La sociedad perfecta de Abraham, parte 4

123Pregunta: Volvamos a las etapas de cómo las personas se acercan internamente entre sí. ¿Cómo sucede esto?

Respuesta: El primer paso es cuando yo no quiero usar a un extraño, a otra persona, a algún amigo de mi pueblo, es decir, del grupo con el que vamos hacia el ideal espiritual, al principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Cuando asciendo a este grado, yo siento que no quiero hacerle nada malo a otro; no tengo malos pensamientos acerca de él. Puedo superar mi egoísmo restringiéndolo en todas sus formas, y toda mi energía está enfocada en ser absolutamente neutral con las personas, deseando estar conectado con ellos, queriendo estar con ellos. Es decir, no creo ni me ocupo de mí mismo, a costa de todo el resto.

A esto le llamamos la “restricción” de los deseos egoístas de uno y es aparentemente un estado neutral: No le desees ni le hagas a tu prójimo lo que no desearía para sí mismo.

Y el siguiente paso es “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Eso no es neutralidad, sino una acción positiva. Porque originalmente la persona descubre que todas sus acciones están dirigidas sólo a su propio beneficio, y ella no puede hacerles el bien a los demás, a excepción de que lo haga su propio beneficio.

Por lo tanto, estamos hablando de tres etapas:

  • En primer lugar, hay un reconocimiento del egoísmo;
  • Luego, su neutralización;
  • Y después, su corrección, su aplicación en beneficio de los demás.

Y esta acción final es la esencia del amor.

Pregunta: ¿Podemos decir que Abraham construyó una sociedad perfecta?

Respuesta: Sí, por supuesto. Abraham construyó una sociedad perfecta de esas personas de Babilonia que él sacó.

¡Pero aquí consideramos en general, no al pueblo, sino sus deseos! Esto también se aplica a los seguidores de la obra de Abraham, Isaac y Jacob. Sí, ellos son sus descendientes directos, pero en general, sus seguidores son llamados “hijos”, discípulos. Por lo tanto, hay conceptos tales como la “casa de Abraham”, “la casa de Isaac,” y “la casa de Jacob”. La “casa” significa la comunidad de personas que continuaron creciendo y desarrollándose.

Ellas también crecen en un sentido físico, pero lo principal es que crecieron espiritualmente hasta que se unieron plenamente en sus aspiraciones mutuas, en la conexión con los demás en el primer grado espiritual, llamado “Jacob”. Este primer grado espiritual ya es considerado el grado de “Israel”, con un toque de la futura tierra de Israel, que alcanzaremos. ¡Aunque todavía no hay tierra!

Después de todo, “Israel” significa “dirigido al Creador”. Es decir, cuando se encuentran en algún lugar y aspira a la meta, entonces ustedes son llamados “Israel”, “directo a la meta”. Alcanzar esta meta significa entrar en la tierra de Israel.

¿Qué está faltando para esto? Para ello les falta egoísmo, que ustedes corregirán y convertirán en la tierra de Israel. Es por eso que posteriormente ellos tuvieron que bajar a Egipto.

Pregunta: ¿Entonces el grupo ya se llamaba Israel, y aun así tenía que atravesar un siglo de descenso antes de adquirir la tierra de Israel, el deseo, dirigido hacia la meta?

Respuesta: Por lo tanto, se nos dice que Jacob sabía acerca del futuro y quería decirles esto  a sus hijos, pero no se le dio…

(142720 – Del Kab.TV “Babilonia, ayer y hoy” del 8/27/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: