El camino indirectohacia el misterio de la vida

999Pregunta: ¿Realmente no entiendo cómo el progreso científico puede dañar a la humanidad?

Respuesta: La ciencia es una búsqueda del Creador a través de nuestras mentes materiales. Los científicos realizan numerosos estudios y experimentos con la ayuda de nuestros cinco sentidos corporales, con el fin de encontrar la fuerza superior. Todo tipo de investigación científica está dirigida hacia el descubrimiento del Creador y a resolver el misterio de la vida.

Nuestro propósito es alcanzar la fuerza superior, entender la estructura de la creación, encontrar su meta, y develar el secreto de nuestra existencia usando nuestro cerebro físico y sentidos corporales. Esto no es posible. Este camino lleva a un callejón sin salida. Tras miles de años de desarrollo científico hemos terminado en una crisis que ninguna ciencia es capaz de arreglar. La ciencia no es capaz de asegurar siquiera nuestro bienestar material.

La ciencia es un método que revela la debilidad humana y un medio para descubrir errores en nuestra búsqueda para resolver el misterio de la vida y encontrar la meta y la esencia de nuestra existencia a través de nuestros sentidos terrenales y el poder de nuestro cerebro. La ciencia elige rutas largas; sin embargo, aun así nos lleva a las conclusiones correctas.

Nuestra tarea es darnos cuenta de la incongruencia de nuestros esfuerzos y aprender a confiar completamente en la Luz que Reforma.

La meta del desarrollo del mundo es decepcionarnos de nosotros mismos. Está dicho: “No hay momento más feliz en la vida que cuando uno llega a estar completamente desilusionado de sus habilidades”. En realidad, ¡este es realmente un enorme descubrimiento! Imaginen que toda la humanidad atraviesa este proceso.

Cuando esto suceda, nos daremos cuenta de que nada excepto una plegaria puede ayudarnos; en otras palabras, nada además de elevar el MAN y adquirir la fuerza superior nos dejará actuar correctamente y alcanzar nuestra meta. No hay nada que podamos hacer excepto darnos cuenta que a la salida de la oscuridad está la Luz que lo determina todo. La Luz es fe.

Hoy, podemos hablar de esos asuntos abiertamente. Hace cerca de cincuenta  años, nadie hubiera estado de acuerdo con esas ideas, incluyéndome. Yo era el abogado más fanático del progreso científico ¡Pensaba que la ciencia lo era todo!

Los años pasaron. La humanidad se decepcionó de la ciencia. Nadie espera que los científicos hagan descubrimientos de los cuales la humanidad pueda beneficiarse. Todos los descubrimientos están condenados a traernos daño, porque contradicen la meta de la creación y los medios de su alcance, puesto que nos impulsan a confiar en el poder de nuestro cerebro.

Esto explica el por qué no podemos esperar que la ciencia nos ayude a lograr resultados positivos. A menos que dejemos de basarnos en el progreso científico y descontinuemos nuestro “enamoramiento” con la magnitud de nuestro intelecto, nada puede realmente movernos hacia adelante. Simplemente continuaremos por el camino del avance científico.

Por otra parte, no podemos despreciar la ciencia, dado que es un camino que no obstante nos lleva a la meta, aunque lo hace de forma indirecta. Cualquier camino hacia el Creador es sagrado. Al final de nuestro camino, el ángel de la muerte se convertirá en el ángel santo. “El ángel de la muerte” absorberá todos nuestros errores incluyendo la evolución científica.

El problema no está en la ciencia per sé, sino en el hecho de que confiamos en nosotros mismos y nos basamos en nuestro orgullo, en nuestra creencia de que podemos llegar a una buena vida sin conectarnos con el Creador. Este error es común en aquellos que estudian la sabiduría de la Cabalá pero la convierten en una teoría. Es el error más serio, llamado Klipá (cáscara, la fuerza malvada).

Nuestra tarea es seguir adecuadamente todas las instrucciones y estudiar la Torá en vez de hacer trucos con nuestras mentes. Existe una línea muy delgada entre esos dos procesos. Estudiar la sabiduría (Jojma) de la Torá, significa revelar la Luz de Jojma con la ayuda de la Luz de corrección que está incorporada en la Torá. La sabiduría de la Torá es la Luz de Jojma vestida en la Luz de Jassadim.

(142314 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 8/27/14, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta