La persona desarrolla al Creador

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Realmente podemos descubrir al Creador entre nosotros ahora?

Respuesta: Entendemos el concepto de “Creador” como una sensación de compañerismo, conexión y amor. No se trata de algo limitado por el espacio y el volumen. Más bien, se trata de la fuerza general de la naturaleza por la que vivimos. Nosotros la desarrollamos; eso es lo que hacemos.

Si somos capaces de organizarnos de manera que descubramos esta fuerza, entonces existirá. Del mismo modo, ella también influye en nosotros, y nosotros también estaremos conectado con ella. Esto significa que la persona desarrolla al Creador.

Debemos tratar constantemente de encontrar esta corriente a través del cual todos nosotros avanzamos y existimos. Debemos evitar los pensamientos y actividades extrañas. Esto significa que todo estará dirigido sólo hacia la conexión. Esta vivirá en nosotros, y nosotros automáticamente la sentiremos.

Como se entiende, cada uno de nosotros hará un esfuerzo especial en este sentido. Sin embargo, este esfuerzo será deseable. Será como la persona que juega baloncesto e invierte esfuerzo en ello, pero lo disfruta. Después de todo, en este mundo obtenemos placer de muchas actividades en las que nos parecemos que invertimos grandes esfuerzos.

Entonces, debemos entender que nuestros esfuerzos crearán una sensación de placer en nosotros. Específicamente, esto creará el impulso de acercarnos, con la intención de satisfacer al Creador. Esto nos hará felices y nos dará vitalidad.

El MAN es lo que nos nutre en el desierto. El MAN es el ascenso del deseo. En el mundo físico nosotros trabajamos y luego se nos paga, mientras que el trabajo espiritual mismo se convierte en la recompensa. Los esfuerzos se convierten en nuestro alimento. Una sensación de carencia, hambre, y anhelo nos satisfacen.

Así que de repente empezaremos a entender que aún antes estábamos en este estado perfeccionado. Simplemente no lo sentíamos, y, ahora que hemos limpiado toda de nuestras intenciones, que hemos preparado el Kli sensorial, vemos que existimos dentro de este. Nada cambia, excepto el hecho de que hemos comenzado a comprender correctamente el estado en el que estamos. Parece que tenemos ante nosotros como un universo que ha cambiado, como una humanidad que ha cambiado, como otro mundo. Sin embargo, todo esto ocurre en relación con nosotros, porque nosotros somos quienes hemos cambiado.

¡MAN (oración) es anhelo mutuo, ayuda mutua, preocuparme de que mis amigos descubran la fuerza superior! Esto se convierte en la única meta de mis esfuerzos, y, si me pregunto, “¿en qué estoy pensando?”, significa que me preocupa que todos los amigos de todo el mundo, que todo nuestro inmenso grupo, reciban el descubrimiento de la característica de otorgamiento y amor entre nosotros. Si todos pensamos de esta manera, si todos nos sentimos responsables de todos los demás, entonces esto tendrá éxito.

Depende de nosotros el alcanzar esto. No debemos esperar cambios externos, sólo cambios internos que deben ser tales que sintamos el mundo superior en nuestro estado normal.

Por lo tanto, debemos tener una sola petición singular como meta. El anhelo debe ser compartido. Las intenciones y los pensamientos de cada uno deben ser no acerca de sí mismos, de sus alcances, sino sólo sobre nuestros alcances. En la primera etapa, es “nosotros” en vez de “yo”. En la siguiente etapa, hay un todo único en vez del “nosotros”. Todos nosotros nos fusionamos con el Creador. Esta es forma en la que la fuerza superior única de la naturaleza empieza a descubrirse dentro de la conexión entre nosotros.

(144079 – De la Convención en San Petersburgo del 18 de Septiembre del 2014, Lección de preparación 1)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: