La humanidad en el umbral del divorcio

Dr.Michael LaitmanTodo el método sobre el que la Torá habla, desde el primer Adam (hombre) hasta entrar en la tierra de Israel, es el proceso dentro de un grupo de cabalistas que descubren el mal dentro del grupo, mientras trabajan en la conexión espiritual entre ellos. De allí en adelante, sólo se descubre el bien.

El descubrimiento del mal es todo el odio que separa a las personas y se descubre en la medida en que ellas deseen conectarse. Sin embargo, ahora, en vez de discutir por diversos asuntos insípidos, si la humanidad quiere conectarse, no sería necesario descubrir el mal. Toda su maldad se encuentra dentro del pueblo de Israel. Por lo tanto, las naciones del mundo no pueden corregir solas este mal. Ellas lo hacen con la ayuda del pueblo de Israel y alcanzan la corrección de una vez.

Después de todo, si se revelara en ellas el verdadero mal del ego en el momento en que empiezan a conectarse, el mundo se ahogaría en el mal. Ellas realmente se devorarían hasta los huesos unas a otras. Entonces, el trabajo de conexión se lo dieron sólo a los hijos de Israel quienes son llamados el “pueblo de dura cerviz”.

El pueblo de Israel hace el trabajo de conexión y se transforman en un “pegamento” que puede conectar a toda la humanidad. Ellos trabajan junto con las naciones del mundo, pero su inclinación al mal no se revela en este trabajo.

Este es un concepto interesante. Después de todo, la inclinación al mal se revela específicamente en el momento de la conexión entre las personas, y nosotros tenemos que trabajar con eso. La Torá nos habla sobre esto en todas las etapas del desierto. En otras palabras, son las etapas de la revelación del ego que se descubre y se corrige gradualmente. Parece como si los hijos de Israel estuvieran equivocados, transgredieran, y violaran los mandamientos del Creador. Sin embargo, es precisamente de esta forma que se corrigen a sí mismos y se prepararon para la entrada en la tierra de Israel.

Después de su entrada en la tierra de Israel, ellos aún necesitaban conquistarla, pero esto ya era una guerra diferente, que fue la conquista de las naciones que estaban en la tierra de Israel: Este fue el uso del ego a través de la fuerza de otorgamiento adquirida previamente. Sin embargo, en nuestros días, con el fin de corregir todo el ego humano, es necesario conquistar el mundo entero por medio de la fuerza de otorgamiento. Las naciones del mundo no están obligadas a luchar con su inclinación al mal.

Toda la Torá nos habla sobre el descubrimiento del mal que se revela a través de la inclinación hacia la conexión. Esto es similar a lo que hace una joven pareja cuando atraviesa todo tipo de conflictos al tratar de llevarse bien en su vida compartida. Ellos se comunican cada vez más al compartir la cocina, el dormitorio compartido, la sala, tareas de la casa, el trabajo, una cuenta bancaria conjunta, y el tiempo libre.

Antes de eso, se reunían de vez en cuando en algún lugar, y esto no los obligaba a hacer nada. De repente, tienen muchas razones para conectarse, por lo tanto la inclinación al mal se revela en ellos.

El mundo entero ahora se siente como una pareja de recién casados. Por lo tanto, requiere un método, la sabiduría de la conexión, que es la sabiduría de la Cabalá. Esto es necesario en todas partes; en nuestro tiempo no hay posibilidad de conexión de ninguna otra manera.

¿Por qué la gente no está preparada para conectarse hoy? ¿Por qué tantas parejas se divorcian? Se debe a que no sólo se ha revelado el ego, sino además la verdadera inclinación al mal. Esto es así porque la humanidad ahora debe estar conectada en todo el mundo y en todos los niveles. Entonces, todos necesitarán saber que la sabiduría de la Cabalá nos enseña cómo superar la inclinación al mal.

Cuando ustedes se desean conectarse con su hijo, deben saber cómo hacer esto, específicamente con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá. Tienen que aprender a atraer la Luz que Reforma de lo contrario no tendrán una relación con sus hijos. Hoy en día, los padres pierden la conexión con sus niños que llegan a la adolescencia a la edad de 13, y, en otra década, esta conexión ya estará debilitada a la edad de siete u ocho años, e incluso antes.

Hoy, a la edad de tres o cuatro, los niños comienzan a sentirse completamente independientes. Para ellos, un padre es simplemente una herramienta para la consecución de un objetivo, que es el cumplimiento de sus deseos y no más. Este tipo de problemas van a aparecer por todas partes. Es imposible lograr la conexión sin la sabiduría de la Cabalá.

Dondequiera que las personas traten de conectarse, en el lugar de trabajo o en casa, descubrirán su inclinación al mal. Ellas quieren conectarse más y no están preparadas para esto. Entonces, se divorciará. Incluso los terroristas están divididos y no están preparados para conectarse en una pandilla. ¡Hay muchos grupos y muchas facciones entre ellos! La separación seguirá creciendo por todas partes. Pronto, todos se sentarán en su casa con un rifle, y eso es todo.

Los amigos en un grupo de cabalistas trabajan conscientemente en la conexión entre ellos. Por lo tanto, todos estos fenómenos se vuelven explícitos entre ellos de una forma muy clara y evidente. Sin embargo, los cabalistas tienen las herramientas para trabajar en contra de su ego, en contra de la separación, y en contra del odio. Los amigos realizan el rol del pueblo de Israel con respecto a todos los hijos de Israel, de la misma forma que todo el pueblo de Israel lo hacen con respecto a toda la humanidad. Por lo tanto, todos los hijos de Israel deben trabajar como un grupo de cabalistas con respecto al mundo entero.
(143116)
De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 9/7/14, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta