Dentro del marco de un pensamiento único

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si durante el taller nosotros intentamos llegar a un estado común, entrar en él, desconectarnos, conectarnos, y de repente un recién llegado se une a nosotros, nosotros inmediatamente sentimos el desequilibrio.

Respuesta: ¡No debe haber ningún desequilibrio! Nosotros inmediatamente tenemos que “tragarnos” al amigo que vino. Supongamos que tenemos nueve personas, y de repente hay un décimo, pero él no es una molestia para nosotros, porque estamos trabajando tanto en él con nuestra intención, con nuestro deseo, que él siente de inmediato el marco que le damos y se incluye con nosotros.

Si no, después durante una ronda, sin importar qué dijo o hacia dónde iba, él debe sentir el marco del grupo, y luego ocupar su lugar.

Pero para que nosotros no caigamos de este estado, lo que necesitamos es conducirnos específicamente a nosotros mismos hacia esto. A través de nuestro deseo, de nuestros esfuerzos, de nuestro ejemplo constante, incluyendo los esfuerzos externos, tenemos que hacer que otras personas sientan que existen también en un marco ideológico especial en el que ni siquiera pueden permitirse así mismas hablar de algo externo. Esta presión total en cada uno de nosotros tiene que ser muy fuerte.
(144153)
De la Lección de Preparación 1 del Congreso en San Petersburgo del 9/18/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: