Corrección parcial

666La Torá, “Levítico” (Metzora), 15:1-15: Y el Señor les habló a Moisés y a Aarón, diciendo: “Habla a los hijos de Israel, y diles que si alguno tiene una secreción proveniente de su carne, su secreción es inmunda. Y esta será [la naturaleza de] su inmundicia debido a su secreción: “[si] su carne deja correr su secreción, o [si] su carne tapa su secreción, esa es su inmundicia.

El hecho es que antes de alcanzar el final de corrección, nosotros completamos la corrección incluso de un deseo. En el sistema integral,  hay cinco capas de deseos que se corrigen en orden: etapas cero, uno, dos, tres y cuatro. Cada una de estas está incorporada dentro de las demás. Es por eso que es imposible arreglar completamente un deseo mientras que todos los demás quedan sin corregir.

Entonces, ¿Cómo funciona esto? Nosotros nos ocupamos de la parte de un deseo que se relaciona correctamente con un deseo que ya ha sido corregido. Esta es una pulsación continua “comienza y se detiene”. Primero, se corrige una parte de un deseo, luego llega una parte de otro deseo. Después, llega una segunda parte del primer deseo y así sucesivamente.

Este es un sistema integral, al cual nos acercamos paso a paso. En otras palabras, nos acercamos a la integralidad al usar un método diferencial. De lo contrario, no puede corregirse nada en absoluto. Por naturaleza no somos integrales. Estamos divididos en cuadrados, cubos, etc. Sin embargo, al final adquiriremos la forma integral.

Por consiguiente, no es posible arreglar ni siquiera el deseo más minúsculo antes de que todo el sistema se corrija. Es por esto que ocurre un regreso constante para corregir los mismos deseos en un nivel más elevado o con una nueva cualidad en conjunción con el resto de la cadena.

Cometario: Previamente, hablamos de las partes no corregidas del cuerpo humano, hablamos de una casa. De pronto regresamos nuevamente al cuerpo humano…

Respuesta: Esto se debe a que cuando uno sube al siguiente nivel, descubre nuevos problemas.

Existen analogías para esto en este mundo. Por ejemplo, mientras más herramientas médicas inventemos, descubrimos más enfermedades, aunque parecíamos un poco más saludables antes de empezar a investigar nuestra condición presente usando nuevos métodos de diagnóstico. Es similar a leer una enciclopedia médica. Tan pronto empezamos a voltear sus páginas, inmediatamente llegamos a la conclusión de que sería mucho mejor acostarse y morir.

Esto es lo que describe la Torá: regresa a tu propio yo, pero a un nivel más elevado.

(142019 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/5/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: