mundo

dr.laitmanEl Midrásh dice: capítulo “Ajarei Mot”, El Sanedrín envió sabios al Sumo Sacerdote para que lo instruyeran sobre el servicio de Yom Kippur (Día del Perdón). Ellos le leyeron pasajes de Ajarei Mot (Después de la muerte) que describían los rituales y las leyes de Yom Kippur

¿Qué problema encontramos cuando leemos estas líneas? Nos imaginamos imágenes que pertenecen a este mundo material: Visualizamos al “Sumo Sacerdote” sentado en un trono, hay sirvientes a su alrededor, y ellos agitan ventiladores y le leen sobre las leyes y servicios de Yom Kippur.

El hecho es que el último nivel del mundo espiritual fue formado dentro de la impresión que experimentamos como este mundo material. Es por esto que la explicación de los estados espirituales siempre se da a través de las imágenes de este reino.

Interpretemos esta historia dentro de una imagen espiritual. No se trata de personas, sino más bien de atributos que se construyen en el centro del alma, en el centro del grupo. Más tarde, elevan el valor del grupo según la medida en que su corazón llegue a ser capaz de contactarse con el Creador.

Los sabios que llegan al sumo sacerdote, representan las partes del alma, los deseos (Cohanim) que están corregidos y entonces se elevaron desde el punto central en el corazón, llamado Sumo Sacerdote, hacia el Creador.
(143791)
De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/12/14

Material relacionado:

Yom Kippur y la expiación en cada alma
Hacia la espiritualidad a través de este mundo
El deseo del nivel llamado “casa”