Basados en el mundo espiritual

567Lo más importante acerca de nuestros deseos es diferenciar lo puro de lo impuro, de lo egoísta. Hay deseos egoístas que son posibles de corregir ahora, y hay aquellos que corregimos en un momento posterior, en la próxima etapa, los cuales son más elevados, o no están en uso, así que los corregimos al final.

Los deseos no corregidos de los que se nos habla en la Torá son aquellos que, como parece, pasan a través de la piel de la persona y se ve en su rostro.

Así es como funciona una célula en el mundo material. La genética ha descubierto que nuestro cuerpo es un gran mecanismo que incluye billones de billones de células y cada una de ellas está en constante corrección de sí misma, y lo que no puede corregir, lo empuja hacia afuera.

Nosotros no estamos interesados ​​en lo que arroja la célula, sino en el proceso de corrección de los deseos, porque es lo más importante. El cuerpo, en cualquier caso, morirá. Pero si corrigen algunos de sus deseos, entonces ustedes permanecen y existen en ellos. Esto significa que ya tienen algún control sobre una existencia mínima en el mundo espiritual. Después es posible seguir trabajando. Lo principal es que ustedes mismos se establezcan  allí.

Comentario: Esto significa que el deseo no desaparece, sino que queda para el futuro.

Respuesta: En la naturaleza no hay realmente nada que no tenga ningún uso. Si algo no es útil para nosotros en este momento, es sólo porque no somos capaces de corregirlo.

Pregunta: ¿Aun lo que produce la humanidad también es necesario?

Respuesta: Si. Pero el mundo corporal está conectado automáticamente con la corrección. De acuerdo a nuestros pensamientos y deseos, toda la naturaleza se corrige, incluyendo el nivel inanimado de la naturaleza.

Comentario: El pasaje semanal “El Leproso” habla específicamente acerca de esto, que no se trata sólo de la persona y su cuerpo, sino que también su casa puede infectarse con lepra.

Respuesta: Bajo el concepto de “casa”, también se incluyen los deseos del hombre. La Torá no habla de nada además del hombre. Todos los deseos están divididos en cinco etapas: cuerpo, vestiduras, casa, patio, y el resto del mundo. Pero nosotros hablamos principalmente sobre las cuatro primeras etapas, ya que lo principal es corregir estas cuatro partes.

(141804 – De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” 3/05/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: